martes, diciembre 06, 2022
martech y adtech

Martech y Adtech

La transformación digital del ecosistema empresarial en Colombia

La transformación digital ha permeado todos los procesos que se desarrollan desde el ecosistema empresarial. Las personas han adoptado la digitalización en la cotidianidad del consumo y las empresas y marcas deben responder a este comportamiento.

La industria colombiana ha sido un referente en la región en cuánto al desarrollo tecnológico de su mercado. No obstante, existen todavía algunos retos por superar para seguir potencializando su crecimiento en esta área.

Noé Velásquez, director del Centro de Gestión de Información y Finanzas de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Externado de Colombia, analiza el espectro digital del país, y el proceder de su economía frente a este escenario.

¿Cómo se ha adaptado la industria colombiana a la transformación digital, desde el marketing?

Yo diría que muy bien. Hablamos de dos tiempos: antes del COVID, en Colombia había muchos cambios y procesos en las organizaciones para buscar nuevos canales digitales y nuevas formas de comunicación con los consumidores. Los clientes están utilizando cada vez más la tecnología y han venido incorporando en las 4p (producto, precio, plaza y promoción).

Ahora, con el COVID, todas las industrias que no habían adelantado sus procesos de digitalización tuvieron que hacerlo obligadamente. La pandemia, los decretos del gobierno y el cambio de los hábitos de consumo obligó a la industria a acelerar ese crecimiento tecnológico.

En el marketing ha sido fundamental, porque no solamente hablamos de promocionar productos y servicios, sino también de la manera como las marcas se comunican con sus clientes. Y ahora, con este boom digital originado por la pandemia, se ha evidenciado una nueva forma de hacerlo.

Se habla de que Colombia es el Silicon Valley de Latinoamérica: ¿Qué opina al respecto?

No sé si llamarlo el Silicon Valley de Latinoamérica, pero sí puedo decir que Colombia en los últimos 5 años ha desempeñado un papel importante en esta materia, en la región. Se ha destacado por ser atractiva para los inversionistas, y se ha posicionado como un referente en el desarrollo de productos tecnológicos.

¿Cómo explica el desarrollo acelerado de startups como Rappi, que abanderan este tema, en la región?

Yo creo que el colombiano en general se da cuenta de que hay muchas oportunidades por explotar.

Algunos han tenido la posibilidad de ir a países del primer mundo, darse cuenta de las tendencias que allí se dan y aplicarlas al mercado latinoamericano, adaptándolas a sus características de manera adecuada. Esto ha permitido el desarrollo de startups que satisfacen necesidades únicas, y con una oportunidad ilimitada; porque si funciona en Colombia, también puede hacerlo en el mercado latino. Tal es el caso de Rappi, por ejemplo, que se fue expandiendo a otras regiones, primero del país, y después del continente.

¿Cree que la academia influye en la generación de habilidades y en los conocimientos necesarios para impulsar este tema?

Muchas de las startups han logrado dominar algunas áreas del conocimiento con sus habilidades innatas o empíricas. Sin embargo, si se busca generalizar este conocimiento tecnológico, es importante que la academia intervenga. Este es el lugar donde se hace el match entre la persona que tenga el conocimiento y los emprendedores potenciales.

La academia permite aportar y aprender al mismo tiempo.

¿Qué cree que hace falta en el país para que la transformación tecnológica siga teniendo ese crecimiento, o se potencie aún más?

Si hablamos de ciudades como Bogotá, Medellín o Barranquilla, que son ciudades grandes y concentran industria y empresas globalizadas, se nota que, efectivamente el ecosistema digital está muy bien desarrollado. Sin embargo, en ciertas regiones esto no se da. El acceso a internet es difícil, no hay inversión en hardware ni en software; inclusive muchas empresas no tienen la mentalidad de manejar un ARP.

Todavía falta mucho por hacer, hay una brecha entre ciertas ciudades y regiones. Esto tiene que ver con la concentración de la industria y la mentalidad de los directivos de las empresas, en cuanto a la capacitación de sus empleados para crear conocimientos y habilidades que respondan a esta necesidad de la transformación digital.

Para que haya una evolución a lo digital hay 4 aspectos importantes: el primero es la tecnología como tal, que a nivel país, se ha venido fortaleciendo con la ampliación de las bandas, la adquisición de ordenadores, etc. También es importante crear una cultura empresarial en la cuál la gente no le tenga miedo a la tecnología, porque temen ser reemplazados por la digitalización de procesos. Otra es la satisfacción del cliente: hacer que viva la experiencia digital de una forma agradable, facilitándole los procesos, acceso y comunicación. Y finalmente, hacer converger todo esto en un objetivo de negocio.

¿Qué conocimientos y habilidades deben desarrollar las nuevas generaciones para estar alineados a la transformación digital?

Nos hemos dado cuenta que cuando entran nuevas generaciones a las universidades, hay más nativos digitales. Sin embargo, deben tener en cuenta que ciertas acciones que realizan desde la tecnología, conllevan ciertos riesgos; entonces, factores como la ‘ciberseguridad’ deben ser tenidos en cuenta. En el mundo empresarial se exige planear a nivel macro, y esto también lo deberían desarrollar.

Yo creo que la industria actualmente lo que busca es que sus empleados estén bien capacitados, pero también que sean capaces de entender la estrategia de la empresa para tomar buenas decisiones en el área donde trabajan. Eso conduce a desarrollar habilidades de comunicación, trabajo colaborativo, y otras, un poco al margen del ecosistema digital, para poder complementarlo.

También le puede interesar: Competencias de mercadeo y tecnología: la propuesta formativa de la Universidad Externado

TAGS