miércoles, junio 12, 2024
La industria le cuenta

Habilidades blandas: la apuesta de la Maestría en Mercadeo de la UExternado

Externado

Aunque las habilidades blandas se desarrollan, básicamente, durante el proceso de formación académica, el Centro de Mercadeo de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Externado de Colombia ha planteado un enfoque explícito para estas competencias tan demandadas por los estudiantes.

¿Cuáles son entonces las habilidades blandas? Más allá de clasificaciones y denominaciones, muy seguramente, algunas de estas han sido bien ponderadas –o, en muchos casos, extrañadas– por egresados universitarios durante su ejercicio profesional. Pensamiento crítico, escucha activa, resolución de problemas, capacidad argumentativa… son habilidades transversales a la formación académica que las universidades tienen como uno de los campos centrales para esos procesos.

Así lo sostiene Germán Contreras Ramírez, director del Centro de Mercadeo del Externado y defensor de la universidad como institución clave dentro de la cadena de valor de la formación educativa. En ese trasfondo se inscribe la propuesta del centro de estudios y tiene, apunta Contreras, dos fines interrelacionados: por un lado, satisfacer con conocimiento de avanzada las necesidades de los estudiantes y, por otro, desarrollar de manera más específica las habilidades “que la industria está necesitando”.

Una oferta académica altamente acreditada

La acreditación doble corona de la Facultad de Administración de Empresas es –sin duda– la principal carta de presentación de la calidad de su oferta académica. Concretamente, el Centro de Mercadeo cuenta con tres programas de posgrado: maestría en mercadeo, especialización en gerencia de mercadeo y especialización en gerencia de la experiencia digital, todos con un énfasis gerencial que apunta a desarrollar conocimientos estratégicos de mercadeo y publicidad, y habilidades operativas y técnicas.

¿Cómo se manejan entonces las habilidades blandas? “A través de las metodologías”, revela Contreras. En contraposición a una oferta de formación en plataformas virtuales que está de moda entre los jóvenes, el académico antepone el valor de la universidad: “Las investigaciones han demostrado que los conocimientos sólidos y afianzados en actividades experienciales tienen mayor potencial para el pensamiento creativo y el desarrollo de todas las habilidades blandas. Entonces, nuestros programas se implementan con conocimientos prácticos a través de múltiples actividades de aprendizaje, proyectos, simuladores, estudios de casos, programas Capstone”, explica. Y añade: “Son programas profesionalizantes que aplican teorías y conocimiento de avanzada en función de nuestros pilares de investigación, que son de alta acreditación”.

A ello se suma la expertise de los profesores, que detentan tanto conocimiento académico como de industria y, en esa medida, cuentan con la habilidad necesaria para lograr que el conocimiento se afiance en el estudiante y se convierta en una capacidad dinámica que use en contextos y categorías para resolver problemas de manera original.

Externado

Las habilidades blandas pasan al tablero

Además de abordarse de manera transversal en la mayoría de las materias, en los programas del Centro de Mercadeo, se han definido dos espacios concretos para las habilidades blandas: pensamiento creativo para bienes y servicios, y pensamiento analítico, que constituyen la apuesta novedosa del Externado para hacer énfasis en este componente de la formación profesional.

“Aquí hemos querido hacer énfasis para concentrarnos en estas habilidades. Son clases experienciales –no magistrales–, en que el estudiante aprende a definir criterios para solucionar problemas, a priorizar, a desarrollar la comunicación asertiva a través del manejo del tiempo, de la persuasión y de la comunicación escrita en informes concretos”, ejemplifica el director.

Según señala Contreras, los estudios demuestran que las habilidades blandas tienen una correlación con el mejor desempeño laboral y la empleabilidad. De hecho, agrega, el mercado reporta un déficit de habilidades técnicas y blandas sobre el que es necesario actuar. En ese sentido, la apuesta del Centro de Mercadeo es combinar el conocimiento teórico y práctico sin dejar de lado el ADN de esta universidad de 137 años, con metodologías probadas y validadas, que es precisamente lo que hacen los programas profesionalizantes.

“Tenemos el desafío de demostrar el valor de las universidades y su metodología en estos momentos contemporáneos en que han sido cuestionados. Creo que hay que desbaratar ese mito, pero también hay nuevas dinámicas que debemos abordar. Ese es el reto de 2023: buscar esa relevancia, utilidad y pertinencia en el corto, mediano y largo plazo, que contribuya a reducir el déficit de las empresas en habilidades blandas para afrontar sus retos y desafíos”, concluye el director.

Artículo publicado en la edición #484 de los meses de febrero y marzo de 2023.

4
julio
Evento

Consumer Immersion 2024

Es evento virtual ideal para conocer las tendencias del consumo en Colombia