martes, febrero 07, 2023
Marcas

Balenciaga: ¿Cuál es el límite de la creatividad?

Balenciaga

¿Acaso Balenciaga se ve enredada en un descuido por los detalles en campañas publicitarias? o en realidad ¿querían utilizar en su imagen niños y peluches atados con accesorios bondage?

Balenciaga, la reconocida casa de moda de lujo española, se vio obligada a retirar la publicidad de su última campaña navideña con la que buscaba ofrecer a sus clientes en la tienda de regalos, “gift shop”, peluches atados con accesorios bondage en brazos de niños.

La campaña se vio sobrepasada por reacciones en redes sociales de usuario que catalogaron las fotos como "repugnantes" y "espeluznantes" ; tanto así, que la marca ofreció explicaciones y anunció sanciones a los responsables.

“Nuestras bolsas de oso de peluche y la colección de regalos no deberían haberse presentado con niños… esta fue una elección incorrecta por parte de Balenciaga, combinada con nuestro fallo en la evaluación y la validación de las imágenes”, aseguró la marca en un reciente comunicado.

El debate se agitó por una imagen que corresponde a una campaña con Adidas en la que se podía detallar una página de fondo de una sentencia de la corte suprema de Estados Unidos vs. Williams 2008 que confirma como ilegal y no protegida por la libertad de expresión la promoción de la pornografía infantil.

Al respecto la marca aseguró que: “Todos los artículos incluidos en esta fotografía fueron proporcionados por terceros que confirmaron por escrito que estos accesorios eran documentos de oficina falsos. resultaron ser documentos legales reales, probablemente procedentes de la filmación de un drama de televisión”.

Balenciaga
https://www.revistapym.com.co/articulos/opinion/56398/laura-nino/57311/balenciaga-trata-de-rescatarse-del-huracan-de-criticas-de-su-campana-navidena

Por su parte, el fotógrafo italiano Gabriele Galimberti, miembro de The Photo Society y ganador de distintos premios internacionales, se desligó del asunto y explicó que no tenía control sobre los modelos o productos utilizados en las fotos de Balenciaga.

Lo que vemos aquí es el primero en una serie de errores, de los cuales se desprenden varias dudas: ¿Quién aprobó la campaña? ¿por qué los papás de estos niños aprobaron las fotografías? ¿todos vieron y ninguno hizo nada? ¿por qué utilizar niños en una campaña con osos bondage?

@melissaayala92
Foto tomada de Twitter: @melissaayala92

Póngase ahora en la piel de una madre de familia sorprendiendo a un familiar con un oso con accesorios bondage en medio de la celebración navideña. ¿Es acaso este un intento de la reconocida marca por hacer uso del marketing disruptivo?

Finalmente, los peluches de la polémica no están a la venta, pero estas imágenes siguen circulando en la red sin importar los intentos fallidos de la marca por eliminar su error. Es un caso que muestra un fallo de criterio y recuerda que, en la actualidad, nada se olvida.

También le puede interesar:

¡Es mercadeo, no marketing!