martes, enero 31, 2023
Comunicación

Agremiación publicitaria manifiesta inconformidad por demoras en los pagos

En el sector publicitario, los pagos a 30, 90 y hasta 120 días hábiles, han sido una práctica que, según directores de agencias y expertos de la industria, se ha adoptado a la hora de recibir el desembolso de los anunciantes.

Esta situación afecta directamente el flujo de caja de estas compañías, puesto que deben realizar pagos de contado o a plazos más cortos a proveedores. Además, cubrir costos de nómina y otros gastos inmediatos.

«Nosotros le tenemos que pagar a proveedores a máximo 30 días o de contado, porque son cuentas que no se justifica extenderlas. Entonces si a nosotros los anunciantes nos pagan a 120 días, el flujo de caja se va», dijo Gonzalo Villalón, Director General de Villalón Entretenimiento, durante una transmisión en vivo de un Time Out P&M.

Estas dificultades financieras que ya venían enfrentando las agencias del sector se vieron gravemente empeoradas por la situación actual de emergencia sanitaria, a raíz de la Covid-19. Según un comunicado de la UCEP, Unión Colombiana de Empresas Publicitarias, «algunos anunciantes están utilizando la crisis para retrasar más el pago a sus agencias».

«El pago tardío es un hábito pernicioso que las empresas ricas en efectivo emplean para mejorar falsamente sus índices de liquidez», añade la comunicación de la agremiación publicitaria.

La consecuencia de este comportamiento es que las agencias terminan actuando como bancos para clientes de compañías más grandes. Las agencias deben limitar su su flujo de caja, mientras esperan el pago de sus contratantes, con el fin de cumplir con la nómina; un rubro que, para la mayoría de estas pequeñas y medianas empresas, representa el 75% de sus costos.

De igual forma, deben retrasar el pago de los trabajadores independientes, subcontratistas y proveedores, que han sido empleados para trabajar directamente para estos clientes. Para la agremiación publicitaria «a menudo son propietarios de medios comunitarios o especializados, así como artistas de voz en off, fotógrafos, ilustradores, etc. Sus honorarios es lo que paga el alquiler y lo que pone la comida sobre la mesa».

Urge soluciones

La UCEP y otras asociaciones de agencias del mundo exigen a sus clientes buscar un acuerdo sobre las condiciones de pago. Esto respaldará una relación positiva y mutuamente beneficiosa. «Juntos podemos apoyar al sector y a aquellos que dependen de nuestra industria para su subsistencia».

Para Álvaro Potes, Director General de On Brand Experience, también es necesario que las agencias se empiecen a rehusar. Deben negarse a la hora de firmar contratos que tengan estos plazos tan extendidos o precios injustos.

«Para mí, este negocio se volvió casi como un problema de adicción. Pensamos: me lo tengo que ganar. Y si no me lo gano, se lo gana otro. Entonces bajamos las tarifas o aceptamos plazos muy extendidos. La única forma de solucionarlo es decir no. Solo así los anunciantes se darán cuenta de que lo que hacen no es aceptable», añadió.

«Es importante crear conciencia en los clientes porque tarde o temprano esta cadena se va a cortar por la parte más delgada que somos nosotros: las agencias», añadió Gonzalo Villalón.

Esta acción se suma a otras que la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias está adelantando a nivel local y regional, buscando mejorar la situación de caja de las empresas asociadas. De igual forma, incluyen la solicitud a la Asociación Nacional de Anunciantes -ANDA- de hacer revisión y discusión conjunta del tema, la propuesta al Estado de la expedición de una norma que obligue al pago de estos servicios en 30 días, y la propuesta de “compra de cartera por parte del Estado” con recursos de la emergencia económica, social y sanitaria que se resume en el documento que se encuentra en el Ministerio de Hacienda

También le puede interesar: ¡Cambiamos la periodicidad! Esto fue lo mejor del Time Out hasta el momento