sábado, julio 20, 2024
Default Avatar

Por: Felipe Giraldo, director de la agencia de comunicaciones Conexiones.

Uno de los difíciles escenarios que ha generado la crisis del Covid-19 es el aislamiento permanente en sus hogares, de las personas mayores. A esta población que requiere ayuda para la adopción de la tecnología, le preocupan especialmente los problemas de seguridad digital y presupuesto. Hoy las marcas de consumo, tecnología u otras industrias tienen la oportunidad de empoderar y proteger más a este grupo a través de su comunicación y hablarle directamente.

Cualquier niño o adulto ha escuchado comentarios y preguntas de un padre mayor de 70 años como: “Estoy acostumbrado a depositar cheques y sacar efectivo en el banco. No hago esas cosas electrónicamente» y “Mi médico dice que debería hacer una cita digital debido a covid-19 ¿Me puede ayudar con eso?». Ayudar a los mayores con la adopción de la tecnología puede ser complicado.

La alfabetización tecnológica

La brecha de la alfabetización tecnológica impide que algunas personas de la tercera edad se mantengan al día con sus necesidades diarias básicas y tengan que exponerse al contagio. Los adultos mayores se quedan atrás y no pueden funcionar en una sociedad cada vez más dependiente de la tecnología.

La preocupación es real. En un reciente estudio entre adultos jóvenes de la agencia global Ketchum en Estados Unidos, el 83% cree que los adultos mayores tienen un mayor riesgo, en relación con la tecnología, a caer en una estafa o no estar al día con las facturas. Sin embargo, un 100% brinda asistencia a sus padres cuando; pero un tercio de ellos dice que ayudarlos es una carga debido al tiempo que implica.

Si bien la comunicación por sí sola no puede solucionar fallas de productos o servicios que no consideran las necesidades de la población que envejece, puede ser una herramienta clave para mejorar la confianza y la lealtad a la marca tanto en adultos como en adultos mayores. Algunas de las ideas que las marcas pueden adoptar para este propósito son:

Marcas comprometidas

  • Programa de educación tecnológica para personas mayores, así como para niños y adultos que buscan ayudar a personas de la tercera edad.
  • Alertar a los consumidores sobre las campañas de estafa y proporcionar más información sobre cómo no convertirse en víctimas, especialmente para los migrantes digitales.
  • Tener en cuenta los programas de adulto mayor que comparten información a sus compañeros.
  • Actualizar los programas de servicio al cliente y capacitación para ayudar específicamente a los adultos mayores, teniendo en cuenta sus desafíos únicos y curvas de aprendizaje.
  • Estrategia de comunicación específicamente para personas mayores, en los medios que consumen y con organizaciones en las que confían.

A medida que la tecnología continúa interrumpiendo toda la vida del consumidor y se vuelve aún más crítica para la interacción virtual, las marcas tienen la oportunidad de considerar las necesidades únicas.

También le puede interesar: Humósito

28
agosto
Evento

Dircom Tracker 2024

La presentación del estudio que analiza el rol del líder de comunicación organizacional en Colombia