miércoles, diciembre 07, 2022
Comunicación

Programa Mujeres Cafeteras: equidad de género en el campo

En el marco del programa Mujeres Cafeteras de Juan Valdez, las organizaciones Procafecol S.A, la Federación Nacional de Cafeteros, la Fundación Bancolombia y la Organización Internacional Solidaridad Network, presentaron la alianza que busca promover el empoderamiento social y económico de la Asociación de Mujeres Cafeteras de Viotá y Tequendama, Asomucavit.

Según el Sistema de Información Cafetera (SICA), el 30% de los productores de café en el país son mujeres. Adicionalmente, el área de café producida en el país está distribuida entre mujeres con un 26,1% (225.805 hectáreas) y hombres con un 73,9% (637.897 hectáreas). Estas estadísticas impulsaron a la Federación Nacional de Cafeteros a buscar estrategias para valorar y reconocer el trabajo de la mujer, como mecanismo de cambio en las dinámicas tradicionales de las familias cafeteras.

Por eso, desde 2017, Juan Valdez incorporó el enfoque de género como un pilar fundamental en su estrategia de generación de valor de marca. A través del Programa Mujeres Cafeteras, en el cual se paga un precio superior por la calidad del café, se visibiliza la labor de la mujer en la caficultura y se comercializa como café empacado en las tiendas.

Este año, la marca se propuso transformar lo que empezó como una Edición Especial Mujeres Cafeteras, en un programa de mayor alcance. Uno en el que se aumentan los volúmenes de compra y se da garantía de compra por dos años. Esto para fortalecer las capacidades de las mujeres productoras de Asomucavit y se genera un mayor reconocimiento del producto final hacia el consumidor. Todo esto bajo un componente de equidad de género.

Gran programa Mujeres cafeteras

En miras de ampliar el impacto del programa, se suma la Fundación Bancolombia. Lina María Montoya, gerente de impacto e innovación social, afirma que, desde la organización están convencidos del desarrollo del campo como propulsor del progreso en Colombia. Asimismo, para garantizar que este sea sostenible, es fundamental potenciar el rol de la mujer y ubicar la equidad de género como prioridad.

“La alianza con Juan Valdez, además de promover nuestro propósito de hacer del campo un territorio próspero, nos ayuda a que cada vez más mujeres hagan visible su trabajo y esfuerzo. Así, a través de una marca que agrega valor al sector, que sean ellas quienes muestren sus productos y expongan su labor. Y que logren la sostenibilidad para sus negocios y un mejor futuro para sus familias”, sostiene Montoya.

Joel Brounen, gerente general de Solidaridad Network en Colombia, mencionó: “Desde Solidaridad apoyamos la participación activa de las mujeres en la transformación del agro. Este proyecto es una oportunidad de seguir aplicando las metodologías que hemos desarrollado para cerrar brechas y fomentar el talento de las mujeres cafeteras. Resaltamos la importancia de la participación de toda la familia cafetera, al interior de los hogares, para que las mujeres puedan participar en los asuntos productivos, desde un rol de liderazgo».

Oportunidad

Este programa representa una oportunidad de potenciar la labor de la mujer en la caficultura. Esto a través del fortalecimiento de sus competencias organizacionales, técnicas y productivas. También una oportunidad para trabajar alrededor de la equidad de género no solo con ellas, sino también con sus familias. Esta alianza es el punto de partida para que el programa tenga una mayor cobertura geográfica, comercial y de transformación social.

“Con este programa, Juan Valdez y sus aliados, rinden un homenaje al esfuerzo, la pasión y la entrega de las mujeres cafeteras. Nuestro objetivo es impactar, de manera positiva, en sus vidas y la de sus familias por medio de la ejecución de programas integrales que dejen capacidad instalada. Asegurando así la sostenibilidad del proyecto”, concluye Camila Escobar, presidente de Procafecol S.A.

También le puede interesar: Zalva, la nueva marca de agua de Bavaria