viernes, mayo 17, 2024
Enrique

La fusión entre la Economía Creativa y la Inteligencia Artificial está generando una revolución en la creación de contenido.

Según IDC (International Data Corporation), se espera una inversión global de 500 mil millones de dólares en Inteligencia Artificial hasta 2027 y al mismo tiempo, una encuesta de The Influencer Marketing Factory revela que cerca de 95% de los creadores de contenido ya incorporan esta tecnología en sus tareas diarias.

La integración de tecnologías en el ámbito creativo representa un soporte e impulso significativo para los creadores. Estas herramientas no solo potencian la eficiencia, sino que también ofrecen un enfoque basado en datos para abordar desafíos específicos de clientes en constante evolución.

Los alcances de lA son inimaginables, ya que puede estar presente desde la estructuración y fijación de precios de cursos hasta la generación de correos electrónicos y páginas de venta atractivas. La expansión de estas tecnologías hacia Latinoamérica en 2024 abre nuevas oportunidades para los creadores, facilitándoles la planificación y la optimización de sus negocios respaldados por la potencia de la Inteligencia Artificial.
Además, la internacionalización y la expansión de audiencias se han vuelto más accesibles gracias a la IA. Esta tecnología facilita la adaptación de contenidos a diferentes idiomas y culturas, ya sea a través de doblaje, subtítulos, traducción automática, entre otras herramientas. Esto amplía el alcance global de los creadores, abriendo puertas a nuevas audiencias y mercados internacionales.

La personalización es otra ventaja clave que ofrece la Inteligencia Artificial en la Economía Creativa. Gracias a algoritmos avanzados de recomendación y análisis de datos, los creadores pueden adaptar su contenido para diferentes audiencias o plataformas, aumentando así su relevancia y la participación del público. Esto se traduce en una experiencia más enriquecedora para los usuarios y en un mayor impacto para los creadores. Además, la aplicación de técnicas de procesamiento de lenguaje natural ha mejorado la experiencia del usuario en la plataforma, facilitando la búsqueda y el acceso a contenido relevante.

Por otro lado, la integración de esta tecnología también conlleva una reducción significativa de costos en la producción de contenido. La automatización de tareas repetitivas o que consumen mucho tiempo permite a los creadores optimizar sus recursos y enfocarse en la generación de contenido de mayor calidad. Esto democratiza el sector, ya que reduce las barreras de entrada y permite que más personas puedan iniciarse en la Economía Creativa aprovechando las herramientas tecnológicas para mejorar sus procesos operativos y centrarse en estrategias comerciales más efectivas.

Según Goldman Sachs se proyecta que la Economía Creativa casi duplicará su tamaño de mercado para 2027, alcanzando los 480 mil millones de dólares. Ahora la revolucionaria integración de tecnologías de IA en el ámbito creativo fortalece esta economía, ya que otorga una serie de beneficios que están transformando la forma en que se crea, distribuye y consume contenido.

Es evidente que la tecnología no solo mejora la eficiencia y calidad de los contenidos, sino que también potencia la personalización y conexión entre creadores y su audiencia, desafiando la percepción común de que la IA dejará sin trabajo a muchas personas. La oportunidad ahora es descubrir cómo las empresas pueden utilizar personas y agentes inteligentes en su beneficio. No se trata de sustituir el trabajo cognitivo repetitivo por la IA. La cuestión es ampliar la inteligencia y que ambos trabajen en colaboración.

También le puede interesar: El rol de los programas de lealtad en la economía colombiana