sábado, julio 20, 2024
INTER RAPIDÍSIMO LE CUENTA

Empezó la siembra de los 2.000 frailejones que prometió Inter Rapidísimo

El inicio del 2024 trajo consigo una serie de desafíos ambientales para Colombia, con incendios devastadores consumiendo vastas extensiones de los páramos del país. Ante esta situación crítica, Inter Rapidísimo, líder de envíos en Colombia, decidió
tomar acción y sembrar 2,000 frailejones, comprometiéndose así con la preservación de uno de los ecosistemas más vitales para la humanidad.

Los páramos colombianos, hogar del 60% de estos ecosistemas en todo el mundo, albergan una rica biodiversidad, entre la que destacan los frailejones, reconocidos por su papel crucial como “fábricas de agua”. Sin embargo, el inicio del año estuvo marcado por una ola de calor sin precedentes que amenazó la supervivencia de estas emblemáticas plantas, dejando imágenes desgarradoras de frailejones envueltos en llamas, una escena que conmovió a toda la nación.

En medio de este contexto desafiante, Inter Rapidísimo decidió donar 2,000 frailejones para contribuir a los páramos colombianos. Esta iniciativa atrajo la atención y el apoyo de más de 14,000 personas que se registraron para participar en esta noble causa.

Para llevar a cabo esta ambiciosa misión, Inter Rapidísimo se asoció con expertos en la materia, incluyendo a Moisés Moreno, quien ha sembrado exitosamente más de 2,400 frailejones, así como al Doctor en Biología Fernando Alzate Guarín, un reconocido experto en páramos con más de 25 años de experiencia en la Universidad de Antioquia, y un especialista del Instituto Humboldt. Juntos, evaluaron cuidadosamente las condiciones del suelo para garantizar un entorno óptimo para el crecimiento de los frailejones.

200 Guardianes del Páramo y el equipo de Inter Rapidísimo decidieron sembrar los primeros 500 en Boyacá, en 4 jornadas distintas, se quedaron en un campamento diseñado por el equipo de arquitectura, quienes se inspiraron en la anatomía de los frailejones para darle toda la comodidad y herramientas a los voluntarios. Equipados y bautizados por un hijo de la montaña como Guardianes del Páramo, partieron hacia Ocetá, donde se encuentra el vivero de Moisés Moreno. Allí, cada voluntario llevó consigo la esperanza de un futuro más sostenible. El final de esta travesía fue sellado con una moneda que les recordará por siempre esta experiencia.

Para ver lo que fue la primera jornada de siembra, pueden ver la publicación anclada de @interrapidisimo_co en Instagram. Aún quedan 1,500 frailejones por sembrar, una nueva jornada se vivirá en agosto y para ser voluntario se pueden inscribir en
www.guardiandelparamo.com

Este artículo es una colaboración paga con Inter Rapidísimo.

28
agosto
Evento

Dircom Tracker 2024

La presentación del estudio que analiza el rol del líder de comunicación organizacional en Colombia