viernes, diciembre 09, 2022
Carlos Martinez

Mucho se ha hablado de todos los cambios que el mundo ha vivido durante estos últimos 12 meses de incertidumbre. Doce meses en los que muchas compañías han visto cómo su esfuerzo de muchos años se vino abajo. En mi experiencia como asesor de diferentes sectores, he sido testigo de cómo la famosa y repetida frase de reinventarse o morir está presente en muchas juntas. Sin embargo, reinventarse, cuando el flujo de caja de la empresa está llegando a cero, es una misión titánica.

Quiero hacer una reflexión sobre uno de los sectores más golpeados por esta pandemia: los restaurantes. Es un sector que durante muchos años nos orgulleció en Colombia. Nos dio la posibilidad de tener alternativas para todos los gustos y presupuestos. Pero con el distanciamiento físico, se enfrentó a unas condiciones sin precedentes. En diciembre de 2019, hace solo 13 meses, era impensable que el mundo se detuviera, que las personas dejaran de socializar y que los restaurantes del mundo aparecieran vacíos.

No obstante, la realidad es que las personas no dejamos de comer. Si bien no debemos salir, nuestro amor por la comida siguió adelante y los empresarios de la gastronomía que lograron entenderlo, a pesar de que han sufrido, han logrado subsistir. Es por esto que en Trias Marketing decidimos realizar un estudio sobre una de las alternativas por la que apostaron los restaurantes: los domicilios.

Domicilios y hamburguesas

El estudio de Trias Marketing analizó más de 10.000 domicilios de restaurantes, con el fin de entender cómo nos estamos comportando los colombianos al momento de alimentarnos en casa. A continuación algunos hallazgos interesantes:

  1. Se calcula que el mercado colombiano de domicilios fue de 12 millones de órdenes (incluyendo todas plataformas) en 2020.
  2. Diariamente se realizan cerca de 33.000 domicilios en Colombia.
  3. El plato más pedido por los colombianos es la hamburguesa: 22,5%. Creció 34% con respecto al año anterior.
  4. Encontramos domicilios de 3.117 restaurantes diferentes de hamburguesas. Esto demuestra la diversidad que tiene la oferta de este plato en nuestro mercado.
  5. El 46% de los colombianos dice haber consumido hamburguesa durante la última semana.

Estos sencillos hallazgos nos dejan varios elementos importantes que vale la pena analizar. Para que se puedan entregar diariamente 33.000 pedidos en Colombia, asumimos que debe existir una gran masa laboral. Esto nos indica un elemento adicional a las transformaciones derivades de la emergencia sanitaria: los domiciliarios se convierten en un motor de la transformación y reinvención de los restaurantes. Si Maoma no va a la montaña… un domiciliario se la lleva.

Por otro lado, sorprenden las preferencias del paladar de los colombianos: pensar que la hamburguesa es el plato más pedido en Colombia –y que cerca de la mitad de los colombianos que piden domicilios lo consuman semanalmente– lleva a que este plato, que considerábamos extranjero, sea hoy el menú bandera de nuestros restauranteros.

Esta nueva forma de consumir carne debe despertar el interés de los grandes ganaderos de Colombia. La creatividad de cómo complementar la tradicional carne molida encerrada entre dos panes ha evidenciado nuestra capacidad de adaptar y acomodar nuestros gustos. En nuestro estudio, encontramos más de 300 tipos de hamburguesas diferentes. Es decir, la hamburguesa a lo colombiano, creada con adaptación, transformación y entendimiento del consumidor, llevó a la “colombianización” de la hamburguesa.

El crecimiento de la demanda de hamburguesas también nos lleva a analizar cómo han cambiado los comportamientos de las personas en sus hogares durante la cuarentena. Entendiendo que el encierro multiplicó las actividades en el hogar (trabajar, enseñar a los niños, preparar la comida, limpiar el hogar, lavar la ropa, etc.), buscar productos y servicios que generen practicidad y eliminen tareas en la casa se convirtió en la prioridad, pues mejoran la calidad de vida del usuario. Es por esto que las hamburguesas –que cuando se consumen ni siquiera requieren de vajilla– solucionan una necesidad latente del consumidor. Para la reinvención de los negocios, es fundamental entender a profundidad las necesidades del cliente. Hoy por hoy, “hacer la vida más fácil” es la que lidera las preferencias.

Si bien esta cuarentena movió los cimientos de la industria de los restaurantes, ellos demostraron que buscar soluciones sobre cómo llegar a sus comensales, puede generar una alternativa al tradicional modelo de servir en sus propios manteles. También demuestran que la reinvención no necesariamente es sacar platos diferentes o vender “lo de siempre, pero a domiclio”, sino acomodarse a las nuevas necesidades de la alimentación.

Esperemos ver pronto el resurgimiento del sector. Por ahora, sigamos pidiendo domicilios.

También te puede interesar: El gran hermano…

15
diciembre
Evento

P&M Live: Mundial de Catar 2022, una oportunidad para las marcas

Un espacio para charlar sobre la inversión publicitaria, patrocinios, estrategias, canales de comunicación y más.