sábado, mayo 25, 2024
Entrevista

“El periodismo es sensatez, es quitar el pie del acelerador y contrastar“, Aldemar Moreno

Para celebrar el día del periodista P&M habló con Aldemar Moreno, editor jefe de Forbes Colombia, sobre lo que significa ser periodista en la actualidad.

Aldemar Moreno tiene más de 25 años de trayectoria como periodista. Su carrera inició en La República. Después fue redactor por cinco años en la Revista Semana, y luego editor de negocios por seis años en la Revista Dinero, donde se cimentó como uno de los periodistas económicos más reconocidos en el país. En 2021, asumió el rol de Editor jefe en Forbes Colombia, desde donde lidera un medio dinámico que está marcando la agenda noticiosa del país.

Moreno suele estar tras los bastidores, haciendo preguntas y escribiendo sobre otros en tercera persona. Esta vez respondió las preguntas de P&M sobre su trayectoria, qué significa ser periodista y el futuro de la profesión.

P&M:Vivir del periodismo en Colombia no es sencillo. Usted lleva años en esta profesión en medios como La República, Dinero y ahora en Forbes. ¿Cómo ha sido la experiencia de dedicarle la vida al periodismo?

Aldemar Moreno: ha sido una grata sorpresa y me hago la pregunta sobre las causas de esta continuidad y esta persistencia, porque las oportunidades se han reducido mucho, y porque conozco casos de colegas que tenían muy buenos empleos, los pierden y tienen que buscar otros espacios en comunicaciones. Creo que es una mezcla de suerte y de esfuerzo por hacer las cosas bien. Lo describo así porque yo terminé en el periodismo de carambola.

Actualmente, dicto clases en la Universidad Javeriana y la Universidad de la Sabana donde pongo a los estudiantes a hacer trabajos en los que vayan y hablen con colegas de medios de mi generación. Casi todos estos colegas dicen "yo escribía desde pequeño”, para mí no fue así. Me vine a dar cuenta de mi vocación cuando, antes de terminar el bachillerato y presentarme a la universidad, me senté a hablar con uno de mis hermanos y aunque yo quería ser músico le dije: "yo música definitivamente no voy a estudiar, ¿qué más hago?". Él me respondió que mirara comunicación, locución o algo similar. Ahí fue cuando apareció la vocación por el periodismo. Luego, la universidad me sirvió mucho, en el pregrado especialmente, para afianzar mi vocación.

Yo hablo muy bien de las universidades porque tengo conocimiento de causa. En mi caso la universidad me ayudó muchísimo a definir mi camino profesional. Terminé estudiando una carrera que me fascinó y en la que siempre intenté hacer bien las cosas. Creo que la fórmula del éxito no es otra que esforzarse por hacerlo bien, el resto viene por añadidura.

P&M:Quisiéramos saber si cree que los periodistas deben estudiar periodismo o si no es necesario y por qué.

Aldemar Moreno: Yo soy muy pragmático. A mi me sirvió mucho estudiarlo y las universidades siguen siendo un gran espacio para definir los temas de vocación en el periodismo. Mi experiencia es que la muestra significativa de profesionales en las salas de redacción en Colombia es de comunicadores sociales y periodistas. Hay quienes han llegado por otros caminos, pero la mayor parte del circuito profesional es de gente que ha estudiado estas carreras.

Ahí, lo repito, hay un asunto de pragmatismo. Cuando veo que alguien viene de otra carrera en el pregrado y termina en una sala de redacción me pregunto, ¿por qué estudian una carrera diferente y terminan en una sala de redacción si las habilidades que necesita un periodista le pertenecen al periodismo y son habilidades de reportero puro y duro?

Por mi experiencia como periodista especializado en economía, sé transmitir muy bien la economía del país. Sin embargo, mi mensaje es el siguiente: que los jóvenes estudien lo que quieran y lleguen a la sala de redacción está bien. Sin embargo, ya en la sala de redacción deben tener las herramientas necesarias para hacer periodismo. Lo que defiendo a capa y espada es que el que esté en una sala de redacción debe ser un profesional necesario para los tiempos de hoy; es decir, una persona que entienda las características de un periodista y que haga periodismo con lujo de detalles, entendiendo los nuevos contextos digitales

P&M:Usted es profesor y a lo largo de su carrera siempre ha liderado salas de redacción. Desde esas experiencias, ¿Qué cualidad sí o sí debe tener un periodista en la actualidad?

Aldemar Moreno: Hay una que a mi me ha costado mucho trabajo pero, creo que de mi generación soy de los más inquietos al respecto, y es la comprensión de los entornos digitales y la comprensión real, y ahí las universidades apenas se están poniendo al día, de la data. Hay que hacerlo. Yo trato de entender estos temas, porque hoy las decisiones de contenido deben estar atadas a la data, con sentido crítico.

Me refiero a aprender de Analytics, a aprender de Crowd Tangle, a aprender de tendencias...es fundamental entender estas herramientas adicionales a lo que todo periodista debe desarrollar.

P&M:Acaba de mencionar un tema clave y es cuál debe ser el periodismo hoy en un mundo donde comprender lo digital es vital. ¿Cómo pueden sobrevivir los medios y los periodistas en medio de este mundo hiperconectado e hipercompetitivo en materia de contenidos?

Aldemar Moreno: Es una pregunta para la que no tengo respuesta, me hace sentir abrumado todo lo que está pasando. La gran pregunta que debemos resolver es qué está haciendo la gente con el contenido que creamos los periodistas.

En los medios trabajamos confiados en que la gente hace con el contenido lo que nosotros queremos y eso es mentira. El caso más básico es los contenidos tipo noticia; la gente lee el título y el sumario y a veces ni siquiera eso. Miran la imagen y ven que es Petro o Uribe y hacen un comentario o dan like y se van. Y todo el esfuerzo que uno hace para realizar una noticia, así sea sencilla, queda perdido. Entonces, no tengo una respuesta. Lo que sí es clave es la especialización, el tema generalista lo hace Chat GPT o cualquier otra herramienta, entonces creo que hay que especializarse, tener criterio propio y tener tono.

A mi me gustaba esa forma de entenderlo que era el modelo Fox y el modelo Semana y era tener un tono. Incluso, diría que hay que tener un tono políticamente incorrecto. La corrección política hay que dejarla de lado para abordar los temas, y abordar los enfoques porque eso las máquinas todavía no lo hacen, tal vez lo harán en algún momento. Pero hoy, a menos que uno como periodista tenga tono y tenga enfoques originales no va a avanzar.

Más allá de eso, creo que hay que ayudar mucho como periodistas a hallar un modelo de negocio para el medio. Los periodistas deben estar pensando cosas como "¿quién me va a pagar el salario?" o "la forma en que trabajo, ¿cómo incide para generar ingresos para mi medio?" Y no me refiero a que deban salir a vender, no. Sino a que no deben desligarse de esos temas porque uno puede terminar como han terminado muchos colegas que dicen "lo mío es el periodismo y no pienso en nada más" y se acaba el medio y terminan en la calle.

Yo siempre hago esta analogía: Imagínense ser el chef de un restaurante y decir "yo soy un berraco haciendo platos y me dedico a eso". Y llega el dueño y un día dice "se acabó el restaurante" y uno piensa "pero, si yo cocino super bien". Si uno no piensa de forma macro, eso puede pasar como periodista. Hay que entender que el modelo tradicional de los medios quedó deshecho. Era algo muy bonito, pero ya no funciona y hay que tener la mente muy abierta para entender cuál es la clave del éxito en la producción de contenido periodístico.

P&M:Hablemos de la especialización de los periodistas. ¿Por qué es tan importante y cómo eso abre camino?

Aldemar Moreno: Como periodista, si uno decide ser generalista es complejo porque toca subirse a una ola de tendencias, luego a otra, luego a otra y nunca se logra entender qué pasa con cada ola. La única forma de cogerle el pulso a la agenda es deteniéndose en algunos puntos específicos. El periodismo general ya no da y la forma en que se organizan las redacciones son diferentes.

Me duele que los periodistas no estamos dispuestos a dar esa conversación porque duele mucho, suena políticamente incorrecta y, al menos los periodistas de mi generación, seguimos dolidos con eso.

Hace diez o 20 años se decía "El Tiempo es un diario nacional", pero El Tiempo era un diario de Bogotá. En Medellín o en la costa muy pocos leían El Tiempo. Leían El Heraldo, El Colombiano. La realidad es que éramos un nicho geográfico. Hoy con los Analytics el que me diga que tiene una audiencia enorme, no le creo. Lo que sí le creo es que su nota tuvo una audiencia X en tal lugar. Y a eso sumémosle que la gente quiere leer lo que quiere y no lo que los medios buscan producir. Para mi generación es una tragedia porque uno se sienta y dice "voy a escribir el informe sobre déficit en cuenta corriente que está disparado" y resulta que la gente quiere leer la historia de James.

La especialización te permite adaptarte a ese contexto. En mi caso llegué a la especialización en economía de carambola. En el 96 no tenía trabajo y en el 97 me apareció la oportunidad de escribir en La República y yo dije "tomo esta oportunidad y soy juicioso". El mensaje es que el mundo no está diciendo que el periodismo no es lo que los periodistas quieren. Lo que sí hay es y criterio periodístico, pero hay que escuchar a las audiencias.

P&M: Otro tema clave es la sostenibilidad de los medios. ¿Cómo puede un medio ser sostenible?

Aldemar Moreno: Que un medio sea sostenible sigue estando en manos de los periodistas porque las marcas periodísticas deben ser sólidas, deben tener carácter. Por eso es bueno que se amplíe el espectro de los medios. Cada marca debe tener su sello y su espectro. Yo estoy, por ejemplo, en un medio con una marca clarísima y fuertísima. Eso crea confianza y por eso la gente nos busca.

A partir de ahí, de tener una marca sólida, hay que tener un modelo 360 en donde un cliente o anunciante plantee estrategias. Uno debe tener un equipo de producción editorial y comercial que haga podcast, videos, foros, texto, advertorials, etc. El desafío es grande porque con la caída del negocio publicitario tradicional ahora tenemos que hacer mucho más esfuerzos para obtener el mismo resultado que se obtenía antes con un aviso.

Ahora tenemos que hacer video, cápsula, podcast, panel en un foro...y hay que tener personas preparadas para eso. De eso deriva también que un periodista debe estar dispuesto a hacer todo eso: moderar un panel, hacer un advertorial, hacer un podcast.

P&M: Hay dos factores importantes: las redes sociales y la inteligencia artificial. ¿Cómo se deben tratar y usar en las redacciones?

Aldemar Moreno: Creo que hay que coger el toro por los cuernos. Es decir, recibirlas, abrazarlas y usarlas. Al respecto cuento una anécdota: Chat GPT se lanzó en noviembre, y apenas vi la maravilla que era le dije a uno de los periodistas "hagamos un artículo con Chat GPT ", al menos para entender cómo funcionaba. El mensaje es entonces que hay que usarlas.

Ahora, analicemos la carga de profundidad. Es decir, el tipo de tráfico que generan las redes sociales no es bueno porque el tiempo de permanencia es mínimo. Las personas dan Like o reaccionan, pero lo hacen con la entraña. Aún así, debemos estar ahí. Las redes sociales sirven mucho para branding, no para llevar tráfico. Sin embargo, repito, hay que estar en todas las redes.

El tema de fondo es que por contraste con ese comportamiento de las personas en las redes sociales se ha abierto un espacio para ejercicios periodísticos serios. Me explico: para mí el periodismo es hoy uno de los bastiones de la sociedad para la sindéresis, para que la gente entienda que uno produce periodismo con calma, pensando en contrastar y no pensando si uno odia o quiere algo o alguien. Desde esa perspectiva, el periodismo es un regalo para la sociedad Creo que en algún momento la gente va a buscar eso otra vez: alguien que les diga "está bien que reaccione con entraña, pero venga y mira lo que estamos haciendo con dedicación y rigor".

El periodismo, entonces, es sensatez, es quitar el pie del acelerador y contrastar, y tiene un valor positivo para la sociedad.

Frente al tema de la inteligencia artificial hay que abrazarla también. Ahora estoy pensando sobre cómo usar el Chat GPT. No sé si crear el rol de editor de Chat GPT en la redacción. La pregunta es ética y gira en torno qué le corresponde hacer a cada periodista. El riesgo de estas nuevas tecnologías es que profundicen un problema que se agudizó en la pandemia y es que ya nadie quiere salir a hacer reportería, y hay que seguir reportando.

P&M:Un periodista hoy debe ser reportero y saber de SEO, inteligencia artificial y data. Para 2023 y los años siguientes, ¿Cómo deben los periodistas unir esos dos mundos del periodismo tradicional y el periodismo de la data?

Aldemar Moreno: al final del día se trata de que lo que yo haga aporte, descubra y le sirva a la gente. Eso es engagement cualitativo. Lo que se nos viene es una era de buenos resultados en materia de engagement, pero ahora estamos en la transición. Facebook yo lo veo acabado para los medios, y me sorprende gratamente TikTok, pero son redes de entretenimiento puro y duro.

Lo que sigue sobre la mesa es el asunto con el que arrancamos y es cómo un periodista entiende qué hacen las personas con lo que produce. Veamos a netflix que hoy volvió a buscar pauta porque con suscripciones no pudo sobrevivir. Para los medios es tremendo porque por lo novedoso de las nuevas tecnologías es complejo entender hacia dónde ir. El caso Semana por ejemplo la lógica fue: donde esté la gente y donde haya entraña ahí nos metemos porque hay clics. Entonces, entrar a entender de manera rigurosa qué hacen las personas con lo que escribimos nos abre posibilidades hacia el futuro porque nos revela mayor cualificación de ciertas audiencias, y porque abre puertas en lugares donde la agenda no pega.

Ahora, hay que tener criterio, no se puede hacer solo lo que la audiencia quiere: por ejemplo, si Semana hubiera hablado bien de Álvaro Uribe en la época de la parapolítica la habría embarrado. También hay que entender que si pensamos sólo con la mentalidad de "no abordamos este tema porque Analytics dice que no los abordemos" nos fregamos. A veces hay que abordar temas, así no sean tendencia.

P&M:Finalmente, hace poco salió un informe que decía que la carrera de la que más se arrepienten de haber estudiado los profesionales es el periodismo. ¿Qué le diría a alguien que esté estudiando la carrera y lea algo así?

Aldemar Moreno: No me sorprende la respuesta. Revela que esto lo estudia gente crítica y gente insatisfecha, en términos generales. No en vano en muchas redacciones hay personas con problemas de salud y mentales porque esto es duro, meterle el diente al mundo es duro. Quisiera compartir otra anécdota: yo era un bebé, apenas comenzando mi carrera en la Sabana, y estábamos con un amigo sentados en la mesa de la cafetería y aparecieron dos mujeres de la carrera de semestres más avanzados. Palabras más, palabras menos nos dijeron que no estudiáramos esa carrera. Esto sucedió en el 90, 91. Lo que eso muestra es que, desde siempre, los periodistas somos críticos. ¿O conocen algún periodista que diga que todo está perfecto? No. El periodista es crítico por naturaleza y así vemos el mundo.

En el prólogo de Música para Camaleones Truman Capote dice que la escritura es un látigo para autoflagelarse y el periodismo es así. Con lo anterior en mente mi mensaje para los editores y directores es: hay que entender qué son las salas de redacción. No son perseguidores de links o de clics, porque si un periodista se dedica a eso la sala de redacción se quema.

Para los periodistas que lean esos informes el mensaje sería: primero, no hagan caso de ese tipo de publicaciones porque nosotros mismos nos malinterpretamos. Segundo, las nuevas generaciones tienen más posibilidades en las salas de redacción. Vayan a las salas de redacción, y entiendan qué pasa ahí; es una experiencia fabulosa.

También le puede interesar: P&M lanza su nueva sección "Marcas sostenibles"

6
junio
Evento

Media Today 2024 - LIVE 🔴

Evento que mostrará las coyunturas, retos, logros y oportunidades de los medios en Colombia en 2024