martes, marzo 05, 2024
Jaime

El aumento de precios ha tenido un impacto importante en las familias de Colombia. Analizaremos cómo están gestionando su presupuesto, cuáles son sus prioridades y preferencias, y qué podemos anticipar en términos de consumo general en el futuro.

Colombia es actualmente uno de los países con mayor inflación en Latinoamérica. Al cierre de junio, alcanzó el 12,12%, siendo transporte, restaurantes y hoteles los sectores con mayor impacto de precios para el último año, con crecimiento de +18% y +17%, respectivamente. Otro de los sectores con mayor impacto fueron las Bebidas y Alimentos, que experimentaron un incremento del +14% en precio versus el año anterior. Es importante destacar que la inflación ha disminuido en un punto en comparación con el 2022, lo cual es una noticia positiva. Se espera que siga desacelerando en los próximos meses, lo que beneficiaría al consumidor.

Esta situación de precios ha tenido un impacto significativo en los hogares colombianos. Exploraremos cómo están destinando su presupuesto, qué prioridades y preferencias tienen, y qué podemos esperar para el futuro en términos de consumo masivo.

Uno de los aspectos más importantes para analizar la situación de los hogares es la evolución de los hábitos de compra. En un entorno económico incierto, muchos se encuentran reevaluando y ajustando sus presupuestos. Desde Kantar, división Worldpanel, hemos dimensionado 3 grupos de hogares que se caracterizan por cómo administran sus ingresos y gastos:

El primer grupo representa el 36% de la población de hogares en nuestro país, son los que están luchando; todo su ingreso está destinado para los gastos del mes, incluso, no son suficientes para cubrir los gastos básicos.
El segundo grupo es el que maneja la situación; tienen que planear bien las compras, restringen y controlan algunos gastos y hacen que su dinero alcance para lo que necesitan, es el más representativo en Colombia con el 44%.
Por último, identificamos que el 20% de hogares tienen una situación cómoda; no tienen restricciones financieras, y logran comprar todo lo que necesitan y quieren, en su mayoría compuestos por 1 o 2 personas sin niños y con amas de casa menores a 34 años.

Ante esta realidad, la industria debe plantearse cuales son las dinámicas de oferta para conectar sus marcas a las diferentes realidades que se viven en el país. Esto demuestra que la disposición a gastar ha disminuido en comparación con periodos anteriores, ya que son más cautelosas con sus finanzas familiares.

Hemos identificado que, de los 95 tipos de producto recolectados diariamente en la compra del hogar, 52% de ellos aumentan volumen y en el 48% disminuyen su volumen. Esto se traduce en el balance que busca el hogar para administrar la situación compleja que vive, ya que en el 60% de las categorías el precio ha incrementado por encima de la inflación actual.

¿Cómo se consumen los productos al interior del hogar?

Analizando el uso de los productos de la canasta de Alimentos y Bebidas, encontramos que, existen para el primer trimestre del 2023 un 12% más ocasiones de consumo que el año anterior, 60% de este mayor consumo se evidencia en Atlántico demostrando una oportunidad de desarrollar, comunicar y conectar productos en los diferentes momentos de consumo.

Lo que es revelador, es que aumentan los momentos de consumo entre las comidas principales; entre el desayuno y el almuerzo, entre el almuerzo y la cena e incluso aumentan las ocasiones de consumo después de la cena. Estos 3 momentos de consumo representan el 24% de todas las ocasiones del día que hacen los hogares, y logra demostrar que, entre comidas, representa una gran oportunidad para desarrollar productos que puedan lograr entender y saciar el apetito de los integrantes. Ejemplo de esto, es el crecimiento de ocasiones de consumo de la sal de mesa, los huevos, el agua y el aceite de cocina.

Ante este contexto, es vital entender que la necesidad de comprar los productos para el hogar proviene del momento de consumo que sus integrantes desean. El desafío para la industria está, en cómo conectar los productos a las diferentes preparaciones y usos que se da con el lugar de compra, lo cual será determinante para el éxito de los productos.

En conclusión, la situación económica actual y la incertidumbre financiera ha llevado a una reevaluación de cómo los hogares destinan su presupuesto, y de cómo consumen sus productos al interior del hogar, mostrando oportunidades, en ocasiones de consumo para varias categorías de Alimentos y Bebidas. A medida que proyectamos el futuro, es importante considerar las implicaciones de la inflación en el consumo masivo, y cómo crear diferentes escenarios que nos ayuden a actuar oportunamente.

También le puede interesar: En Bumble, encuentra inspiración amorosa de Barbies y Kens

Sara
Carlos Correa Cano
Shobhan Lakkapragada