martes, diciembre 06, 2022
Mercadeo

¿Opinar? ¿Abstenerse? Manejo de marca personal en una crisis política

Para nadie es un secreto que la situación económica, social y política que atraviesa el país, ha desgastado desde diferentes aspectos, las condiciones laborales de nuestra industria. Hemos encontrado en las redes sociales publicaciones que van desde lives denunciando situaciones de injusticia, como personajes, marcas y líderes que se pronuncian al respecto. Dentro de tanta información, es inevitable que estemos inmersos en un ruido digital, que hoy por hoy es enemigo de cualquier propósito sensato que puedan tener las partes. Incluso, podría ser enemigo de su marca personal.

Más allá de sentar posición alguna, desde nuestro rol como medio nos interesa aportar por medio de conversaciones con expertos, la lectura que ellos entregan frente a enfoques puntuales como el papel de las marcas, la posición de los líderes de la industria y el uso adecuado de nuestros activos digitales.

Es por eso, que en esta oportunidad hablaremos sobre cómo administrar su marca personal durante tiempos de crisis social y política, como el que atraviesa Colombia. Si usted está interesado en entender cuál es el uso adecuado que debe darle a sus redes sociales, cómo debería orientar sus publicaciones y cuál es el impacto que tendrá esto en su construcción de imagen profesional, no puede dejar de leer ningún apartado de esta nota.

Marca personal y liderazgo en tiempos de crisis política

Debemos iniciar resaltando la explicación que nos entregó Karmiña Moreno, Directora The Image Makers, experta en marca personal, influencia, relacionamiento efectivo e imagen pública, respecto a los líderes desde el enfoque de marca personal. Karmiña enfatiza en que: “El rol de “líder” no es algo que se otorga sino una actitud, un mensaje y un estilo de vida. Así que todas aquellas personas que en virtud de su liderazgo hayan venido adelantando iniciativas para el fortalecimiento de su marca personal- independientemente del cargo que ocupan- lo primero que deberán tener en cuenta, es qué tan coherente con su marca persona son los mensajes que habrán de transmitir en medio de la situación».

Cabe mencionar, que para esta experta, la marca persona, a diferencia de lo que muchos creen, no es algo que “se tiene por qué sí” o “se logra de manera fortuita”. Está convencida, de que el reconocimiento se gana, pero la estrategia detrás de una marca persona no es algo espontáneo. Entre más intencional sea, mejor funciona.

Se ha preguntado sobre, ¿qué tan impactante resulta un post, por simple que parezca, de cara a la imagen profesional que desea proyectar? En esta primera parte, quisiéramos hablarle de lo relevante que puede llegar a ser cualquier pronunciamiento que realice, en medio de una crisis como la que atraviesa el país.

¿Cómo debería actuar un líder en redes sociales dentro de esta coyuntura?

Si usted es de los que lanza opiniones indiscriminadamente en sus redes sociales, debe empezar por entender que todo lo que haga construye o destruye. Según Fabián Ruíz, autor, speaker, entrenador en Marca Personal y gerente de ventas y experiencia del consumidor en Siemens, en situaciones como esta, un líder debe pronunciarse en torno a dos comportamientos fundamentales.

Fabián Ruíz

“Por un lado, debe actuar con “empatía”. Como lo presento en mi libro “Tu marca personal en acción”, la empatía va más allá de ponerse en los zapatos del otro. En cambio, es tener la habilidad para entender los estados emocionales de los demás y actuar en función de ello, es decir, caminar con el otro. Esto evitará caer en la trampa del “yo tengo la razón y tu no”, o de querer ver todo como “blanco o negro”. Si bien como líderes podemos tener opiniones muy respetables, es importante antes de lanzar un juicio que impacte a los demás, entender el contexto total y saber que nosotros podemos ser referentes de muchas personas que siguen nuestro actuar: nuestros seguidores, nuestros compañeros de equipo o nuestra propia familia. Por eso, hay que liderar con un buen ejemplo.

Por otro lado, un líder también debe actuar con “firmeza” para repudiar aquellos comportamientos minoritarios que terminan afectando la convivencia ciudadana o el bienestar común y contrastando suficientemente sus propias fuentes de información, ante todo”, puntualiza Fabián Ruiz.

Según Paula Gaviría, Comunicadora, Especialista en Innovación Tecnológica y Master en Psicología del Consumidor con 21 años de conocimiento del mercado digital en Latinoamérica, un líder de la industria no debería mezclar sus comunicados, ni sus audiencias con polémicas políticas. “Si algo es importante en redes es no tocar religión, fútbol o política. En las redes sociales está la imagen personal y profesional en juego. Debemos manejarlas como un activo digital de la persona”.

Redes sociales: ¿Son personales o profesionales?

Es probable que en este punto usted empiece a preguntarse, o quizá a reclamar, que sus redes sociales son suyas y que es libre de publicar “lo que se le dé la gana”. Y por supuesto que está en lo cierto. Como dirían las mamás, de poder puede, pero… ¿debería? Es en esa pregunta donde se distinguen las personas interesadas en construir marca personal para su proyección o cuidado profesional, de las que no.

Fabián Ruiz comenta que cuando una persona funge con su propio nombre en redes sociales, es responsable de sus propios contenidos y del impacto que estos generan en su audiencia. Si sumado a esto, la persona trabaja para una organización o está vinculada con esta de manera indirecta, su responsabilidad es aún mayor porque su marca personal también está representando a la marca corporativa. De hecho, asegura Ruiz, conocemos muchos casos de personas que gracias a su desatinado accionar público en redes sociales, terminaron perdiendo sus trabajos e inclusive sus patrocinios.

El experto en marca personal también cita a Cheryln Burgess, autora del bestseller “The Social Employee”, quien presenta en su libro el caso de Adobe, una relación de algunos puntos definidos en su política de actuación en redes sociales, como, por ejemplo:

  • Ser claro en que sus puntos de vista son suyos y no los de la empresa, así estén en la misma línea.
  • No comunicar información confidencial.
  • Reconocer y corregir los errores cometidos.
  • No entrar en difamaciones ni menosprecio de alguien.

Por otro lado, respondiendo también a la pregunta sobre si son las redes sociales de los líderes, un activo personal, Paula Gaviria asegura que todo lo que uno hace en las redes sociales proyecta una imagen de lo que eres. No hay ese espacio para separar lo personal de lo laboral. Y puntualiza en qué en las redes sociales uno tiene que: “ser y parecer”.

Lo que digo a modo personal, tiene una frontera invisible en lo profesional

Para Karmiña Moreno, la línea entre lo que piensa una persona a “título personal” de lo que piensa una persona en su cargo, con el logo de la compañía puesto, es casi invisible.

“Las organizaciones que hayan apostado por tener marcas personales para sus líderes deben igualmente estar trabajando en criterios (que ojalá se construyan de forma conjunta y no impuesta) para alinear sus marcas propias con las marcas personales de sus ejecutivos. Incluso si en algunos puntos ellas disienten de algunas cosas.

Al principio las marcas personales estaban pensadas especialmente para independientes o como estrategias de empleabilidad; hoy no. Hoy muchos ejecutivos construyen sus marcas a partir de las organizaciones de las que son parte y esto en parte complementa y engrandece su mensaje. Algo así como: “porque así pienso, es que encajo en este tipo de trabajos o este tipo de organizaciones; y gracias a cómo somos aquí es que logramos hacer las cosas bien” asegura Karmiña.

Algo muy similar sostiene Paula Gaviria al respecto. Esta experta del mercado Digital en Latinoamérica, reafirma qué en la mayoría de los casos las personas sí asocian a la persona con su compañía.

Paula Gaviria

«Es como cuando uno sale del colegio con el uniforme puesto. Uno representa la imagen del colegio. Tal cual pasa con una persona que se reconoce desde algún sector. Uno no individualiza, porque en el reconocimiento de marca uno tiene asociada a la empresa para la que trabaja.

Las redes sociales, más que un medio de difusión para expresar modelos de pensamiento, son un medio al que le llegas a audiencias propias, en dónde debemos cuidar el impacto que pueden tener nuestros mensajes en el ámbito personal y profesional. Yo me haría siempre una pregunta sencilla: ¿Este comentario construye o destruye? Cuando voy a examinar los posteos debo revisar si suma o no suma. ¿Tiene valor? Si no suma mejor ahorrármelo y se lo comento a algún amigo, pero no de manera pública, por la afectación emocional que puede provocar. Estamos en un momento donde tenemos muchas inconformidades con la realidad social y cultural”, dice Gaviria.

Celebrities: amados, odiados y enjuiciados

No podemos olvidarnos de las celebridades del momento. Seguro pudo observar cómo le exigían a Maluma, James Rodríguez, Shakira, J Balvin y otros artistas, un pronunciamiento claro frente a la situación. Según Karmiña Moreno, gracias a las celebridades hoy podemos hablar en buena parte de “marca personal”. No obstante, hay que aclarar que el concepto de marca persona usualmente se confunde con “ser famoso” y esto es solo un mito.

Karmiña Moreno

“Hemos olvidado que las celebridades también son un producto, son una marca y hasta una empresa. Como tal, tienen compromisos, patrocinios, negocios y proyectos que pueden verse afectados con algo que digan o no. La decisión de pronunciarse sobre algo debe tomar tiempo. La inmediatez del mundo, nos hace querer como seguidores pronunciamientos inmediatos, justicia inmediata, soluciones inmediatas. La verdad es que el mundo no funciona así y parte de la causa de que nos sintamos con niveles de ansiedad tan altos por consumo de redes sociales se debe a esto.

Tanto en este tipo de situaciones, como en otras de menor carga social, es importante que las celebridades se tomen a sí mismos en serio; tal como lo haría una gran corporación (¡eso si, sin tanta burocracia y paquidermia- ni más faltaba!). Esto es, asesorados, analizando cada paso en su comunicación y midiendo los riesgos, ventajas y desventajas no sólo desde el punto de vista de la comunicación sino también de los efectos en el valor de su marca, los compromisos legales actuales y futuros y, sobre todo, desde la coherencia de la marca que han construido.”

Sin embargo, si lo que usted está esperando es una recomendación más puntual al momento de pronunciarse, Fabián Ruiz, añade a lo anterior esto:

“Desde mi punto de vista, estas celebridades deben construir desde lo que nos une a la mayoría, más que desde lo que nos aleja. Un elemento común que deben tener con su audiencia son todos aquellos elementos que los llevaron a ser reconocidos por esta. Seguramente, esta será la fuente para construir desde el interés de todos.”

Marca personal: humanos, no perfectos

Siguiendo lo anterior, Ruiz considera que no hay nada más humano que una marca personal basada en una identidad genuina, que representa auténticamente a quienes somos con aciertos y errores; no basada solamente en la imagen. “La identidad es algo profundo, es nuestro ADN por el cual nos reconocen, la imagen es algo superficial y a veces construida artificialmente”, añade.

El autor de “Tu marca personal en acción”, está convencido de que esto último ha hecho que cada día nos alejemos más de todos aquellos referentes perfectos que no nos identifican y nos alejan de nuestra esencia como personas. Además, hay muchas personas que hoy no están interesadas en vivir la vida de otro y menos si es perfecto, porque se aleja de su propia realidad. En un estudio reciente adelantado por Deloitte sobre tendencias de marketing, uno de los grandes hallazgos que encontraron es que las personas esperan que las marcas los traten como humanos y no simplemente como transacciones.

“Para mostrarnos más humanos tenemos que mostrar nuestra auténtica marca personal sin “Photoshop ni máscaras”, ya que las personas podemos ver a través de esto. Por ende, una marca personal genuina también se equivoca, pierde su trabajo, se enferma, tiene vida familiar, sufre, llora y ríe, como lo hacemos todos, inclusive aquellos que se muestran perfectos. Eso es lo que muestra una marca personal auténtica consistente tanto en el mundo online con el mundo offline, hasta donde su propia privacidad se lo permita.”

Así que recuerde, las audiencias están pendientes de sus valores de marca, tal como lo hacen con las empresas. Si está buscando trabajo, si ya lo tiene, o incluso, si es dueño de su propia empresa, no olvide que si de marca personal se trata, no solo publica para que sus allegados le den like, también puede estar siendo observado por quienes a futuro, decidirán por usted de acuerdo a su capacidad para administrar el silencio, su conocimiento y su opinión.

También le puede interesar: ¿Las marcas deben tomar postura en las crisis políticas o sociales?