sábado, noviembre 26, 2022
Default Avatar

Por: Alejandro Caicedo, vicepresidente de media and e-commerce, en Asylum Marketing.

tendencias de e-commerce

El e-commerce sigue creciendo y cada vez parece ser «más fácil» tener una tienda online. Este año 2021, se presentan tendencias que parecen cambiar radicalmente las reglas de juego: desde mejorar la experiencia de compra hasta establecer la discusión global de privacidad. Esto, sin duda, afectará la forma en la que hacemos las cosas. Aquí presentamos 10 tendencias que desarrollamos en Asylum Marketing y en nuestra unidad de e-commerce AsylumX para para tener en cuenta.

1. e-commerce para todos

Alejandro Caicedo, vicepresidente de media and e-commerce, en Asylum Marketing.
Alejandro Caicedo, vicepresidente de media and e-commerce, en Asylum Marketing.

La pandemia aceleró la incursión de pequeños competidores a las grandes ligas. Esto se debe, además de las razones obvias de supervivencia y reinvención, a que cada vez es más fácil tener la posibilidad de crear un e-commerce en plataformas que se terminan convirtiendo en una especie de socios tecnológicos.

Un ejemplo es Shopify, que no solo se encarga del hosting sino que también entregan ayudas gráficas, optimiza para la conversión e integra plugins que permiten hacer mejoras a la tienda de acuerdo con cada necesidad; de esta manera, los negocios se concentran en temas de producto, precio, inventarios, logística y, sobre todo, en generar demanda vía publicidad.

2. Omnicanalidad más vigente que nunca

El comportamiento de compra es tan variado, que no es extraño ver personas que compran online y recogen en tienda física; o personas que hacen lo contrario: miran el producto en tienda física y ordenan online para que este les llegue directamente a su casa. Lo anterior es apenas una parte de lo que puede generar la onmicanalidad. Por eso, quienes están aprovechando los nuevos hábitos del consumidor están volcando su estrategia 360 a una experiencia multicanal donde, además, le pueden dar a todos los puntos de contacto un rol específico y muy importante a la hora de crear engagement o cerrar una transacción.

3. Shoppable ads o Social Selling

Según un reciente estudio de We Are Social, lo colombianos pasamos, en promedio, cerca de cuatro horas al día en redes sociales. Por eso no es descabellado entenderlas (a las redes sociales) como una especie de gran centro comercial donde el shopper está expuesto a las vitrinas (anuncios) en todo momento y en todo lugar. Por lo anterior, considerar a Facebook Callention o Google Smart Shopping dentro de nuestra estrategia ayudará a generar mayor ROAS, aumentar las tasas de conversión y, más importante aún, incrementar el posicionamiento web.

4. Ventas sostenibles para un mundo más sostenible

Ya no es suficiente con entregar en menos de 24 horas o no cobrar el costo de envío. El shopper online presta cada vez más atención a detalles como el material del producto, el proceso de elaboración del mismo, el empaque, el tipo de transporte que se utiliza para hacer la entrega o incluso el beneficio que la elaboración del producto le genera a la comunidad.

5. El poder de la fidelización en busca de la recompra

El costo por adquisición es uno de los KPI más importantes y difíciles de consolidar en e-commerce. Sin embargo, una vez se logra una venta se debe tener un plan de marketing automation para asegurarse de que la experiencia sea impecable; y eso, sumado a una comunicación constante y asertiva (sin volverse instrusivos), puede generar que el shopper se vuelva parte de nuestra comunidad y a que la marca esté presente en su set de consideración.

6. Cookieless World

En un mundo que lentamente se despide de las cookies, tener data de primera mano se vuelve vital para la escalabilidad de los negocios e-commerce. Pronto la publicidad digital se partirá en dos: por un lado estarán los clientes o contactos suscritos a los canales de comunicación propios, a quienes se les puede llamar “comunidad” por el conocimiento que se tiene de ellos; y por otro lado estarán las audiencias o audiencias frías, que se irán tornando “congeladas”.

Tendremos que tener estrategias claras para llevarlas a nuestro funnel de conversión, donde primará el contexto en el que servimos los anuncios y el poder de estos para atraer al público correcto.

7. Gamification

Comprar en e-commerce debe ir mucho más allá de una simple transacción. Es por eso que generar una gran experiencia en todo el journey a través de la tienda será clave para conocer en profundidad a nuestro shopper y acceder a esa zero party data tan anhelada por los especialistas en marketing.

tendencias de e-commerce

Todo empieza por el storytelling con el que cuenta la tienda, las experiencias en forma de trivia o esos pequeños detalles que llevan a la interacción en el sitio. Y esto, aunque parezca una simple “arandela”, proporciona datos e información de alto valor sobre los visitantes.

8. Facilidad y sencillez: la tendencia cliché sobre “menos es más”

Estadísticamente, el proceso de pago o check out es el que genera mayor fricción a la hora de cerrar una transacción en e-commerce. Por eso, aunque debemos pensar en una experiencia agradable en la tienda, siempre debe primar la sencillez en el proceso: desde el momento en que se elige el producto hasta la acción de realizar el pago.

9. Nuevos métodos de pago mirando al futuro

Cada vez hay más personas entrando al mundo de las criptomonedas. Esto, sumado a lo que reporta VISA en su informe de “Preferencias del consumidor en América Latina y el Caribe” da a entender que la confianza en los métodos de pago online se consolida en la región. Según dicho informe, el 78% de los encuestados manifiesta que planea utilizar nuevas tecnologías de pago, entre las que se incluyen las eWallets, los pagos biométricos, pagos directamente en las redes sociales o mensajería instantánea y, por qué no, el pago con Bitcoins u otras criptomonedas.

10. Más medición, menos reacción

Pare, mire, analice la data y accione. Quizá esta sea la tendencia que concentrará la atención de todos los que estamos en el mundo del e-commerce, pues dependemos de tener un plan de medición que contemple temas profundos como la desaparición de las cookies o el ingreso diario de competidores al escenario con productos innovadores a menor precio. Sin embargo, si no tenemos una atribución clara a nuestras acciones de marketing, estaremos inmersos en el círculo vicioso de querer vender y vender con medidas desesperadas y no dándole mayor peso a esas acciones que realmente nos generan un mejor ROAS.

tendencias de e-commerce

A modo de cierre, quisiera citar a Peter Drucker, quien dijoque “no hay nada tan inútil como hacer con gran eficiencia algo que no debería haberse hecho en absoluto”. Me parece pertinente traerlo a colación, ya que veremos tendencias todos los días y podremos decidir si nos montamos o no en ellas. Pero tal vez no suceda nada si las dejamos pasar de largo; en cambio, la discusión de un negocio de e-commerce se debe enfocar en seguir la estrategia, hacer respetar la propuesta de valor y mantener la mira en el objetivo de negocio, pues si no sabemos para dónde vamos, cualquier solución, por ineficiente que sea, podría “encajar” en nuestra agenda.

También le puede interesar: Comunicación: la clave para trascender de iniciativa a cultura

30
noviembre
Creative Conference 2022

Creative Conference 2022

El encuentro que presenta las soluciones creativas para la comunicación de las marcas.