sábado, noviembre 26, 2022
Jairo Sojo

En la noche del 31 de agosto de 1939 sonó el teléfono: “La abuela ha muerto” dijo el hombre al otro lado de la línea. El receptor del mensaje colgó y dio a sus hombres la orden de marcha. La primera víctima fue Franciszek Honiok, un alemán de ascendencia polaca que había sido detenido en la víspera y había sido asesinado para hacerlo pasar como un subversivo que se había tomado la emisora de Gleiwitz. Al siguiente día, 1 de septiembre de 1939 en la radio retumbaba: «Hoy por la noche Polonia ha disparado por primera vez en nuestro propio territorio y con soldados regulares. Desde las 5:45 am estamos respondiendo al fuego. Y a partir de ahora responderemos a las bombas con bombas”. Dos días después,el 3 de septiembre,Gran Bretaña y Francia declaraban la guerra a Alemania.

El oficial alemán al mando de la operación, Alfred Naujocks, cuando se entregó a los estadounidenses y en su testimonio leído durante la 24.ª jornada de los juicios de Nuremberg, afirmó: «Heydrich me ordenó personalmente simular un ataque a la emisora de radio de Gleiwitz en el que pareciera que la fuerza atacante era polaca. Este acto era destinado a la prensa extranjera y la propaganda alemana” Entonces ¿eso es un tipo de propaganda?

¿Qué es la propaganda? La propaganda consiste en el lanzamiento de una serie de mensajes que busca influir en el sistema de valores y en la conducta de las personas. Se articula a partir de un discurso persuasivo que busca la adhesión del otro a sus intereses y requiere el recurso de los medios de comunicación. La propaganda en su objetivo principal glorifica ideas y a los hombres.

La propaganda busca adeptos, la publicidad comercial busca clientes. La primera no habla con la verdad y la segunda habla con honestidad. La propaganda de cualquier manera, busca convencer a la gente inclinando la opinión general de las masas, la publicidad informa a las personas. Debido a esto, la información transmitida por la propaganda es a menudo presentada con una alta carga emocional, apelando comúnmente a la afectividad, en especial a sentimientos patrióticos y algunas veces mágicos; apelando a argumentos emocionales más que racionales y como característica particular, no tiene ánimo de lucro.

Según el objetivo de comunicación ¿Qué es la propaganda?

Cuando el objetivo de comunicación está destinado a influir con ideas a las personas desde sus creencias, es una campaña propagandística. Por eso podemos dividir este tipo de comunicación en tres grandes frentes:

Propaganda religiosa:

Precisemos que la religión es una actividad humana que generalmente aborda creencias y prácticas sobre factores de tipo existencial, moral y sobrenatural. Se habla de religión para hacer referencia a formas específicas de divulgación de fenómenos de creencia y de explicación de la existencia que son compartidas por los diferentes grupos de personas a través del tiempo. En la religión católica el primer propagandista reconocido en el Nuevo Testamento fue Pablo de Tarso, conocido después como San Pablo.

Propaganda cultural:

La cultura es una abstracción y una construcción teórica a partir del comportamiento de los individuos de un grupo. Por tanto, el conocimiento de la cultura de un grupo de personas se determina por la observación de sus miembros determinando los patrones específicos de comportamiento. En nuestra sociedad podemos determinar que la manifestación cultural exalta las expresiones culturales como: la música, el arte, la gastronomía, el vestuario y todo lo que, como comunidad, los haga sentir únicos.

Propaganda política:

La política es una rama de la moral que resuelve los problemas que se plantean las personas en su convivencia colectiva, teniendo como base una sociedad libre buscando siempre el bien común para todos sus integrantes. La comunicación propagandística política promueve la participación ciudadana en todos los procesos de concertación y elección de prioridades para mantener la convivencia.

La propaganda, a diferencia de la publicidad (que como ya pueden ver son totalmente diferentes) tiene unos canales de comunicación diferentes que con el tiempo se han especializado y que los propagandistas manejan a la perfección para ganar adeptos a las ideas o a los hombres:

Arquitectura /por medio de la construcción de edificaciones esrepresentada la grandeza y la perdurabilidad del poder de las personas, generalmente sus gobernantes o conquisadores.

Artes/funciona muy bien para el acercamiento y entretenimiento de las masas desde la cultura que representa a las comunidades. Canciones, espectáculos teatrales, esculturas, pinturas, poemas y demás expresiones artísticas, son excelentes vehículos de comunicación y que además perduran en el tiempo.

Cine /da a conocer de manera audiovisual las costumbres y tradiciones de los pueblos. También llevar mensajes culturales, religiosos y políticos en sus temas de producción.

Literatura /funciona muy bien para dar a conocer por medio de diferentes géneros la ideología en las masas.

Prensa /mantiene el control de la información de lo que deben saber y conocer las personas.

Radio /con mensajes directos, discursos y entrevistas,se convierte en “la institutriz” del pueblo.

Otras características importantes…

Algo muy importante de la propaganda es que apela a las creencias de los pueblos para afianzarse en el espíritu de las personas. Algunas de las campañas propagandísticas apelan a la palingenesia, regeneración, renacimiento de los seres después de su muerte, al saludo único, a la bandera, al símbolo de culto. Al bestiario como el águila o el lobo que se oponen a parásitos o animales nocivos como la rata y otros insectos y al uniforme como identificación y exclusión social. Recurren a los mitos de creación o de destrucción. Con gran destreza los propagandistas evocan figuras heroicas del pasado que hacen revivir o reencarnar en líderes del presente.

Realmente la propaganda es una técnica de comunicación muy antigua. Desde la trasmisión de conocimiento alrededor de las hogueras donde se enaltecían a los cazadores, se veneraban a los ancianos, se explicaban mágicamente las acciones de la naturaleza o se daban a conocer las diferencias entre las tribus. La propaganda llega a cambiar comportamientos y sociedades desde lo más profundo. La propaganda ha cambiado nuestra historia y hasta la geografía del planeta y tiene estos alcances porque es una técnica de comunicación tan profunda que llega directamente a la fe de las personas. Y esto lo cambia todo.

Ese disparo de Alfred Naujocks a Franciszek Honiok es una pieza propagandística que dio inicio a una época de la historia reciente. Terminó con otra llamada Little Boy, viajando el 6 de agosto de 1945 en el bombardero B-29 Superfortless Enola Gay y que a las 8:15 am hora de Hiroshima, ya sobrevolaba la ciudad. Los 43 segundos de caída de la bomba desde los 9470 metros a los que volaba el B-29 y que detonó a 600 metros de altura sobre la ciudad, hacen parte de otra historia de propaganda que dio aviso al mundo entero que había entrado a una nueva era de tensión mundial.

Jairo Sojo, Coordinador de la InHouse de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.
Jairo Sojo, coordinador de la InHouse de la Universidad Jorge Tadeo Lozano

Con el tapabocas puesto para salir:

Recomendada para entender el manejo y alcance de la propaganda política, la película La Ola de Dennis Gensel – 2008 (Die Welle en alemán). Basada en la novela La Ola de Todd Strasser (1981) que a su vez se basaba en el experimento de La Tercera Ola de Ron Jones (1967).

*Jairo Sojo es Publicista – Especialista en Psicología del Consumidor – Magíster en Publicidad. Nominado Mención Mejor Profesor de Publicidad Top 10. Tutor Effie College. Coordinador de la InHouse de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

También le puede interesar: ¿Qué es la publicidad?

30
noviembre
Creative Conference 2022

Creative Conference 2022

El encuentro que presenta las soluciones creativas para la comunicación de las marcas.