Geomarketing: marcas y usuarios en el punto

geomarketing

A diario, los consumidores se enfrentan a recibir información por todos los canales posibles. Desde medios tradiciones, aplicaciones, hasta las redes sociales. El reto para las marcas, es ser relevantes e innovadoras para no perderse en medio de tanta información. Frente a estos retos cobrado importancia el geomarketing. 

De acuerdo con Rodrigo Cortés, country Manager de Waze Colombia, se trata de utilizar la información geográfica (geolocalización) para la planeación y desarrollo de actividades de marketing. Esto puede ser útil en el marketing dirigido, pues “conociendo las conductas y preferencias de las personas, las compañías pueden emitir sus mensajes y hablarle al público correcto”, señala Cortés.

Geomarketing: localización y mercadeo

Es por eso que el geomarketing se convierte en un elemento importante pues analiza las variables geográficas con las interacciones entre comerciantes y usuarios. Así, cuando alguien busca de manera regular un lugar, en aplicaciones como Waze, lo más probable es que la app muestre anuncios que sean similares a la búsqueda inicial, realizando recomendaciones de marcas que pueden generar un engagement con el consumidor a largo plazo.

Rodrigo Cortés.

“Las personas hacen mucha investigación por Internet, consultan y comparan. Sin embargo, el mayor número de transacciones se efectúan en el punto de venta. El geomarketing es una herramienta que ofrece a las marcas la posibilidad de encontrar y conectar con las personas que a la vez están buscando sus productos y servicios”, explica Cortés. De esta forma, el uso de la tecnología móvil y los datos de tráfico permite a las marcas anunciar a través de otro tipo de canales.

De acuerdo con Rodrigo Cortés, las empresas deben generar un verdadero impacto en sus audiencias a través de programas y alianzas estratégicas entre las mismas organizaciones que promueva el intercambio de información de las partes. Con el aliado adecuado, las marcas deben tener en cuenta tres aspectos:

1. Datos

La integración y unificación de información para identificar audiencias es el primer reto que deben tener en cuenta las marcas. Para esto, deben combinar datos online y offline y ofrecer información segmentada para un objetivo de negocio específico. De esta manera, se da una mejora en la eficiencia y personalización de sus campañas gracias a los que se obtienen de forma directa.

2. Tecnología

Teniendo la información necesaria de los futuros consumidores es necesario ofrecer soluciones tecnológicas que analicen y entreguen la información a la audiencia adecuada, esto permite relacionar y conectar nuevos puntos de venta, inversiones en medios, actividad competitiva, entre otros.

Publicidad

3. Personalización

Finalmente, es fundamental crear estrategias para personalizar y adaptar el contenido del mensaje al tipo de audiencia, e impactar en el momento oportuno.

Por último, Cortés resalta que la conectividad y movimiento fortalece los planes de ventas de las marcas y presenta una oferta personalizada a los usuarios. Este es un aspecto que resulta de gran valor para ellos, ya que encuentran productos y servicios que se ajustan a sus necesidades. “Y, si bien es necesario contar con formatos idóneos, es fundamental generar contenido creativo y relevante para sobresalir entre la audiencia y generar relaciones a largo plazo con ellos”, concluye.

También le puede interesar: ¿Qué tanto desplazan los servicios OTT a la suscripción de televisión?

Comentarios