domingo, agosto 14, 2022
Comunicación

2011-2020

El final de la segunda década del siglo XXI cerró una época histórica para las agencias colombianas: el modelo cliente-agencia se renovó y la consolidación de la transformación digital dio a luz a nuevas necesidades y nuevos modelos de trabajo.

En el mundo de la publicidad y las comunicaciones, la década trajo innovaciones como la incorporación de las neurociencias en los estudios de consumidor, la publicidad programática y las estrategias derivadas del análisis de grandes volúmenes de datos.

Como nunca antes, la creatividad tuvo herramientas tecnológicas para apalancar y predecir cada paso de la comunicación. La interacción digital se multiplicó y regresaron los eventos de alto impacto como grandes conciertos, eventos masivos, ferias y activaciones en calle.

Para los consumidores, la experiencia pasó a ser más importante que los ahorros y proyectos de largo plazo y la economía, aunque no registró grandes crecimientos, mantuvo índices positivos hasta entrado el año 2020.

En ese contexto, se fortaleció la relación entre los consumidores y las marcas. Los primeros incorporaron las marcas como parte de su comunidad y las segundas se sumaron a las soluciones de sostenibilidad.

La conciencia sobre la inclusión creció y el concepto de humanización se extendió para definir una conversación más natural entre marcas y consumidores que llevó al punto de personificar las marcas como usuarias de medios digitales.

En ese ambiente, se destacaron las agencias que con consistencia, efectividad, incorporación y desarrollo de talento, creación de nuevos negocios y excelencia creativa respondieron a las nuevas necesidades de comunicación, publicidad y mercadeo de las organizaciones.

Las agencias fueron pioneras en el descubrimiento de nuevas vías de contacto y crecimiento para las marcas; descubrieron, experimentaron e implementaron modelos de trabajo y estrategias para cumplir con los objetivos sus clientes y, a la vez, formar talento y nuevos líderes en el sector.

El resultado es el sector de hoy, con más jugadores en el mercado publicitario, más conocimiento estratégico y digital y una mejor aproximación centrada en el consumidor.

Y debido a que la publicidad y la comunicación de marca cada vez más consistieron en una mezcla de experiencia, interacción digital y mensajes masivos, esta edición especial sobre las Agencias de la década se divide en seis ejes que destacan a 5 o 6 actores que fueron pioneros, inspiradores y, sobre todo, determinantes en la implementación de las innovaciones que los anunciantes necesitaron, pidieron y disfrutaron durante la década.

Las agencias de legado global imprimieron velocidad y nuevas herramientas y modelos de trabajo; los actores locales extendieron sus fronteras y exportaron metodologías hacia el resto del continente; las de experiencia y activación sorprendieron con inolvidables acciones de alto impacto; las agencias de medios incorporaron herramientas tecnológicas que optimizaron la comunicación para que esta fuera más precisa, a partir de los datos.

Por supuesto, en una época marcada por la transformación digital, debíamos tener un capítulo para esas agencias que la impulsaron.

En una década de movimientos, caracterizada por la obligatoriedad de las disrupciones, identificamos un grupo de agencias desafiantes que abrieron camino a nuevas formas de pensar y de actuar en aspectos como el diseño de productos y el servicio, el conocimiento del usuario, la interacción directa con los consumidores y las nuevas tecnologías.

Por su parte, las marcas se propusieron aportar soluciones de largo plazo y productos más afines con el estilo de vida saludable y la sostenibilidad planetaria. Apostaron por la inclusión. De ahí que también presentemos a Bullying por Loving como la Campaña de la década.

También te puede interesar: Especial de octubre: Agencias de comunicaciones y PR