miércoles, junio 12, 2024

Los 23 factores de cambio en 2023

Calidad antes que clics

En esta era digital, los medios de comunicación tienen acceso a una cantidad de datos sin precedentes que pueden ayudarles a comprender a su público y crear contenidos que resuenen con él. Sin embargo, estos datos también han dado lugar a una tendencia preocupante: la priorización de los clics y las métricas por encima de la información de calidad.

Los titulares clickbait y las historias sensacionalistas que satisfacen nuestros instintos más básicos son omnipresentes y, en un mercado saturado, los medios de comunicación compiten por la atención y los ingresos publicitarios. Aunque estas tácticas pueden aumentar el tráfico y la participación a corto plazo, en últimas, socavan la credibilidad y la fiabilidad de la industria de los medios de comunicación en su conjunto.

Por otra parte, la información de calidad es esencial para el buen funcionamiento de toda democracia. Es responsabilidad de los medios de comunicación informar al público sobre cuestiones neurálgicas y exigir rendición de cuentas a los gobernantes. Sin un compromiso con la exactitud, la imparcialidad y la integridad, los medios pueden convertirse en una mera herramienta de propaganda o entretenimiento.

En la búsqueda de clics y métricas, la información de calidad requiere recursos y conocimientos que a menudo no aparecen. El periodismo de investigación, por ejemplo, puede llevar mucho tiempo y ser costoso, pero también es crucial para destapar la corrupción y las irregularidades que, de otro modo, podrían pasar desapercibidas. Sin el apoyo de los medios, muchas historias nunca verían la luz.

La presión para dar prioridad a los clics y las métricas también puede llevar a centrarse en historias que atraigan a un grupo demográfico o ideológico específico, e ignorar cuestiones más amplias que afectan a la sociedad en su conjunto. Esto conduce a una falta de diversidad en la cobertura, lo cual margina y excluye por completo a determinados grupos o perspectivas.

La obsesión por las métricas crea una cultura del miedo y la ansiedad entre los periodistas, que están bajo constante presión para producir contenidos que generen clics y compromiso. Esto puede llevar a la insatisfacción laboral y a la desmoralización, o a una falta de innovación y experimentación en la narración y la información.

En última instancia, los medios de comunicación tienen la responsabilidad de dar prioridad a la información de calidad frente a los clics. Al hacerlo, no solo mantendrán la confianza de sus lectores, sino que contribuirán al funcionamiento de una sociedad democrática. Si bien las métricas son relevantes, no pueden ser lo que guíe la agenda propia y el criterio editorial.

TAGS
4
julio
Evento

Consumer Immersion 2024

Es evento virtual ideal para conocer las tendencias del consumo en Colombia