viernes, mayo 17, 2024
andrea

En un mundo en el que cada vez son más las pantallas que buscan nuestra atención, y en el que la oferta de entretenimiento se ha diseminado a través de tantos dispositivos electrónicos, hay una pregunta que surge con gran frecuencia: ¿con esta explosión de alternativas, realmente hay consumidores para tantas pantallas?

La respuesta a esta pregunta es: sí. Un sí rotundo, y esto se da gracias al mayor acceso a internet, al crecimiento de las plataformas de streaming, al contenido local y a las redes sociales y plataformas de video.

Y no lo digo yo, lo dicen varios estudios de mercado que han buscado justamente entender las dinámicas de uso y disposición de los dispositivos. Un estudio publicado por Nielsen, afirma incluso que “el público tiene más medios a su disposición y los utiliza simultáneamente”. De hecho, en un artículo publicado a inicios de este año, la misma firma aseguraba que esa explosión en la oferta de formatos ha permitido que “el público vea los contenidos a través de una gama más amplia de fuentes”. Es fundamental entender que este es un ecosistema en el que, más que desplazarse unos a otros, los formatos han logrado complementarse en una danza sutil que tiene como protagonistas -en el caso del entretenimiento de películas, series y programas en general- a la televisión y a las plataformas de streaming.

Entender esto, por ejemplo, le ha permito a Warner Bros. Discovery consolidarse como referente en la industria del entretenimiento al tener un ecosistema integrado que ofrece una experiencia completa a través de todas las plataformas (Streaming, deportes, noticias, premium, canles pagos, cine, gaming, eventos en vivo, productos de consumo y experiencias) y géneros (ficción, documentales, infantil, factual, terror, investigación y lifestyle).

Para muchos, este tipo de afirmaciones puede ser sorpresiva. Sin embargo, según Kantar Ibope Media, Colombia actualmente es el segundo país de la región con más alta tasa de penetración de televisión paga, con 88 %, justo después de Perú, que lidera con 89 %. De hecho, en el caso de Warner Bros. Discovery, en el último año vimos un incremento de 4,3 % en la audiencia de los canales más destacados, entre los que se encuentran TNT, Discovery Home & Health Warner Channel, Discovery y Cinemax, entre otros.

El encanto por la programación en tiempo real y la sensación de explorar canales de forma casual sigue siendo un activo para una audiencia considerable. Ahora, no se puede negar que el streaming ha llegado para revolucionar y segmentar aún más el juego para los amantes del contenido. La libertad de elegir qué ver y cuándo verlo, personaliza la experiencia de entretenimiento, como un bufé de bibliotecas interminables donde se pueden servir lo que quieran y cuando quieran.

En este baile, la televisión paga y el streaming se dan la mano. El verdadero desafío radica en la capacidad de la industria para integrar, aprovechar y sacar lo mejor de los dos mundos, potenciando las fortalezas de cada formato, maximizando su impacto y conectando con las audiencias desde los dos frentes de manera efectiva y eficaz.

Aunque 70 años parezca mucho, la TV se ha reinventado y cumplido con las exigencias y necesidades de los consumidores. La televisión es parte fundamental de un ecosistema de entretenimiento integral. Por eso, más allá de ser testigos de un duelo a muerte por seducir al usuario, lo que estamos presenciando es una convivencia armoniosa entre dos formas complementarias de llevar historias y novedades a los hogares. En este baile, como industria tenemos la oportunidad de ofrecer una experiencia integral que fusione lo mejor de ambos mundos, asegurando que la magia del entretenimiento siga cautivando a la diversidad de audiencias en la era digital.

También le puede interesar: El boom editorial colombiano