sábado, mayo 18, 2024
Análisis

El boom editorial colombiano

FILBO

Durante el 2023, el sector editorial colombiano experimentó un crecimiento tanto en producción como en ventas netas. Este aumento en la actividad editorial impulsó conversaciones con diversos actores involucrados en la producción y planificación de la Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Desde la perspectiva del marketing y la publicidad, la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) se consolida como un punto de encuentro esencial para aprovechar el crecimiento y fortalecer las estrategias del mercado editorial colombiano. En el año 2023, según la Cámara Colombiana del Libro, las ventas netas del sector editorial experimentaron un notable aumento tanto en producción como en ventas, lo que resalta la relevancia de eventos como la FilBo en la promoción y comercialización de libros.

En diálogos con P&M, diferentes actores de la industria, incluyendo al Ministerio de Cultura y la Editorial Pontificia Universidad Javeriana, subrayan la importancia estratégica de la planificación de un evento de la magnitud de la FilBo. Contrastando fuentes y cifras con la Cámara Colombiana del Libro, se confirma el repunte del mercado editorial, lo que resalta aún más la necesidad de aprovechar eventos como la FilBo para potenciar las estrategias de marketing y publicidad, tanto a nivel estatal como desde el sector privado.

¿Cómo es la preparación de la FilBo?

Por su parte el Ministerio de Cultura prepara meticulosamente su participación en la FilBo, comenzando con la planificación conceptual desde el año anterior, asegura José Vicente Guzmán Mendoza, periodista del equipo de Divulgación y Prensa del Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes, “La preparación empieza desde el año anterior a la feria casi que a finales del segundo semestre del año, es decir apenas acaba la feria, el área de Literatura la Biblioteca Nacional empiezan a pensar cuáles van a ser los temas para la el año siguiente”.

FILBO

Luego, se enfoca en establecer un concepto sombrilla que guíe la programación y selección de eventos, priorizando temas relevantes por ejemplo este año es la conmemoración del centenario de "La Vorágine" y otros hitos culturales. La estrategia se centra en la difusión de actividades alineadas con este concepto, a través de la creación de contenidos propios y la coordinación logística para garantizar una presencia efectiva durante el evento, todo ello en línea con los objetivos y políticas culturales del Ministerio.

El objetivo es promover conversaciones significativas y reflejar los objetivos culturales del Ministerio, aprovechando la FilBo como plataforma para promover la cultura y el diálogo en Colombia.

¿Cómo vive la FilBo las editoriales académicas?

Nicolás Morales, director de la Editorial Pontificia Universidad Javeriana menciona que la preparación comienza un año atrás y es un proceso extenso y meticuloso. “Esta feria representa un momento crucial para estas editoriales, ya que alrededor del 30% de sus ventas anuales se realizan durante este evento”, afirma Nicolás. Por tanto, la planificación se enfoca en aspectos como la selección de novedades editoriales, la logística del stand y la capacitación del personal de ventas, con el objetivo de maximizar la presencia y el impacto en la feria.

El departamento de mercadeo desempeña un papel fundamental en la preparación de la FilBo al anticipar las expectativas del público. Esto implica dirigirse a redes sociales y contactos académicos para promocionar las novedades editoriales con meses de antelación, permitiendo que las obras ganen visibilidad y generen interés antes del inicio del evento.

La planificación detallada y la promoción anticipada son cruciales para garantizar el éxito de las editoriales universitarias ya que compiten en un entorno con diversidad de públicos y contenidos.

La estrategia de las editoriales universitarias en la FilBo abarca tanto libros populares con un alcance más amplio como obras especializadas dirigidas a públicos más selectos. Mientras algunos títulos atraen a un público más general, otros, como los relacionados con historia colonial o temas especializados, tienen un alcance más limitado pero igualmente relevante.

Vale la pena resaltar que los libros de educación está entre los sectores que más vendieron en el 2023. Según cifras de la Cámara Colombiana del Libro las ventas netas del sector editorial colombiano ascendieron a 959.440 millones de pesos en 2023, con un crecimiento de 7,7% con respecto a 2022. De los cuatro subsectores, tres registraron crecimientos, empezando por los libros de educación con 15,0%, seguido por los libros de interés general con 7,3% y los libros técnicos y científicos con 3,1%. Por el contrario, los libros religiosos decrecieron 2,7%.

FILBO

De las ventas totales, la producción nacional de libros representó 66% de las mismas y las importaciones participaron con 34% restante.

FILBO

Canales de venta

Las librerías son el principal canal de venta del sector editorial, con una participación de 37,3%, con un aumentando respecto al 2022. Le siguen en importancia las distribuidoras con 12,9%, las exportaciones con 9,7% y las ventas en línea de libros impresos a través decanales propios de la editorial con 6,3%. Estos cuatro canales de venta representan en conjunto 66,2% del total de las ventas.

FILBO

De acuerdo con el subsector, la participación de los canales varía según el subsector. Para las editoriales de libros de interés general tienen mayor importancia las librerías y puntos de venta propios al representar 57,2% del total. Para los libros de educación prevalece las ventas a través de distribuidoras con 23,1% del total, seguido por las ventas institucionales al sector privado de textos con 19,2%. En las editoriales de libros técnicos y científicos predomina las librerías y puntos de venta propios con 31,3%, seguido por las exportaciones con 10,9%. Por último, en las editoriales de libros religiosos la venta principal es a través de librerías y puntos de venta propios con 72,0%, seguido por las exportaciones con 16.2%. Otros canales típicos en la venta de libros por parte de las editoriales son las grandes superficies representando 2,7%, las ventas a bibliotecas con 3,3% y ferias de libro con 2,9% de participación del total.

También le puede interesar: ¿Qué es un redactor publicitario?

TAGS