El defensor de las bebidas azucaradas estrena nuevo cargo

Santiago López, actual Director de la Cámara de la Industria de Bebidas de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), fue elegido presidente, por un periodo de dos años, del Consejo Internacional de Asociaciones de Bebidas (ICBA por sus siglas en inglés), que conglomera las principales empresas productoras de bebidas a nivel mundial y las asociaciones gremiales nacionales de dicho sector.

bebidasLópez se ha caracterizado por ser el vocero de los industriales colombianos frente al posible impuesto que tendrán las bebidas azucaradas en Colombia de aprobarse la reforma tributaria que fue radicada hace algunos días y que está siendo objeto de debate en el Congreso de la República.

Para el directivo de la ANDI, este nombramiento se convierte en “una gran oportunidad para promover las mejores prácticas sectoriales en los diversos países y para fomentar la adopción de acciones que coadyuven en la promoción de estilos de vida activos y saludables”.

ICBA es una organización internacional no gubernamental creada en 1995 que representa los intereses de la industria mundial de bebidas no alcohólicas, dentro de sus miembros se incluyen asociaciones de bebidas nacionales y regionales, así como compañías de bebidas internacionales que operan en más de 200 países y territorios y producen, distribuyen y venden una variedad de bebidas no alcohólicas, incluyendo refrescos, bebidas deportivas, bebidas energéticas, aguas embotelladas, aguas aromatizadas y/o mejoradas, tés y cafés listos para beber, jugos 100% de frutas o verduras, néctares y jugos y bebidas lácteas.

“La industria actualmente tiene retos importantes en los diversos frentes propios de la estructura de este negocio, siendo uno de los principales la adopción en las diversas latitudes de acciones que permitan a los consumidores tener mejor información sobre las bebidas, su composición y rol en una dieta saludable”.

Santiago López y el impuesto de las bebidas azucaradas

Actualmente, López ha estado advirtiendo sobre las  consecuencias del impuesto adicional a las bebidas azucaradas que se incluyó en el proyecto de reforma tributaria que se tramita en el Congreso de la República.

Publicidad

Alrededor del impuesto, López llama la atención y retoma las declaraciones que el reconocido investigador del Institute of Economic Affairs Christopher Snowdon dio  y que fueron conocidas hace unos días.

Santiago López coincide con el investigador británico en que la tributación debe ser justa, soportada y no discriminatoria recalca que ningún país donde se ha realizado este tipo de experimentos ha registrado disminución en los índices de obesidad por lo cual la política carece de coherencia entre los resultados y los fines propuestos.

En la entrevista, el periodista británico hace referencia a la experiencia de mexicana en donde se impuso un impuesto similar y donde los resultados han demostrado que el impuesto no redujo el consumo ni obesidad: “según el Instituto Mexicano de Salud Pública, el consumo per cápita de gaseosas en el período 2007-2013 fue de 160 litros. En el primer año del impuesto a las gaseosas (2014) fue de 162 litros”.

El presidente de la Cámara de Bebidas de la ANDI también coincide con Snowdon en que el impuesto a las bebidas aumentará la carga tributaria y hace énfasis en otra de las afirmaciones que el investigador británico presenta en la entrevista: “sólo se debería imponer un impuesto si ese gravamen fuera a reducir significativamente la obesidad, y a su vez esa reducción de la obesidad condujera a ahorros que excedieran el costo del impuesto. Ninguna de estas condiciones será satisfecha por un impuesto a las bebidas”.

Comentarios