martes, febrero 07, 2023
Mercadeo

Revindicando la labor del merchandising

¿Quién no ha tenido una camiseta con algún logo de la marca, que la utiliza para un momento específico y después se convierte en trapo de cocina? La misma pregunta con gorras, llaveros, y artículos varios, que se usan con un fin puntual (lanzamiento de producto, actividad de marca, entre otros) y después se desechan.

Hoy muchas tiendas internacionales del mundo de la moda venden, a no menos de 70 dólares, camisetas vintage de Coca Cola o del Tigre Tony de Kellogg´s y otros logos e íconos de las marcas. Esto es un ejemplo de cómo crear una artículo asociado a una marca no puede ser el resultado de un diseño por salir de paso; es preciso analizar el gusto y las necesidades de las personas a las que se entregarán dichos elementos para poder crear cosas que la gente realmente quiera usar y más que eso, que se sienta orgullosa de llevar.

No es solo aceptar usarlo, sino querer comprarlo…

Pues bien, esa premisa ha ido cambiando y se le ha dado una mayor relevancia al merchandising, revindicando su valor como estrategia de mercadeo; pero también como modelo de negocio en sí mismo.

«Siendo honestos, esta es una de las últimas cosas a las que un director de marketing presta atención; de hecho puede ser el rubro al que menos presupuesto le dedica anualmente. Sin embargo, desde allí se pueden soportar poderosas campañas de posicionamiento, endomarketing, promociones, lanzamientos y activaciones», señalaron desde la agencia independiente La*Liberty.

Precisamente, esta misma compañía del sector creativo, creada por Rigo Abello y Freddy Méndez, lanzó una nueva unidad de negocio de dedicada a reivindicar la importancia de los artículos publicitarios en la estrategia de comunicación de las marcas.

«La idea es poder desarrollar productos más cercanos al mundo del diseño y la moda; piezas capaces de reflejar la personalidad única de cada marca y cumplir objetivos de comunicación. Nuestra idea es lograr un merchandising que la gente realmente quiera usar fuera del contexto corporativo; y por el que, incluso, esté dispuesta a pagar«, aseguraron desde la agencia.

La escasez de profesionales para co-crear productos para las marcas, mezclando conocimientos de marketing con moda y diseño, es la oportunidad de la agencia para especializar un área de su modelo de negocio en el tema. «Lo que para algunas agencias es solo un chicharrón, para nosotros representa un oasis creativo», concluyeron los creativos.

También le puede interesar: ¿Cómo lograr alianzas exitosas entre marcas?