domingo, junio 23, 2024
Diego J

En todos los rincones del mundo, son las pequeñas empresas las pioneras en prácticas verdaderamente sostenibles. Hoy celebramos que un grande se lo tome en serio.

Las marcas que han entendido sinceramente el problema del planeta están marcando la diferencia. La sostenibilidad se ha convertido en un tema central en el discurso global a medida que los desafíos ambientales se intensifican y el calentamiento global no da tregua al planeta. En este contexto, es importante hablar del reciente lanzamiento del modelo ISPA Link Axis de Nike, un prototipo de calzado que encarna los principios de la economía circular y la sostenibilidad.

Este modelo de calzado abandona la práctica tradicional de "tomar, hacer y desechar" y adopta el enfoque de reducir el desperdicio para maximizar la reutilización de materiales. El zapato está elaborado con material reciclado, insumos sostenibles y permite desmontar y reciclar cada una de sus partes al final de su vida útil, gracias a su diseño que utiliza componentes entrelazados en lugar de pegamento, abriendo nuevas posibilidades para el ciclo de vida del producto y logrando así disminuir la huella de carbono. Ahora bien, si bien la economía circular no es una novedad en otros sectores, su adopción en la fabricación de zapatos con estas características representa un avance significativo que debemos celebrar, no por ser una novedad, sino por tomarse en serio la tarea.

Muchos emprendimientos y empresas con presupuestos limitados en publicidad han estado adoptando prácticas sostenibles de manera contundente, y esto ahora está siendo replicado por grandes jugadores del mercado. Lo que hace Nike no es nuevo para las empresas verdes; lo interesante es que van más allá del discurso y evitan el terreno del greenwashing. El modelo de zapato ISPA Link Axis no está hecho simplemente para mostrar; es un testimonio de cómo la sostenibilidad puede integrarse en todos los aspectos de un producto, desde su diseño hasta su fabricación y su ciclo de vida completo. Lo crucial aquí, es que las marcas aborden la sostenibilidad no como una tendencia de marketing, sino como una convicción profunda.

ISPA Link Axis de Nike
ISPA Link Axis de Nike/ Imagen tomada de Sole Retriever

Dos de los errores comunes son llevar a cabo campañas generales de educación climática que no están conectadas con lo que hace la compañía y encarecer la sostenibilidad. Es esencial que la sostenibilidad no sea entendida como una táctica de marketing o un lujo inalcanzable; las marcas deben ejecutar acciones tangibles, fáciles de adoptar y consumir.

Por otro lado, es importante señalar que, a pesar de las buenas intenciones de algunas empresas, en la mayoría de los casos, son las grandes corporaciones las que han utilizado la sostenibilidad como un disfraz para ocultar sus prácticas perjudiciales para el medio ambiente. Este fenómeno, conocido como "greenwashing", es ampliamente promovido por el marketing de estas compañías, que utilizan mensajes atractivos llenos de promesas que no se cumplen y datos incomprobables sobre los cambios que han realizado en sus actividades.

La sostenibilidad ya no es una opción, sino una necesidad imperante en el panorama global. A medida que enfrentamos desafíos ambientales cada vez más apremiantes, desde el cambio climático hasta la pérdida de biodiversidad, todas las empresas deben asumir un papel activo y genuino con la preservación del planeta y el bienestar de las generaciones futuras. En todos los rincones del mundo, son las pequeñas empresas las pioneras en prácticas verdaderamente sostenibles. Hoy celebramos que un grande se lo tome en serio.

Las marcas que logren comprometerse con la sostenibilidad en todas las facetas de su negocio, desde la selección de materiales hasta el diseño de productos, la fabricación y la gestión del ciclo de vida, podrán conectar mejor con sus consumidores. Este compromiso debe estar respaldado por la transparencia.

En última instancia, todas las marcas tienen el potencial para liderar la innovación en torno a la sostenibilidad. Ya sea en la fabricación de zapatos, la producción de alimentos, la tecnología o cualquier otra industria, la sostenibilidad necesita convertirse en parte de la filosofía de la marca porque el deterioro del planeta así lo demanda. Este es el desafío y la oportunidad que enfrentan las firmas en la era actual, y el ISPA Link Axis de Nike es un recordatorio de que es posible avanzar en esta dirección, siempre y cuando el compromiso sea auténtico y creíble.

El papel que deben desempeñar las compañías hoy no es solo monetario, es el de agentes de cambio positivo. Necesitamos liderar con hechos, inspirar a otros y trabajar en colaboración con la sociedad y otras empresas para abordar los problemas ambientales y sociales que garanticen un efecto positivo en el entorno.

También le puede interesar: Video entrevista: El impacto de la autenticidad y la adaptación en la publicidad digital

27
junio
P&M LIVE

P&M LIVE 🔴 - Promo y activación

Conéctate a esta transmisión en vivo donde hablaremos de la creación de experiencias enfocadas en construir marca y llevar al consumidor a la acción.