jueves, mayo 30, 2024
IA

Inteligencia artificial en las regiones más apartadas, esta es la apuesta para mejorar el sistema de salud

La cobertura sanitaria universal (CSU) implica que cada persona pueda acceder a toda la gama de servicios de salud esenciales y de calidad, cuando y donde los necesite, sin sufrir dificultades económicas.

Dichos servicios van desde la promoción de la salud hasta la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos a lo largo de su vida.

Así lo determina la Organización Mundial de la Salud (OMS), organización que dentro de su Programa General de Trabajo busca que 1.000 millones más de personas se beneficien de la CSU para 2025, venciendo uno de los principales desafíos que enfrenta esta cobertura: las desigualdades, siendo una de ellas la que existe entre las poblaciones urbanas y rurales de los territorios.

En el nuestro, por ejemplo, esta diferencia se evidencia en resultados como el de la encuesta de Calidad de Vida revelada por el Dane, que a junio de 2022 demostró que en Colombia uno de cada cinco pacientes no podía acceder a los servicios de salud, debido a dificultades comunes e históricas como la oportunidad de la cita, la calidad del servicio, la ubicación geográfica del centro de atención y la cantidad de trámites para llevar a cabo cualquier proceso médico.

Ante estos desafíos, surgen iniciativas como las healthtech que buscan revolucionar los sistemas de salud en el mundo por medio de la automatización, la inteligencia artificial y el análisis de datos, entre otros recursos innovadores, con el fin de que las instituciones prestadoras de salud ganen eficiencia y productividad en sus procedimientos, y que estas se vean reflejadas en un mayor acceso a los servicios para todas las personas y, por ende, en más calidad de vida.

Una muestra de estas startups es la colombiana Coco Digital, que opera en cuatro países, y con sus soluciones tecnológicas ha impactado diferentes poblaciones rurales de Colombia, desde familias campesinas de San Vicente del Caguán hasta la comunidad indígena Emberá Katío en Mutatá, municipio del Urabá antioqueño.

Según Robert Parada, CEO de la empresa, “hoy, la mayoría de vidas que se pierden son las de personas que están alejadas de los centros de salud, porque no tienen un control ni un programa de prevención y los modelos de atención han sido escasos y discontinuos. Un paciente en la ciudad accede fácilmente a una clínica desde su celular o un computador, pero eso no lo pueden hacer los de la ruralidad porque las instituciones estatales no cuentan con la infraestructura ni el dinero necesario para invertir en tecnología. El gobierno les gira recursos pero estos no les alcanzan”.

Las zonas veredales de Carepa, Yolombó, Santa fe de Antioquia, Uramita y Guadalupe son algunos de los rincones a los que ha llegado Coco, pero entre las experiencias que más destaca Parada están San Vicente del Caguán y los resguardos indígenas de Mutatá. En el primer municipio, habitantes que están hasta 70 kilómetros de distancia han podido acceder a sus servicios de salud. “Las antenas repetidoras de internet que instaló la alcaldía permiten que las personas pidan sus citas de manera virtual, evitando esos largos y desgastantes recorridos”, señala el emprendedor.

En el caso de Mutatá, destaca los beneficios que reciben los indígenas Emberá Katío, quienes antes tenían que bajar desde sus resguardos y caminar por tres horas o ir un día antes al hospital y amanecer afuera para pedir temprano los turnos de servicios. “La gerencia del hospital instaló nuestro software, a la comunidad les entregó un módem y les dio un celular para que desde su centro comunitario pidan las citas o reciban atención médica virtual”, agrega.

De acuerdo con estudios de Coco Digital, las soluciones que ofrecen, entre las que están solicitud, modificación o cancelación de citas; telemedicina; chatbots y procedimientos de autogestión, han facilitado la atención de un 40 % más de personas en las clínicas impactadas gracias al aprovechamiento de la capacidad instalada. En este sentido, Robert explica que cuando una institución de salud que, por ejemplo, recibe 10.000 pacientes al mes empieza a trabajar con esta tecnología, pasa a atender 14.000, “no porque contraten más médicos o amplíen sus sedes, sino porque hacemos más eficientes los procesos”, asegura.

La apuesta de esta healthtech por un mejor sistema de salud motivó su alianza con Cohan, la Cooperativa de Hospitales de Antioquia, departamento en el que, según datos de la Superintendencia de Salud, a septiembre de 2022 se presentaron 554 quejas al día por fallas en servicios de salud. Con esta unión se busca conectar la disponibilidad en tiempo real de más de 100 hospitales y habilitar un nuevo modelo de urgencias virtuales. Esto quiere decir que si un paciente en una vereda necesita atención rápida, accede a Coco y ve qué médico está disponible ya no solo en el hospital de su localidad, sino en todo Antioquia para que sea considerado inmediatamente.

“Hoy, el reto es lograr una alianza con gobiernos locales y el nacional para hacer realidad este siguiente paso. Vamos a demostrar que en Colombia esta nueva generación de jóvenes puede cambiar el rumbo de Latinoamérica con iniciativas tecnológicas que cierren brechas sociales, dignifiquen poblaciones y eleven el talento nacional como un ejemplo para el mundo. Es nuestro reto, lo estamos logrando y lo vamos a replicar”, concluye Parada.

También te puede interesar: Nuevo Decreto de MinHacienda en materia de facturación

6
junio
Evento

Media Today 2024 - LIVE 🔴

Evento que mostrará las coyunturas, retos, logros y oportunidades de los medios en Colombia en 2024