10 ideas para entender y tener éxito en el mercado ‘Geek’

Geeks

Todos tenemos un amigo geek o, en su defecto, lo somos nosotros mismos (aún sin saberlo). Por eso, P&M investigó este nicho del mercado que cada día toma más fuerza en el mundo. Vea quiénes son y cuáles son los hábitos de compra de estos enigmáticos personajes.

Lúdico, inteligente y egocéntrico son las tres palabras claves que describen al geek, un personaje tan fascinante como incomprendido; aunque nunca falta quien al verlo lo confunde con un nerd (o viceversa), sus hábitos y comportamientos distan mucho de aquel ratón de biblioteca con pocas habilidades sociales y descuidado de antaño. Si bien en Colombia aún no hay datos formales ni estudios sobre los geeks en general, pues constituyen un segmento que apenas toma fuerza en nuestro país, en el mundo son un nicho importante.

Pese a que el nacimiento del geek se remonta a los años de gloria de personajes como Bill Gates, el término es relativamente nuevo y aunque en sus orígenes tenía una connotación despectiva, ahora ser geek está de moda. Según James Guapacho, fundador de uno de los blogs de tecnología más importantes del país y geek por excelencia, “ahora ser geek es de alguna manera estar a la moda, porque nosotros tenemos siempre lo último en materia tecnológica. Todos quieren estar en internet, conocer de redes sociales… nosotros creamos ese ecosistema, evangelizamos en él y lo sostenemos”.

Si bien la cultura popular señala al geek como un apasionado a la tecnología, la personalidad lúdica es su principal característica. En palabras coloquiales, podría decirse que un geek es una persona aficionada a la diversión, con una fuerte fijación en la tecnología y una curiosidad que lo impulsa a tomar por retos tareas que para el consumidor promedio podrían parecer tediosas como encontrar las vulnerabilidades de un sistema operativo o estudiar cómo modificar los gadgets de su celular para añadirle funciones, pues su entusiasmo por el aprendizaje convierte el “camino difícil” en una aventura.

Todo esto hace del geek un egocéntrico que quiere diferenciarse por medio de su hobby, motivo por el cual busca crear tendencias antes que seguirlas. Este impulso convierte a los geeks en personajes sistemáticos, diversos y exigentes, que miden los productos que consumen con la misma vara con que se miden a sí mismos; además, su naturaleza curiosa, rigurosa e investigativa hace que no traguen entero y quieran saberlo todo de su mundo y de lo que compran.

Mitos y verdades

Aunque se creería que los geeks viven absortos en su propio mundo, son sociales por excelencia y esta característica los convierte en uno de los motores más importantes para el mercado, pues su iniciativa y curiosidad los posicionan siempre como pioneros del voz a voz sobre los últimos lanzamientos de las grandes compañías. Es tal su poder que, según datos de eGamers.com, el 65% de las decisiones de comprar aparatos tecnológicos en los hogares colombianos está influenciado por ellos; si no, pregúntese cuántas veces ha recurrido a “ese amigo de confianza que sabe mucho” antes de decidir qué computador o celular comprar, adónde  llevarlo o qué programa o aplicación utilizar para sus necesidades específicas.

De este modo, los geeks constituyen un nicho de mercado importante, pues no solo buscan estar siempre a la vanguardia, sino que hacen las veces de expertos para los “consumidores del común”, lo que hace que sus experiencias trasciendan su exclusivo grupo y permeen todas sus capas de influencia que son, básicamente, toda la sociedad pues tienen amigos que no necesariamente son geeks y familiares que recurren a ellos.
Además, el estereotipo según el cual ellos no son buenos compradores es también una falacia pues un buen geek busca siempre lo mejor de lo que le gusta, sin importar el valor, lo que hace que sean asiduos compradores de objetos  software, hardware, ropa, calzado, etc.  originales porque, luego de hacer un sistemático análisis de costo-beneficio, reconocen que el respaldo y la calidad no tienen precio.

Así mismo, tampoco son necesariamente “ellos” pues aunque el porcentaje femenino sigue siendo una minoría, cada vez son más las mujeres fascinadas con este mundo en el cual entender el código binario es casi una obligación. Según datos proporcionados por eGamers.com, el 27% de los geeks colombianos corresponde al género femenino, una cifra que se espera crezca, gracias a los esfuerzos del gobierno por cerrar la brecha digital.

Geektopía

Si bien la lúdica y la tecnología son transversales a todos los geeks, este nicho es tan variado y tiene intereses tan ricos, que ellos mismos se distinguen con diferentes apelativos en torno a los cuales giran sus principales intereses. P&M entrevistó a lo mejor del mundo geek e hizo una guía rápida para aprender a diferenciarlos.

Tecnológicos: “no me imagino un día sin internet”

Son tal vez los geeks más conocidos pues su pasión desenfrenada por la tecnología resalta desde el primer momento. Tienen al menos tres computadores (uno de los cuales debe ser de escritorio, para hacer modding o “engallarlo”, en términos más colombianos) y usan más de un sistema operativo. Aunque muchos empiezan como hackers en su adolescencia, evolucionan hacia prácticas menos piratas y se centran en temas como programación y usabilidad.

Aunque es más común encontrar a los aficionados de los computadores, también hay geeks para celulares, cuya fascinación por estos aparatos los lleva a conocer todo sobre los sistemas operativos de los smartphones, motivo por el cual aprenden a manejarlos, modificarlos y crear aplicaciones especializadas rápidamente.

Debido a su amor desenfrenado por la tecnología, los geeks tecnológicos estudian, comúnmente, carreras que tienen una relación directa con su pasión, como ingeniería de sistemas o electrónica. Juan David Saab, estudiante de ingeniería de sistemas de la Universidad Nacional, tiene 21 años y es un exponente de este perfil. A su corta edad, ya trabaja como asesor de importantes compañías en temas de usabilidad de sitios web y, aunque dice no ser un geek común, acepta que los computadores son una pieza fundamental en su vida; “me gusta mucho la tecnología y me apasiona tanto que cuando hablo con alguien de eso me encierro en esa discusión, investigo mucho, no me importa si me tienen que dar las 12 de la noche leyendo sobre cualquier cosa nueva que salió, me la paso leyendo libros de tecnología”, dice para explicar su naturaleza.

Gamers: los videojuegos primero

Son los geeks más famosos pues su amor por los juegos de video (de consola o computador) los convierte en el motor de una multimillonaria industria mundial. Pese a que jugar puede parecer cosa de niños, los videojugadores poco tienen de infantes pues un estudio de gamers hecho en Colombia por Universal McCann e E-Novva arrojó que el promedio de edad de los videojugadores es de 23 años y que el 42% tiene más de 35.

Pese a que se creería que los gamers son una minoría, se estima que en Colombia el número supera los quinientos mil y que en Bogotá estaría al menos la mitad de la población. Aunque muchos de estos geeks son amantes de la tecnología, esta pasa a un segundo plano pues su interés no es tener la “máquina más potente”, sino el mejor videojuego.

Según Germán Acosta, uno de los líderes de la comunidad de gamers en Colombia, ex director y cofundador de eGamers.com, “estos geeks son un buen nicho pues tienen poder adquisitivo, hay que ofrecerles piezas y estrategias que llamen su atención con promociones e imagen, algo que sea realmente creativo, tiene que ser muy focalizado y bien diseñado para ellos”.

Dependiendo de la cantidad de tiempo que invierten en su afición, lo que esta significa para ellos y la cantidad de juegos que practican, los gamers pueden clasificarse en diferentes grupos:

•    Casuales: Son jugadores sociales, que recurren a los videojuegos como una herramienta de esparcimiento. Usualmente, compran juegos que corresponden a los hobbies que tienen en “la vida real”, aunque la mayoría está dispuesta a jugar cualquiera que no sea muy complejo pues no les importan los puntajes ni ganar.

•    Hardcore: Los juegos de video representan una parte importante en su vida, aunque no tienen un horario establecido para utilizarlos. Si bien les gusta probar diferentes videojuegos, buscan obtener un buen puntaje y compartir la experiencia con sus amigos, a la vez que ejercitan diferentes habilidades como la lógica. Estos geeks suelen tener más de una máquina y conocen sus especificaciones técnicas y las características de los juegos que compran.

•    Profesionales: Son el tipo de gamer menos común, pues como usuarios avanzados se especializan en un tipo de juego y se inscriben en competencias para posicionarse como buenos videojugadores y, ocasionalmente, ganar dinero en torno a su hobby. Dada la importancia que tiene en su vida, juegan de manera disciplinada pues lo ven como su deporte e invierten dinero en accesorios para mejorar su experiencia como jugadores.

Frikis: no soy geek, pero…

Aunque todo apunta a que lo son, ellos lo niegan o no les importa, porque en este grupo manejan un “bajo perfil”. Los frikis son los geeks olvidados pues  aunque aman la tecnología  su atención se centra mucho más en actividades que combinan la lúdica y la estética, razón por la cual viven fascinados con temas que giran en torno a la fantasía.

De este modo, invierten su tiempo libre viendo películas de ciencia ficción (como Star Trek o Star Wars), jugando con trading cards (como Magic o Yu-Gi-Oh !), o juegos de rol (como Dungeons & Dragons o Vampire). También están los Otakus, que son amantes del Anime (dibujos animados japoneses) y el Manga (historietas) y conocen mucho sobre la cultura japonesa y su historia. Si bien usualmente realizan más de una de estas actividades, enfocan su atención en una de ellas y se vuelven especialistas en ese juego.

Aunque los hay de todas las edades, la mayoría de los frikis conoce esta “cultura” al llegar a la universidad y se apasiona por influencia de algún conocido. Según Carolina Gómez, gerente de la Nueva Librería Francesa, el sitio de reunión friki por excelencia en Bogotá, esta tendencia viene creciendo con el tiempo y cada vez se “refinan” mucho más las necesidades de compra en los frikis; “antes la gente compraba lo que se podía, ahora ellos mismos se acercan y exigen que les traiga algo, porque las comunidades de frikis ya se comunican por internet, comparten sus temas y gustos. Nosotros somos una cultura alternativa, no depende del sitio donde estamos, porque estas aficiones son mundiales”, explica.

10 ideas de mercadeo para geeks

1.    Recuerde que ellos no compran solo tecnología, buscan estar a la vanguardia en todos los aspectos.

2.    Hay que aprender a hablar geek y a distinguirlo por sus intereses.

Publicidad

3.    Como conocen tanto acerca de lo que compran, la posibilidad de abrir canales de conversación y mantenerlos siempre bien informados es fundamental.

4.    Aunque es básico darles productos funcionales, los atrae mucho la belleza, así que el diseño es un buen gancho.

5.    Dan mucho valor a los productos originales, pero si su costo es demasiado alto van a piratear lo que quieren. Nada se puede interponer entre ellos y su afición.

6.    Para fidelizar a un geek es necesario que se sienta escuchado y respaldado. El buen servicio técnico es fundamental para enamorarlo.

7.    Recuerde siempre que los geeks hablan desde la perspectiva de un consumidor, pero entienden las cosas como ingenieros (aunque no lo sean).

8.    Internet es el canal geek por excelencia.

9.    Aunque su espíritu lúdico es muy marcado, detestan que los traten como niños.

10.    Hay también un 27% de mujeres geeks que consumen desde peluches hasta alta y sofisticada tecnología.

Comentarios