lunes, marzo 04, 2024
informes

El crecimiento exponencial del gaming en Latinoamérica y su impacto en las marcas

El crecimiento exponencial del gaming en Latinoamérica y su impacto en las marcas.

En México y Brasil, la industria del Gaming genera más de 4.000 millones de dólares al año.

Se estima que alrededor de 300 millones de personas se dedican al gaming diariamente. Este ecosistema cautivador les proporciona una experiencia interactiva que se ha convertido en su principal forma de entretenimiento, desplazando a otras actividades y plataformas sociales. Una vez que los usuarios se adentran en el mundo del juego, se mantienen fieles a él. El gaming ya no se limita a ser una simple plataforma de juegos, sino que ha evolucionado en un completo ecosistema digital que mantiene cautiva a su audiencia.

Para las marcas, el gaming representa un terreno fértil lleno de oportunidades. Es un entorno seguro donde las marcas pueden establecer su presencia, ya que cuentan con una audiencia comprometida y receptiva. Este es especialmente el caso en los eSports, donde los gamers valoran el apoyo de las marcas. Sin embargo, es fundamental que las marcas comprendan los códigos y la dinámica del juego, transmitiendo mensajes útiles, entretenidos, disruptivos y, sobre todo, respetuosos con el entorno del juego.

Con México y Brasil a la cabeza, esta industria genera anualmente más de 4.000 millones de dólares en la región. Este fenómeno no se limita a un grupo demográfico específico, sino que abarca a una audiencia diversa y receptiva.

El crecimiento del consumo de contenido digital ha sido en parte por usuarios en la región latinoamericana que dedican su tiempo de ocio a los juegos online o gaming, donde juega un papel importante Latinoamérica, ya que se ha convertido en una de las regiones con mayor crecimiento en la industria, liderada por países como México, Brasil y Chile en el contexto sudamericano, en particular,estos dos países sobresalen porque generan más de 4.000 millones de dólares al año en la industria del gaming. Según un informe de NewZoo, se proyecta que el valor de la industria del gaming en Latinoamérica aumente un 3,3% hasta alcanzar los 8.400 millones de dólares en 2023.

“Desde Wavemaker, utilizando la herramienta Audience Origin, analizamos los hábitos de juego de los latinoamericanos, desde los títulos más populares hasta las plataformas y consolas favoritas. Observamos diferencias en el comportamiento de juego entre países, así como entre personas solteras, parejas y padres.” Afirma Héctor Castaneda, Head of Digital Wavemaker Colombia.

Desde la agencia de medios, observan a nivel mundial que los padres con niños pequeños muestran un comportamiento en el gaming muy similar al de los solteros jóvenes y las parejas sin hijos. Además, se destaca que ver juegos transmitidos en vivo en plataformas como Twitch es una actividad destacada entre este grupo de personas. “En nuestra región, -indica Castaneda- encontramos altos índices de jugadores en todos los grupos demográficos. En Argentina, no hay una gran diferencia en el comportamiento de juego entre personas solteras, parejas sin hijos y padres con hijos mayores. En Colombia, las parejas sin hijos superan a los jugadores solteros, y los padres con hijos mayores también tienen una alta participación en el gaming. En Chile, el índice de jugadores solteros es mayor, seguido de las parejas sin hijos, y al igual que en México, se observa un mayor consumo de emisiones de videojuegos en Twitch, especialmente entre las personas solteras”.

Estos cuatro países sirven a Wavemaker como referencia para destacar el gaming como una oportunidad para conectar con la audiencia. “El gaming no solo es una oportunidad de negocio, sino que también cuenta con una audiencia receptiva que incluye a personas de todas las edades, ya que todos crecimos jugando. Entonces, ¿qué lleva a los latinoamericanos a dedicar cada vez más tiempo al juego online? Además de varios factores, esto se debe a la redistribución de las actividades de tiempo libre y al aumento de las conexiones a internet y los dispositivos móviles. Muchas personas se vieron obligadas a quedarse en casa debido a la pandemia y mejoraron sus conexiones a internet para realizar una amplia variedad de actividades en línea. Además, el acceso a internet en la región ha aumentado considerablemente, con más del 80% de la población conectada a través de dispositivos móviles.” Explica Héctor Castaneda.

Por tal motivo, el dispositivo móvil se ha consolidado como la elección preferida por los gamers en la región latinoamericana –superando a las computadoras y consolas de juegos–. Esta preferencia se debe en gran medida a la posibilidad de acceder de manera gratuita a una amplia variedad de juegos en línea a través de dispositivos móviles, la cual facilita y da mayor acceso a toda persona con un dispositivo móvil.

Es importante destacar que la masificación del gaming en la región no se limita a grupos demográficos específicos, como niños o adolescentes. En la actualidad, se estima que el 38% de los gamers en Latinoamérica tienen más de 35 años, lo que demuestra la transversalidad de esta actividad en términos de edades. Además, la distribución por género es casi equitativa y el 44% de los jugadores dedica más de una hora al día a los videojuegos.

El gaming se ha convertido en una actividad que abarca a todas las edades, niveles socioeconómicos, regiones geográficas e intereses y comportamientos en Latinoamérica. Esto presenta una oportunidad para que las marcas aprovechen su potencial y den a conocer sus productos y servicios a una audiencia conectada, relevante, receptiva y abierta a los mensajes de las marcas en su entorno. Es importante destacar que el 37% de los usuarios ha realizado compras en línea relacionadas con el gaming, y un 82% prefiere aplicaciones con anuncios en lugar de aplicaciones de pago.

“Las marcas pueden estar seguras de que el ecosistema del gaming es seguro para ellas, ya que existen múltiples herramientas de verificación y opciones para brindar entornos seguros, correctos y confiables para los anunciantes. La oportunidad está servida para aprovechar esta coyuntura y acceder a un entorno con usuarios diversos, abiertos y receptivos a los mensajes de las marcas en entornos digitales. Las marcas no deben quedarse fuera del juego, sino sumarse de manera disruptiva y sin molestar, aprovechando los diferentes formatos atractivos disponibles. Todos están jugando, ¡y las marcas también deberían estar presentes.” Concluye Héctor Castaneda, Head of Digital Wavemaker Colombia.

También le puede interesar: La educación STEM, un desafío clave para mujeres líderes en tecnología