sábado, julio 20, 2024

Diversidad e inclusión: el nuevo insight

La casa de Carlota: neurodiversidad como estrategia creativa

Su enfoque único y valiente genera resultados tangibles que cambian la forma en la que el mercadeo y la publicidad entienden el talento y la inclusión.

En 2015, La Casa de Carlota emerge como el fruto de un sueño transformador. Uno de sus fundadores, impulsado por una meta de vida con un impacto real, se aventura en un viaje a Barcelona en busca de su realización. Allí conoce a un grupo de amigos con los que decide ir a una institución donde trabajan con personas con discapacidad cognitiva; los conecta la idea de desarrollar habilidades, explorar el cerebro humano y sacar el máximo potencial de las personas.

“Queríamos aliviar la preocupación de una de mis colegas, quien recientemente había recibido el diagnóstico de que su hija (Carlota) tendría síndrome de Down”, asegura Nel Correa, fundador de La Casa de Carlota Medellín. En esa exploración, se dieron cuenta de que las personas con discapacidad cognitiva tenían dos aspectos muy interesantes: un talento empírico por la estética, el diseño o el arte y una actitud distinta, una mente sin límites, miedos o egos que en varias ocasiones pueden nublar la creatividad.

No sobredimensionar los proyectos, no tener expectativas altas o una mentalidad voraz centrada únicamente en los negocios, favorece a las personas con discapacidad cognitiva, porque les da una actitud estratégica adecuada para un modelo de negocio distinto de creatividad donde el talento y la espontaneidad de diseñadores, comunicadores y publicistas se mezclan. Nel cuenta que “en ese momento nace la hija de nuestra colega y la nombró Carlota. En homenaje a ella, le pusimos a la agencia de comunicaciones La Casa de Carlota”.

Barcelona, Colombia, Sao Paulo y Perú, cuatro lugares distantes pero conectados por una idea disruptiva, trabajar con creativos neurodiversos y potenciar sus habilidades. Esta nueva agencia no sería una agencia de comunicaciones común y corriente. Sería un espacio donde la creatividad, la inclusión y la diversidad florecieran en cada proyecto.

Hasta su competencia los ve como un complemento y un aliado estratégico con una metodología diferente y realmente inclusiva. “Nosotros ofrecemos algo que nadie más tiene y, por ende, complementa los proyectos. Ha sido una relación maravillosa, sorprendemos hasta a los más cracks en diseño en publicidad y al final se crea una bella empatía”, afirma Nel.

Su propuesta de valor no se basa únicamente en brindar oportunidades a personas con discapacidad. Su enfoque va más allá de eso. Su dirección se centra en generar resultados tangibles para sus clientes. Quieren que las marcas vendan más, lleguen a un público más amplio y que obtengan métricas claras de éxito. La Casa de Carlota demuestra que el miedo, el ego y los bloqueos creativos pueden superarse cuando se fomenta un ambiente inclusivo y se aprovechan al máximo las habilidades de cada individuo.

También te puede interesar: Agencia Interna, una apuesta por las segundas oportunidades

28
agosto
Evento

Dircom Tracker 2024

La presentación del estudio que analiza el rol del líder de comunicación organizacional en Colombia