DDB Latina presenta su reporte de tendencias del consumidor 2019

tendencias del consumidor 2019

DDB Latina dio a conocer el reporte de tendencias del consumidor 2019, cuyo autor es Juan Isaza, vicepresidente de planeación estratégica de DDB Latina. Polarización, ansiedad, el valor de la soledad, reinvención de la masculinidad y realidades paralelas son algunos de los enfoques de las predicciones para este 2019.

Lea a continuación en que consisten ocho de las tendencias de este reporte:

Tendencias del consumidor 2019

1 Polarización extrema

De acuerdo con Juan Isaza, si hasta hace poco se pensaba que estábamos frente a un mundo polarizado, “ese era apenas el comienzo”. Considera que en un contexto en el que refugiados, desigualdad y diferentes visiones religiosas son la noticia, serán también la fuente de división durante este año.

En cuanto al impacto que tendría este tema para las marcas, Isaza cita un artículo publicado por la revista online Medium y señala: “se vaticina que a medida que el mundo se polarice más, también lo harán las marcas… Sin embargo, también es claro que solo las marcas con una convicción fuerte y un capital de mucha credibilidad aguantarán entrar en discusiones de alto voltaje. Las demás encontrarán mejores oportunidades en enfocarse en los factores que unen y reconcilian a las sociedades, aunque esos puntos sean cada vez más escasos…”.

2. Sobreviviendo a la ansiedad

La incertidumbre, dice Juan Isaza, seguirá siendo uno de las características de los consumidores. “La posibilidad de una desaceleración económica sigue en el ambiente… Como lo han mencionado algunos, vivimos en un momento de la historia en el que tenemos más data y más información que nunca y, sin embargo, vivimos en una sensación permanente de incertidumbre. Esto nos genera el deseo permanente de querer escapar y hace que sea más abandonar el pensamiento cortoplacista de supervivencia”, agrega.

Al respecto, considera que las marcas tienen una gran oportunidad de ayudar a las personas a que vean el lado positivo de la vida y del contexto actual. Todo esto entendiendo que los consumidores de hoy sienten muchos temores e incertidumbre porque comparan su vida con la de otros en redes sociales, o se preocupan por temas como el aumento de la edad para la jubilación. Categorías de producto o servicio que aminoren la sensación de ansiedad podrían tener una gran oportunidad.

3. Post autenticidad

Hablar de autenticidad en una era en la que resulta fácil falsificar, duplicar y copiar, es una palabra que comienza a desgastarse, mientras la honestidad se convierte en uno de los valores más importantes. Así mismo, dice  Isaza que es momento de trascender el concepto de lo hípster.

“La esencia del concepto de autenticidad nace del ser, genuino, ser uno mismo en relación con los demás. Es por ello que en un mundo en donde todo se puede reproducir, copiar y hacerse más viral, quizás un concepto más útil sea la honestidad. Hoy se hace muy difícil que las personas, las compañías o las instituciones sean realmente genuinas, que sus propuestas sean únicas e irrepetibles. Pero, en cambio, sí es posible exigirles que digan la verdad”, señala Juan Isaza.

En cuanto a lo que ocurrirá con las marcas, Juan dice que si bien el tema de los influenciadores seguirá con mucha fuerza durante este año, serán mejor aceptados y percibidos los microinfluenciadores, es decir, aquellos con menor cantidad de seguidores y alcance lograrán mayor credibilidad. Por otro lado, las grandes celebridades que comparten experiencias de productos o servicios comenzarán a verse como parte de la “falsa autenticidad”.

4. Bendita soledad

El crecimiento de soltería como estado civil comienza a darle una interpretación distinta al concepto de soledad. Sin embargo, también resulta preocupante cuando la soledad se asocia con la depresión.

“Las marcas que exploren las oportunidades de crear valor entre los grupos de población que viven solos, pueden rentabilizar una tendencia que les puede traer muchos beneficios en el mediano y el largo plazo. Las marcas que encajen en sus vidas, se quedarán para siempre”, señala Juan.

También le puede interesar: Estos son los sectores que generarán empleo en 2019

5. Realidad paralela

Gracias a la tecnología, los espacios físicos permiten experiencias personalizadas. El mismo espacio permite que cada consumidor lo experimente de manera distinta. La data y la Inteligencia Artificial podrían darle una interesante oportunidad a la publicidad en espacios físicos.

Adicionalmente, cuando se pretende unir los mundos físicos y online, los videojuegos se van convirtiendo en una de las herramientas más acertadas.

Muchas marcas líderes en retail han entendido que la realidad virtual y aumentada ya no son un ´juguete divertido´ sino que han visto el valor estratégico que conllevan. Hay por lo menos tres grandes áreas en las que puede desarrollarse una mentalidad de realidad paralela, haciendo que el punto de venta o cualquier otro espacio físico se potencie. La primera, es la generación de contenidos con la ayuda de la realidad aumentada (…) En segundo lugar, están todas las oportunidades que permiten a la gente probarse los productos o verlos puestos en su propio espacio antes de comprarlos (…) Finalmente, y quizás la más importante, tiene qué ver con las oportunidades de personalización de la experiencia…”, explica Juan.

Publicidad

6. Tiempo de desconexión

Casi que contrario a las tendencias que usted acaba de leer, 2019 –dice Juan– puede ser un año para que los consumidores se cuestionen sobre el uso excesivo de los teléfonos celulares y la tecnología en general. Así que considera que podría ser un momento en el que veamos los primeros movimientos antirobots.

En 2019 se hablará mucho de los cobots, los robots colaborativos que se desarrollan para hacer mejor el trabajo de los humanos”, dice Juan, quien además considera que las marcas que contribuyan a cerrar la brecha entre máquinas  y seres humanos tendrán la oportunidad de conectarse con las personas y las comunidades.

Adicionalmente, “las marcas que motiven a la gente para que disfrute lo mejor de la tecnología como parte de la vida y no en vez de la vida, se ganarán el aprecio y respecto de los ciudadanos”, apunta.

7. Reinventar lo masculino

El mundo se encuentra ante un contexto histórico y está relacionado con la lucha de las mujeres por alcanzar la equidad de género. Los hombres, históricamente acostumbrados a ocupar posiciones de liderazgo se verán –considera Juan– en la obligación de reinventar su rol y el concepto de masculinidad.

“No hay duda de que los cuestionamientos sobre la masculinidad llegan justo en un momento en el que cada vez hay más conversaciones sobre el concepto de género. El tema de la identidad sexual será uno de los que más discusiones motiven en 2019”, agrega Juan y considera que este es un momento que puede dejar muchas lecciones para las marcas al momento de dirigirse a hombres y/o a mujeres. El reto está en dejar los estereotipos a un lado.

8. El serio ambiente

De acuerdo con el reporte de tendencias de DDB Latina, cuyo autor es Juan Isaza, 2019 puede ser el año en el que se hagan tangibles iniciativas y compromisos de los ciudadanos respecto al cuidado del medio ambiente.

En 2019 escucharemos hablar aún más sobre la importancia del compromiso ambiental relacionado con el vestuario. El consumidor apoyará a las marcas que reciban las prendas usadas y faciliten su reciclaje… La opinión pública rechazará las prácticas que se consideren como una amenaza contra el ambiente… Es indudable que este paso del discurso a las acciones reales en bien del planeta impactará directamente sobre la vida diaria”, señala Juan.

En cuanto a las lecciones de esta tendencia para las marcas, Juan Isaza considera que ambiental ya no es un tema opcional para las marcas, así que el interés está puesto en la capacidad que tengan las marcas para identificar oportunidades de innovación a partir de los temas ambientales que impulsen los ciudadanos.

También le puede interesar: Detalles del TOP 10 P&M: ¿Qué es y cómo se eligen los nominados, finalistas y ganadores?

Comentarios