viernes, mayo 17, 2024
Santiago

El comercio electrónico está ganando un papel cada vez más relevante en nuestra cotidianidad, alterando la manera en que las personas realizan sus compras.

Un ejemplo de este cambio se refleja en los datos proporcionados por Statista, que indican que aproximadamente 300 millones de usuarios en la región optan por efectuar sus compras a través de plataformas digitales. Se pronostica que esta cifra experimentará un crecimiento superior al 15% para el año 2027.

Con el paso del tiempo y el constante avance tecnológico, las temporadas comerciales con alta demanda, como HOT SALE®, Black Friday y la Navidad, se enfrentan desafíos logísticos como entregas rápidas, puntuales, a buen costo y sostenibles, lo que impacta las estrategias de distribución de las empresas de comercio electrónico y en ese sentido, el diseño de una buena logística se convierte en una variable de éxito durante estas fechas.

La logística no es simplemente un proceso operativo; es la columna vertebral del comercio electrónico que sostiene la experiencia del cliente. Durante las temporadas altas, aquellos marketplaces que planifican su oferta y demanda con anticipación, optimizando su capacidad de entrega, fortaleciendo sus alianzas con proveedores de transporte y coordinando eficientemente sus centros de distribución, son los que logran sortear la demanda de este tipo de jornadas sin contratiempos.

La clave radica en la capacidad de mantener la velocidad de los envíos durante los picos de venta, un reto que se ha convertido en una exigencia de oro para la satisfacción y conveniencia del cliente. En un mundo donde la inmediatez es un valor en alza, las empresas que pueden poner productos en las manos de sus clientes de manera rápida y eficiente, se distinguen como líderes. En mi experiencia, las ventas crecen significativamente en ecommerce, cuando se ofrece la opción de entrega en el mismo día.

Asimismo, el éxito de aprovechar la Big data para obtener una gestión precisa y controlada de la demanda implica comprender los patrones y la frecuencia de compra de los consumidores. Al combinar este conocimiento con una adecuada administración de inventarios, paquetes en movimiento, personal, vehículos e infraestructura se logra prever la demanda y mantener un alto nivel de servicio.

Hoy en día, los consumidores conectados buscan la flexibilidad de comprar, hacer pedidos y gestionar devoluciones desde cualquier lugar. Para atender a esta demanda, las empresas deben avanzar en el desarrollo de tecnologías propias, abarcando aspectos como la gestión de almacenes, los centros de cross-docking y la administración de flotas de vehículos, entre otros.

En el caso de Mercado Libre, nosotros hemos desarrollado 100% de nuestra tecnología, haciéndola a la medida de nuestra operación: organiza los paquetes según el centro de distribución de destino, agrupándolos para su despacho en vehículos que cubren rutas nacionales. Posteriormente, utilizando el mismo sistema, los paquetes se clasifican según la ruta asignada y se despachan a los conductores a través de una aplicación propia diseñada por nuestros desarrolladores.

Por esto, para Mercado Libre, los resultados de la reciente temporada navideña, fueron una evidencia de la unión de un sistema logístico bien estructurado y el desarrollo de tecnología de punta. Durante el mes de diciembre, procesamos con éxito más de 2 millones de paquetes, con picos de hasta 80 mil envíos por día, marcando un hito significativo en nuestra trayectoría logística, puesto que es la primera vez en la historia del ecommerce en Colombia que se entregan esta cantidad de paquetes.

En un país como Colombia, donde la geografía diversa presenta desafíos únicos, contar con una red logística robusta se convierte en un diferencial crucial. En materia de flota propia, recientemente incorporamos 15 vans 100% eléctricas, llegando a un total de 110 vehículos que están aportando en las entregas de manera sostenible en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Cartagena y Tunja.

Estas vans salen de nuestros centros logísticos, actualmente son 24 sites con cobertura nacional, una bodega de 52.000 m2 al servicio de 28 mil pequeñas y medianas empresas, y capacidad de almacenamiento para aproximadamente 10 millones de unidades

Sin duda, el éxito de una compañía de ecommerce es preparar con anticipación su cadena logística y al mismo tiempo anticipar sus necesidades. Al tomar una postura proactiva en la administración de la cadena de suministro, las empresas pueden disminuir gastos, elevar la satisfacción del cliente y lograr niveles superiores de eficiencia.

Mercado Libre es uno de los ejemplos que ha demostrado que una red logística bien estructurada y/o propia como es nuestro caso, no solo es un medio para un fin, sino una inversión estratégica que impulsa la confianza del consumidor y fortalece la posición de la empresa en el cambiante mundo del comercio electrónico.

También le puede interesar: Malas traducciones o de cómo las palabras evitan una compra