domingo, julio 21, 2024
Aug

En todo el proceso de exploración que se ha venido desarrollando particularmente con Colombia, es notable su potencial en términos  de oportunidades para aquellos que quieren comenzar a emprender. Y aunque parece sencillo, las entidades locales han trabajado en incrementar sus esfuerzos para aumentar las posibilidades de quienes quieren iniciar un negocio propio.

En Colombia es importante destacar el apoyo que ofrecen algunas entidades a los emprendedores mientras que en otros países no se observa el mismo nivel, La Cámara de Comercio de Bogotá es una de ellas y trabaja en reunir estrategias en términos de educación y apoyo económico que colabora con el crecimiento y la labor de un emprendedor.

De acuerdo con el informe “Dinámica de creación de empresas en Colombia” de Confecámaras, que reúne información del registro mercantil de las 57 Cámaras de Comercio del país, entre enero y junio del 2022 se crearon 172.517 unidades productivas, es decir, 3,7% más que en el mismo periodo de 2021, cuando se ubicaba en 166.338 empresas. Del total de unidades registradas, 75,3% corresponden a personas naturales y 24,7% a sociedades.

Y es que, pese a que hoy en día, existen varios desafíos a los que se enfrentan los emprendedores en América Latina tales cómo: posicionar su marca, tener un producto y/o servicio que genere una alta demanda, contar con la asesoría correcta, burocracia, falta de conocimiento sobre el tema, elegir las herramientas digitales idóneas, además, de todos los temas administrativos y legales que requiere un nuevo negocio, la tecnología, se ha convertido en la aliada perfecta, ya que ayuda no solo a bajar estas barreras del emprendimiento, sino, a que el comercio electrónico sea mucho más accesible.

Es decir, que durante este proceso, es en donde encontramos herramientas que colaboran en la gestión del día a día de los emprendedores, esto con un único fin: ahorrarles tiempos y que cada dueño de negocio se enfoque en lo que mejor sabe hacer, vender su producto/servicio.

Ahora bien, aunque es una realidad que el comercio electrónico se ha disparado de manera positiva, las barreras y desafíos seguirán latentes, pero la respuesta está en poder entender ¿Qué otras alternativas existen para seguir fortaleciendo la necesidad de emprender en los colombianos?. El cierre de la brecha digital es algo de lo que todos deberíamos hablar para que aquellos emprendedores que se desenvuelven muy bien en la presencialidad fortalezcan su imagen virtual y optimicen sus procesos de manera proactiva. Llegar a consumidores en ciudades o departamentos más lejanos, inclusive en otros países, automatizar procesos de compra, eficientizar la gestión del día a día, entre otras cosas, son factores fundamentales para el crecimiento de cualquier negocio.

Finalmente, entender que pertenecer a la virtualidad es una carta de invitación a aquellos que no hacen parte del espectro digital. Es necesario que los emprendedores se animen a dar el salto a lo digital para que el comercio electrónico sea mucho más amplio y tenga una cobertura más extensa y proactiva. Colombia está muy bien posicionada en cuanto a oportunidades para emprender, aún existen muchos desafíos en cuanto a la digitalización de los emprendimientos y acceso a tecnología que ayuden a bajar las barreras aún más para iniciar cualquier negocio.

También le puede interesar: IMUSA logra reducir huella de carbono en un 98%

TAGS
28
agosto
Evento

Dircom Tracker 2024

La presentación del estudio que analiza el rol del líder de comunicación organizacional en Colombia