miércoles, agosto 17, 2022
Default Avatar

Por: Carlos Villa, CEO de buho™ Media

Desde antes de que la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Gobierno Nacional tomaran las decisiones relacionadas al aislamiento preventivo y cuarentena obligatoria, como empresa nos anticipamos a lo que pudiera pasar, siempre teniendo tres prioridades en la cabeza.

Cuidar al equipo

Una vez supimos del primer caso de contagio por COVID-19 en Colombia, tomamos la decisión de trabajar todos desde la casa. Esto con el fin de disminuir el riesgo de contagio que podría causar la movilización al trabajo. Quisimos brindar la tranquilidad necesaria para que todos pudieran estar en sus casas.

Y esa sigue siendo nuestra prioridad. Por eso, continuaremos en aislamiento preventivo durante el mes de Junio y durante el tiempo que consideremos necesario. La pandemia nos demostró que podemos responder a esta necesidad, y es probable que tengamos menos equipo en la oficina y muchas más personas en casa cuando finalice este año atípico.

Así que es el momento de construir desde lo que existe, fortalecer los valores y apoyarnos en la cultura. Debemos apalancarnos más que nunca en el espíritu buho ™ Media de hacer las cosas bien. Y no solo desde los temas operativos, sino desde el ánimo del equipo para actuar de manera oportuna cuando se requiera.

Mantener nuestra relevancia como organización

Uno de los planteamientos que surgió de toda esta coyuntura fue el poder continuar siendo relevantes para nuestros clientes. Así que decidimos construir sobre el valor y activo más importante, que creo, tienen las empresas en momento de crisis: la confianza.

Por eso notificamos a nuestros clientes que estaríamos desde casa, situación que nos ha permitido tener la flexibilidad necesaria para cambiar nuestros productos. Esto nos ha permitido hacer más de lo que tenemos que hacer según los contratos y así poder apoyarlos durante la coyuntura, en los momentos más relevantes y que más lo requieran. Y aunque de momento creemos que lo más difícil está por venir, esta disponibilidad en crisis ha funcionado muy bien en ambas vías. Nuestros clientes confían en nuestro equipo y esa será nuestra mayor motivación para continuar apoyándolos durante la contingencia.

Sin embargo surge la pregunta ¿Cuándo vemos razonable que empiece nuevamente el ritmo comercial? Es claro que algunos sectores se reactivarán con mayor facilidad que otros. ¿Acaso la demanda cambiará? ¿Habrá menor rentabilidad? Acá es donde entra en juego nuestra cultura de innovación y creatividad, fundamentales para ser más valiosos y explorar nuevas oportunidades desde nuestra actual propuesta de valor.

Cuidar nuestras finanzas

El reto más complejo ha sido el de cuidar nuestra tesorería para poder mantener la operación a flote. Sabemos que el pago puntual al equipo y a nuestros proveedores es vital para contribuir efectivamente a que la crisis no sea tan profunda. Para esto, hemos estudiado los beneficios y facilidades que otorga el Gobierno Nacional a las empresas y hemos decidido tomar solo una de ellas: diferir las cuotas de uno de nuestros créditos. Sin embargo, y continuando con el propósito de cuidar a nuestro equipo, no reduciremos el pago de sus pensiones. Como empresa, tenemos la responsabilidad de contribuir al bienestar de todos con el total del pago y reducirlo va en contra del ahorro pensional del equipo. Entendemos que el Gobierno necesita el dinero para enfrentar esta crisis. Así que si podemos pagarlo, lo haremos, aunque el beneficio esté sobre la mesa.

En ese orden de ideas, nuestro camino a México continúa en construcción, siendo muy conscientes de la sensibilidad de nuestra operación.

Transparencia en nuestra comunicación

Todo esto comprende una serie de retos adicionales en la comunicación al equipo. En momentos de saturación de información, donde el riesgo de conocidos o parientes enfermos incrementa, y de una economía que cae con la crisis y termina con cientos de trabajos, manejar la incertidumbre con el equipo es parte importante del proceso de protección. Es precisamente por esta razón que hemos procurado tener una comunicación 100% transparente y continua con los integrantes del equipo. Eso incluye informar sobre los procesos actuales, los éxitos, reconocimientos y los retos. Debemos ser realistas cuando las cosas no salen como esperamos. Esto incluye la pérdida de algunos contratos y los errores que cometemos en el camino. Pero es esa vulnerabilidad la que nos permite compartir y mejorar desde las buenas prácticas que hemos encontrado desde el trabajo en casa.

Por eso nos seguirnos midiendo. Debemos evaluar nuestra eficiencia y todas las oportunidades de mejora que encontremos en nuestros procesos. Estudios nos demuestran que en los momentos de crisis, los equipos son más proactivos y abiertos al cambio y en buho™ Media lo estamos viviendo.

Trabajo en Casa

Precisamente son estas buenas prácticas en casa y el cuidado al equipo lo que nos obligó como organización a garantizar las mejores condiciones posibles de trabajo durante la cuarentena. Así que organizamos un comité de seguimiento que no solo vigila el trabajo en casa del equipo sino también los otros aspectos que la coyuntura ha retado en nuestra empresa. El equipo de gerentes revisa cada día cada punto con una filosofía clara que nos permite prepararnos para peores escenarios. Juntos evaluamos los aspectos a mejorar frente a cada una de las decisiones que se han tomado, ya que debemos ser capaces de reaccionar oportunamente en escenarios volátiles, inciertos, complejos, e incluso ambiguos, como el actual. Por eso, la innovación está tomando más relevancia que nunca. Esta es parte fundamental de nuestro ADN y es la que nos ayudará a sortear la turbulencia de esta coyuntura.

Así que aquí seguimos, con el barco sólido navegando la tormenta y con un puerto claro al que llegar. Ya lo decía el filósofo romano Séneca. “Cuando no sabemos a qué puerto nos dirigimos, todos los vientos son desfavorables”. Qué bueno que nuestro destino es claro y nuestro equipo es más fuerte que nunca.

También le puede interesar: ¿Qué comunicar hoy a sus audiencias?