miércoles, noviembre 30, 2022
Consumidor

La montaña rusa del Covid-19 y los 6 primeros meses del año en consumo masivo

Por: Carolina Andrade, Marketing Manager Colombia y Ecuador – Kantar División Consumo Masivo

Finalmente llegamos al mes de julio. Los primeros seis meses del año volaron y ya se quedaron en el pasado. Pero seguramente 2020 se quedará en la historia como el año que nadie imaginaba vivirlo. En marzo el virus aterriza en Colombia y de repente la vida y la rutina que todos conocían y estaban acostumbrados, cambia radicalmente y tenemos que adaptarnos al llamado “nuevo normal”.

La cuarentena obligatoria en el país fue favorable para el control del contagio, incluso a nivel Latam, Colombia es uno de los países de la región que mejor manejó este tema; sin embargo, el cierre de las actividades impacta la economía del país, y consecuentemente el consumo de los hogares, que necesitan adaptar sus gastos para mantener el bolsillo.

Impacto negativo en el consumo

Carolina Andrade, Marketing Manager Colombia y Ecuador – Kantar División Consumo Masivo
Carolina Andrade, Marketing Manager Colombia y Ecuador – Kantar División Consumo Masivo

Los impactos económicos ya son reflejados en los números de este año, de hecho, según FMI, el PIB del país cerrará 2020 en terreno negativo, con -7,8%; no obstante Colombia es el país con menor caída después de Chile. La tasa de desempleo en el mes de mayo fue de 21,4% según el DANE y el Índice de Confianza del Consumidor llegó al peor nivel en abril, con -41,3 de acuerdo con Fedesarrollo.

En un primer momento, durante las primeras semanas que se anunció la cuarentena en el país, desde Kantar observamos un importante crecimiento del consumo; pues los hogares se depararon con la necesidad de abastecerse para enfrentar el aislamiento y mantener sus hogares. Se generó un incremento del gasto, incluso el ticket de compra creció un 22% en marzo vs febrero. Fueron los carritos de compra más llenos en este período, y consecuentemente una reducción de frecuencia de compra por las restricciones.

Ya en un segundo momento, la canasta de alimentos, bebidas y aseo, que fueron los destaques del inicio, también pasan a reflejar los efectos de la pandemia, y el gasto en el mes de mayo se redujo un 24% versus la primera semana de marzo.

Ingresos vs gastos

Frente a este escenario retador, los hogares intentan hacer malabares para mantener su poder de compra. El 80% de los hogares dicen que sus ingresos fueron afectados por la pandemia, muy por encima del promedio Latam. Además, 35% de los hogares afirman que van a ahorrar el dinero que anteriormente gastaban con actividades fuera del hogar, para alguna emergencia; otro 23% dice que van a gastarlo con productos básicos para consumir en la casa y 22% utilizarán para pagar deudas.

En esta montaña rusa del primer semestre, no todo fue malo. Hubo picos, como el abastecimiento en el inicio de la pandemia, y la búsqueda por conveniencia y proximidad en la hora de hacer compras. En este contexto, los Minimercados, domicilios, droguerías y el e-Commerce toman un rol importante, pues 67% de los hogares buscan cercanía a su hogar como forma de proteger la salud en medio a la crisis, dejando el precio en un segundo plano. Para el e-Commerce, que creció 107% en marzo de 2020 versus el mismo mes del año anterior, 74% de los hogares declararon que continuarán usando este medio de compra después de la crisis. Observamos también que después de la llegada de la pandemia, 2 de cada 4 compras se realizaran en Discounters y/o Minimercados.

Hablando de Minimercados, este canal asume un rol importante y relevante que puede extenderse hasta los últimos meses del año; ya que 24 de cada 100 pesos colombianos en compras se realizaron en este canal, el cual se transformó en un aliado del consumidor en medio a la pandemia.

¿Qué nos espera?

Para los próximos seis meses que restan del año, la reactivación del gasto de los hogares dependerá de la liberación de las medidas restrictivas en el país. A medida que algunos sectores económicos empiezan a moverse, podemos esperar una progresiva recuperación en el consumo, logrando una estabilidad a lo largo del año. Seguramente, por cuenta de la reducción en los ingresos de los hogares, estos no recuperarán sus gastos a los niveles anteriores a la pandemia. De igual forma, los hogares mantendrán algunos de los nuevos hábitos adquiridos en este período, lo que beneficia algunos canales de compra como Minimercados, domicilios y e-commerce.

Nuevas oportunidades nacen y se desarrollan en períodos de crisis e incertidumbres. Es importante estar atentos a estos cambios de consumo y las rutinas del shopper; los sectores y las marcas que mejor se adapten a estos nuevos cambios, tienen una mayor probabilidad de quedarse en los nuevos hábitos de los consumidores y asumir un rol importante en esta “nueva normalidad”.

Actualmente, es importante seguir monitoreando el mercado para conocer los avances y entender cómo quedará la nueva configuración y de esta forma crear nuevas estrategias que puedan ayudar al consumidor a tomar una buena decisión de compra.

También le puede interesar: La Ley de Pago a Plazos Justos y sus impacto en el sector

30
noviembre
Creative Conference 2022

Creative Conference 2022

El encuentro que presenta las soluciones creativas para la comunicación de las marcas.