sábado, julio 20, 2024

Durante los últimos años, los podcasts se han convertido en uno de los formatos digitales predilectos para generar contenido.

Existen todo tipo de pódcasts, desde aquellos que brindan material educativo, hasta los que buscan entretener al oyente, unos que llevan un largo proceso de edición en estudio, como otros que se graban en casa fácilmente con la aplicación de celular. Lo relevante es que sin importar el tipo de contenido o la manera de edición, todos los creadores deben tener en cuenta los derechos de propiedad intelectual, tanto para no infringir los de terceros, como para proteger los propios.

En la producción de pódcasts es común el uso de obras de terceros y otros contenidos (música, sonidos de fondo, marcas, libros, entre otros), protegidos por derechos de propiedad intelectual y que deben ser tenidos en cuenta previo a su publicación.

¿Cómo asegurarse de no infringir derechos de propiedad intelectual de terceros?

Es importante asegurarse de contar con las autorizaciones respectivas por parte de los titulares de los derechos de propiedad intelectual para no llegar a infringirlos. Por ejemplo, es muy común que en los pódcasts se utilice música de fondo, como cabezote o en transiciones. Estos derechos se pueden adquirir mediante un contrato de cesión de derechos o mediante una licencia de uso, la cual puede ser adquirida directamente con el autor, el artista o productor. También es importante tener presente que además de los derechos sobre la obra musical, existen los derechos conexos sobre la interpretación y el master, lo cual también requiere una autorización. De no contar con esta autorización, lo recomendable es abstenerse de utilizar obras de terceros o asegurarse de utilizar obras que se encuentren en el dominio público.

Además de la inclusión de música de fondo, otra práctica recurrente en la realización de pódcasts es la de tener invitados o entrevistados que hacen parte de estos. Sea en video o solamente en audio, en el pódcast se estaría explotando la imagen de un tercero. Por esta razón, también es necesario obtener su autorización por medio de un release de uso de imagen y derechos de propiedad intelectual.

Otro de los elementos más importantes de los pódcasts es el nombre que se utiliza para identificarlo, por lo que cada vez es más recurrente ver que estos nombres se registran como marca ante la Superintendencia de Industria y Comercio, buscando su protección frente a terceros. Por este motivo, al momento de pensar en el nombre para el pódcast, es necesario hacer una revisión preliminar para asegurarse que el nombre de interés, o alguno similar, no se encuentre registrado previamente por un tercero. Lo recomendado es que en caso que el nombre de interés se encuentre disponible, se proceda a solicitar su registro para tener un derecho exclusivo sobre el mismo.

¿Su pódcast utiliza alguna herramienta de inteligencia artificial?

Sin duda las herramientas de inteligencia artificial son un gran aliado en el proceso creativo y de edición de los pódcasts. Desde la creación del libreto, creación de canciones, simulación de voces, entre otras múltiples funcionalidades que pueden entrar a cumplir las herramientas que se encuentran hoy a disposición de cualquier persona. Si bien pueden llegar a facilitar todos los procesos implicados, es necesario hacer un uso responsable dado que estas herramientas involucran derechos de propiedad intelectual. Parte de esta responsabilidad se encuentra en la lectura detallada y comprensión de los términos y condiciones de las plataformas utilizadas. En estos podrán encontrarse aspectos importantes como sobre quien recae la titularidad de los derechos de la creación realizada con la herramienta, la responsabilidad del encargado de la herramienta frente a reclamación de terceros, entre otros. De forma recurrente se ve como en la versión gratuita de estas herramientas la responsabilidad sobre el uso que se le da al producto la asume cada usuario y que no ceden los derechos de propiedad intelectual sobre el producto. Por esta razón, es muy importante seleccionar la herramienta que se utiliza para evitar el riesgo de recibir a futuro una reclamación por infracción de derechos de propiedad intelectual con la publicación del pódcast.

En conclusión, puede verse como la propiedad intelectual juega un papel fundamental para los creadores de pódcasts. No solo por las consecuencias que podría traer la infracción de derechos de terceros, sino también para poder proteger sus propios derechos ante estos, por lo cual se debe ser muy diligente y responsable con el contenido que se publica.

También le puede interesar: Reflexiones sobre el Consumer Immersion 2024

28
agosto
Evento

Dircom Tracker 2024

La presentación del estudio que analiza el rol del líder de comunicación organizacional en Colombia