sábado, noviembre 26, 2022
Gente

«Tenemos la responsabilidad de lograr que otros sean tan exitosos como nosotros»: Juan David Pinzón CEO de Ariadna

El fundador y CEO del grupo de comunicaciones Ariadna, Juan David Pinzón, habló con la revista P&M sobre los valores y estrategia de negocio detrás de una de las agencias independientes más reconocidas, de su crecimiento y expansión internacional. También explicó los detalles del nuevo proyecto académico en alianza con algunas universidades e instituciones gubernamentales para formar a los profesionales de la industria.

¿Como es el sello de pensamiento que distingue a Ariadna desde un comienzo y la sigue distinguiendo hoy? ¿Qué tanto la visión suya, hace parte de ello?

Yo creo que desde que iniciamos el proyecto de Ariadna, todos nuestros fundamentos fueron basados en la innovación. La innovación es uno de los valores que primero, nos ha hecho crecer, pero también sobrevivir en la industria. Hemos recorrido todo el crecimiento de los nuevos medios, su nacimiento antes del año 2000 hasta ahora. Esto nos enseñó que solo las compañías que realmente son capaces de transformarse rápidamente y cambiar de acuerdo a las características de la industria, lo pueden lograr.

El segundo tema son las interacciones permanentes. Una metodología de startup implica generar una solución a un problema en particular de la industria y tener dos opciones: tener éxito, o fracasar. En el caso de éxito, o de fracaso, en ambos, poder aprender de esas experiencias y decir de lo que funcionó, como podríamos implementarlo.

Hemos adoptado metodologías como la predicción del comportamiento del consumidor o la inteligencia artificial para un proceso de planificación de televisión con internet. Entonces para nosotros la visión de los medios es una visión diferente, y a partir de esto empezamos a retar y transformar nuestros servicios. Este ha sido uno de nuestros secretos para tener esa velocidad que el mercado requiere, cambiar más rápido que cualquiera, o volver a empezar cuando lo amerita.

Otro tema de nuestros valores es la formación: la creación de nuestro talento. Esto ha sido una permanente para nosotros durante todos los años que llevamos como compañía; y es que no podemos depender de los profesionales que ya hayan sido formados en la industria. Nosotros en alguna medida, formamos a las personas que trabajan con nosotros.

No todas las agencias colombianas logran ese impacto transnacional y ese crecimiento que ustedes tienen. Además de esos valores ¿que estrategia empresarial, o que visión ha acompañado a Ariadna en este proceso?

Yo creo que desde el día 1 cuando visualicé esta compañía, decidí que esta agencia fuera global y no una compañía colombiana que exporta servicios. Esa es la gran diferencia.

Entonces este pensamiento internacional nos ha llevado a apostarle y formar talentos locales en cada uno de los lugares a los que vamos. También a entender que hoy en día Latinoamérica y Estados Unidos requieren servicio en un área mucho más extensa que un solo mercado.

Esa visión nos ha llevado a pensar con globalidad y toda nuestra estructura siempre ha sido basada en modelos de servicio en los cuales cubrimos regiones; y apostamos a comprar compañías en otras latitudes, a desarrollar habilidades y a entender que el mercado tiene esta necesidad. Fuimos muy visionarios en ese sentido porque muchas marcas buscan que una agencia les de servicio que cubra una región.

¿Cómo están asumiendo el mercado los anunciantes locales, con respecto a los anunciantes globales? y, ¿Qué pueden aprender las marcas colombianas con lo que se está haciendo en otros países, y viceversa?

Yo creo que hay algo que es tendencia en el mundo y es la apertura que existe hacia desarrollar proyectos sin importar cuales son los roles de todos los actores dentro del ecosistema de comunicación.

Me explico. Anteriormente los roles estaban muy establecidos, había una agencia de medios, una agencia de relaciones publicas, una agencia digital, de contenido, y cada uno cumplía un rol especifico muy acotado. Yo creo que cada vez más los anunciantes tienen una apertura para desarrollar proyectos diferentes.

A pesar de tener agencias y todas estas estructuras alineadas, no existen estas barreras y están abiertas a la oportunidad para que cualquier idea bien desarrollada, interesante y con un grupo de profesionales eficaz, pueda ejecutarla.

proyecto académico de Ariadna en Colombia
Juan David Pinzón, CEO de Ariadna

¿Es posible? ¿Ya hay agencias que estén ofreciendo licitaciones integradas?

Hemos tenido experiencias con clientes que empezamos a apoyarlos en ciertos servicios y hoy desarrollamos el ciclo completo de la comunicación. Aquello está basado en nuestra metodología como digital first, que significa que pensamos siempre con un componente en el cual la data y la tecnología son fundamentales para entender mejor al consumidor. Entonces muchos de nuestros clientes hoy no nos consideran como una agencia digital sino que nos contratan todos los servicios asociados.

¿De qué se trata el nuevo proyecto académico de Ariadna en Colombia?

Actualmente lanzamos un programa que empieza en Colombia, pero que esperamos que tenga presencia en los mercados en los que estamos, y es un proceso de formación.

Estamos coordinando con varias universidades y entes gubernamentales para entrenar diferentes grupos de jóvenes empezando desde colegios, pasando por institutos tecnológicos y universidades. Actualmente la industria requiere especialistas de todas las profesiones y este proyecto pretende abrir una oportunidad para que la gente pueda acceder fácilmente a posiciones y tener una mentalidad empresarial.

Transmitir ese conocimiento que nosotros hemos desarrollado durante años para que hayan chicos que puedan participar en modelos de negocio diferentes, es nuestra responsabilidad. Es una forma en que nosotros le estamos devolviendo a la industria lo que la industria ha hecho con nosotros.

Desarrollaremos un equipo que específicamente va a entrenar a los colegios y estudiantes no solamente de ciudades principales, sino de municipios, para que puedan desarrollar habilidades en programación, social media, audiovisuales, dándoles el enfoque que el mercado requiere.

Este proyecto también cuenta con el seguimiento y acompañamiento para que estos estudiantes accedan a fondos para crear su microempresa. Nuestro sueño es acompañar a muchos niños, adolescentes, universitarios, y profesionales de la industria, a que sean empresarios y que logren hacer lo que nosotros hemos hecho.

¿Cómo van a empezar?

El proyecto académico de Ariadna tiene acuerdos con entidades como el Sena y con varias universidades y colegios. Esta es una iniciativa que comenzó en Manizales, entonces hay grupos como Juventud Manizaleña, con el cual vamos a traer a chicos de diferentes municipios de Caldas para entrenarlos los fines de semana. Capacitaremos a los instructores del Sena, en todas las áreas.

Nosotros aportamos el conocimiento y las herramientas que se requieran en los diferentes programas, luego van a hacer sus prácticas en las diferentes oficinas donde tenemos presencia.

A nivel de universidades, tenemos acuerdos con la Universidad Católica, que tendrá un programa especializado en marketing digital. También con la universidad Nacional, sede Manizales, en donde gracias a la alianza Suma, cualquier joven de la región podrá acceder a cursos técnicos y tecnológicos.

¿Es posible formar emprendedores? ¿El emprendimiento no es una habilidad innata?

Le voy a contar el caso de mi hija que tiene 11 años. Hace dos años yo le enseñé a crear una compañía, tenía 700 dólares para comprarse algo, un teléfono o lo que necesitara. Es disruptivo este mensaje cuando lo recibe, ¿Crear una empresa con 700 dólares?

Hay un proceso muy claro que se puede aprender de qué es lo que se debe hacer y cómo invertir esos 700 dólares bien invertidos. Se puede comprar un computador, registrar una compañía en la Florida, que puede costar 50 dólares, hacer una página de internet, entre otros. Mi hija aprendió cómo hacerlo. Tiene 11 años y es especialista en hacer páginas web, y ahora tiene una página de e-commerce y ha vendido en Hungría, Nueva Zelandia, Australia, a todo el mundo. Entonces, si. Hay personajes que tienen este espíritu empresarial, pero si no existe un proceso de incubación, formación, y de entendimiento de cómo es el mundo, es imposible que se genere este proceso.

¿Recuerda su proceso de emprendimiento?

Yo empecé en la sala de mi casa creando una página web. ahora somos más de 700 personas, tenemos 15 oficinas en todo el mundo y llevamos más de 20 años haciendo negocios. Entonces, por qué no se puede desarrollar en otras personas, o mejor, por qué no somos capaces de orientar mejor a quienes tienen este mismo espíritu.

Nosotros tenemos la responsabilidad de contar nuestra historia y lograr que otros sean tan exitosos como nosotros, porque lo que nos hizo exitosos, fue una motivación.

Yo cuando emprendí le escribí a Jeff Bezzos, en el año 1997. Había abierto mi primera página web que se llamaba ManizalesPlaza.com, y me respondió, y me acompañó, y me ayudó, y me dió un kit de marketing y una cantidad de herramientas. Yo pude poner que mi página estaba en asociación con Amazon.

Ese solo apoyo de una persona que yo admiraba, me dio una gran motivación y una perspectiva de que podría llegar a ser muy grande en cualquier mercado tuviera o no tuviera capital. Partiendo de esto podemos transformar el mundo.

También le puede interesar: El día D, el día después de la pandemia

30
noviembre
Creative Conference 2022

Creative Conference 2022

El encuentro que presenta las soluciones creativas para la comunicación de las marcas.