lunes, febrero 06, 2023
Comunicación

Stranger Things: Nostalgia, la conexión entre marcas y audiencias

La nostalgia tiene un encanto particular para la audiencia. Stranger Things, la serie original de Netflix, dirigida por los hermanos Matt y Ross Duffer, hace un homenaje al Hollywood de los 80, década que marcó el inicio de los efectos especiales y de un nuevo estilo de hacer cine.

P&M habló con Daniel Salazar, director general de Contenidos El Rey, agencia de content marketing, sobre la razón por la que se aprovecha la tecnología para homenajear épocas pasadas, no siempre para hacer productos futuristas; sobre lo inspiradoras que pueden ser las series como Stranger Things, disponible en una plataforma no menos inspiradora, y sobre las oportunidades que la tecnología le permite al content marketing.

Stranger Things
Daniel Salazar

¿Qué elementos lo hicieron ver Stranger Things? ¿Qué tiene esta serie que hace que la gente espere la siguiente temporada?

El éxito, más allá de ser una historia de ciencia ficción y suspenso, radica en que es una oda al cine de los 80. Al estilo de The Goonies y de E.T., unos niños descubren algo que los sobrepasa y tratan de resolver un tema que tiene un poco de complot del gobierno. Apela a la nostalgia al tomar escenas y hacer un retazo de elementos de los clásicos de los 80, lo que hace que genere recordación. Utiliza elementos de la cultura popular que hicieron parte de nuestra infancia; por eso, es exitosa y todo el mundo quiere hablar del tema. Es importante partir de elementos culturales que el público pueda compartir para que se sientan identificados.

¿Por qué cree que una serie como Stranger Things puede ser inspiradora para la industria publicitaria?

Tiene una estética tan buena para inspirarnos en la industria. Nos muestra que es posible contar nuevas historias al recurrir a elementos y relatos que ya han existido y refuerza el hecho de que nuestra mayor fuente de inspiración está en esas mismas cosas de nuestro pasado que nos emocionan.

Stranger Things
Fotos: Cortesía Netflix

En estos tiempos en que se dispone de una gran cantidad de recursos tecnológicos, ¿cómo se crea un personaje como Demogorgon, que tiene una apariencia acorde a como se retrataban los monstruos en la década de los 80?

En Stranger Things, los monstruos no son muñecos anacrónicos, sino mucho más reales. Demogorgon es el típico monstruo de los 80, pero no es robotizado, sino completamente a computador. Eso hace que parezca mucho más real. Sin embargo, a la serie le pasa en alguna medida lo mismo que a la nueva saga de Star Wars, que volvió al vestuario, a las tomas y a los efectos especiales de la primera generación de la franquicia, porque en la segunda fue casi todo computarizado. Si bien esas herramientas permiten construir mejores personajes, no hay que perder el foco con la realidad que los hace más creíbles e interesantes.

Stranger Things
Fotos: Cortesía Netflix

¿A qué cree que se debe la conexión de las audiencias colombianas con esta serie?

Stranger Things
Fotos: Cortesía Netflix

Hay varios elementos comunes entre Colombia y Estados Unidos. En los 80 se veía mucho cine estadounidense con encuentros paranormales de ese tipo. Eso fue lo que vieron las personas que fueron niños entre los 80 y los 90 y, de entrada, hay conexión con quienes tuvieron vida de barrio y los amigos con los que se andaba en bicicleta y en Halloween se mostraban películas en las que los niños estadounidenses tenían que luchar contra monstruos. Esos elementos hacen que podamos compartir la historia. Por ejemplo, nosotros también tuvimos los Reebok del momento, los Walkman y la tía que usaba un peinado alto y todo eso hace que ahora se quiera ver la serie para revivir la nostalgia.

A propósito del éxito de Netflix, ¿el contenido digital se puede considerar como una competencia para los medios tradicionales o como una oportunidad? ¿Por qué?

Es una oportunidad y si los medios tradicionales no se montan rápido, les va a costar. Cada vez se habla más de gente que no ve televisión por cable. En mi caso, todo lo veo por video on demand y cuando voy a ver televisión normal, me desespera no tener la posibilidad de elegir lo que quiero. Los hábitos de consumo van a cambiar y si las marcas no empiezan a meterse en eso, estarán un paso atrás. Hay un reto grande, ya que antes las personas veían lo que se les ponía; ahora si alguien no quiere ver un tipo de contenido, no lo hace. Eso obliga a las marcas a pensar en mejores contenidos porque están compitiendo por esa audiencia selectiva.

¿Qué oportunidades cree que brinda la tecnología para fortalecer formatos audiovisuales?

La tecnología dispone de efectos especiales y audiovisuales que hacen que puedas contar historias más ricas y experienciales con realidad virtual. Netflix, más allá del formato audiovisual, tiene un gran trabajo en data que le permite saber en qué momento la gente se engancha y empieza a maratonear. Eso es bueno, porque si ya sabes cuáles son los giros que hacen que la gente se conecte más, podrás crear mejores historias.

Stranger Things
Fotos: Cortesía Netflix

También le puede interesar:Los Increíbles 2: arquetipos insuperables