jueves, diciembre 08, 2022
Default Avatar

Por: Paula Andrea Gaviria, docente, blogger, podcaster, líder digital y co-founder & CMO de Ploosi

Música y comunicación

La música es poderosa en las organizaciones, transforma a los seres humanos. Sucede desde lo físico, siempre buscamos sincronizarnos con el Beat. Nuestro corazón tiene un beat propio, su latir, siempre que escuchamos una melodía terminamos cantándola, bailándola o con ella pegada en nuestra mente una y otra vez. Lo mismo sucede en las empresas y asociaciones; desde las básicas como la familia, hasta los trabajos a los que pertenecemos, cada organización tiene un ritmo, un beat con el que debemos acompasar y mucho más en esta época post pandémica donde todo cambió y la distancia física aporta su toque de desconexión.

Música y comunicación

Necesitamos encontrar el ritmo organizacional para sincronizarnos desde lo emocional y no desde lo racional. Es por eso que la música es clave en el desarrollo de las habilidades blandas y éstas son más necesarias ahora que nunca en las organizaciones.

Estas habilidades son aquellas que se demuestran en la ejecución del trabajo, y no están relacionadas únicamente con los conocimientos, sino con la puesta en práctica de una combinación de habilidades sociales, habilidades de comunicación, aptitudes y capacidad de acercamiento con los demás.

Música y comunicación

Según LinkedIn en su estudio realizado a 291 Directores de Recursos Humanos en 2020, estas son las 10 habilidades blandas más demandadas en el mercado por los empleadores:

  1. Buena comunicación
  2. Organización
  3. Trabajo en equipo
  4. Puntualidad
  5. Pensamiento crítico
  6. Sociabilidad
  7. Creatividad
  8. Habilidades interpersonales de comunicación y empatía
  9. Facilidad de adaptación
  10. Personalidad amigable, habilidad de relacionamiento

Las empresas reconocen que estas habilidades facilitan la interacción con otras personas, generando un ambiente de trabajo más grato y un clima organizacional de entendimiento y cooperación. Es allí donde la música es de gran valor para modelar comportamientos, generar nuevos materiales en conjunto sumando talentos y construir visiones empresariales. Sin embargo, no se conoce o usa tanto como debería.

¿Cómo implementarlo?

En el proceso de aportar desde la música y el arte descubrimos que no importa el tamaño del instrumento, tampoco el tiempo en el que entre, el secreto está en la sincronía, el valor de los pequeños detalles, la mutua inspiración, seguir instrucciones y poner la acción cuando es requerida. Todo esto se une directamente con las habilidades blandas, afirma Jairo Vargas Director General de Kilombo Estudio, donde continuamente emplean en sus talleres la música para conectar con adultos en organizaciones y producir cambios comportamentales de valor.

Esto no solo aplica a la música, es una característica del arte, incluso desde lo escénico. Las técnicas teatrales como la improvisación, posibilitan salir de la zona de confort, actuar, aceptar propuestas del otro, escuchar y recibir con generosidad, entender los acervos experienciales y sacarlos en favor de objetivos comunes.

Música y comunicación

Como en la mayoría de las obras de teatro, suele haber personajes, acciones, conflictos, lugares donde sucede la ficción, variedad de sucesos y transformaciones… pero en la impro el actor no solo es intérprete de la historia, también es responsable de la dramaturgia y de la puesta en escena. Por lo tanto, también es escritor y director. Todo este tipo de talleres se desarrollan desde Kilombo como Beat, Teams e Impro.

Las habilidades más difíciles de encontrar

Ya vimos las habilidades más demandadas, ahora contrastemos con las más complejas de encontrar en el talento actual. Según la encuesta de habilidades en el trabajo ENHAT publicada por el BID estas son las cualidades más complejas de encontrar entre los postulantes a los empleos:

  1. Trabajo en equipo 38,4%
  2. Comunicación 31,9%
  3. Responsabilidad 31,2%
  4. Estabilidad emocional 23,7%
  5. Liderazgo 23,5%
  6. Manejo del tiempo 20%
  7. Extraversión 18,3%
  8. Amabilidad 17,8%

Y el liderazgo es una de las más ausentes en cargos directivos. La idea de los jefes dictadores ha muerto y cada vez se requieren más líderes desarrolladores del talento de sus equipos. Sorpresivamente las industrias donde las habilidades blandas son menos comunes de acuerdo a Universia Argentina son:

  • Diseño
  • Arquitectura
  • Arte Final
  • Audiovisual
  • Ingeniería Civil
  • Publicidad

Así que en este gremio, el publicitario y de Marketing, el reto crece.

Si evaluamos la música y el arte como elemento de intervención en el desarrollo de este tipo de habilidades, encontramos que juega un rol fundamental ya que contribuye al ritmo, desarrolla la creatividad, la imaginación, la satisfacción y condiciona positivamente a los individuos para abordar fenómenos abstractos, ya que tiene incidencia en la percepción de conceptos como altura, duración, intensidad y velocidad. Así lo asegura la Directora de Arte y Cultura y profesora de la Universidad Católica de Chile, Miriam Synger.

Música y comunicación

Es una mirada a lo básico y a la esencia de la educación desde el desarrollo de nuestras habilidades como talento. Volver a la música es volver al beat, a la esencia, a nuestros latidos para hacer de este mundo empresarial y retador post pandemico un mejor lugar donde todos acompasemos y demos lo mejor de nuestro talento.

También le puede interesar: (M) Alicia a través del espejo

15
diciembre
Evento

P&M Live: Mundial de Catar 2022, una oportunidad para las marcas

Un espacio para charlar sobre la inversión publicitaria, patrocinios, estrategias, canales de comunicación y más.