La evolución del branding: los aspectos legales de la marca

aspectos legales de la marca

La gestión integral de la marca debe tener en cuenta los aspectos legales de la marca, desde el momento de su concepción. El estudio del branding y nuestra experiencia en Jorge Carreño Abogados, nos han llevado a tener una visión transversal sobre la gestión integral de marca.

Para nosotros, en una estrategia de gestión integral de marca, se deben tener en cuenta varios aspectos. Por un lado está la elección del naming y la construcción gráfica que la identifica. También encontramos el tono de su posicionamiento y comunicación, y la propuesta de valor y la esencia de marca. Pero uno de los pilares imprescindibles lo constituyen los aspectos legales de la marca.

Cuando las empresas lanzan marcas al mercado o desarrollan estrategias para mantener las que tienen pueden estar descuidando un aspecto de vital importancia. Se trata de los aspectos legales de la marca. Pero cuando estos se gestionan correctamente, se crea una redefinición de la cadena de valor en la gestión de las marca.

A continuación, haremos una exposición de por qué es esencial tener en cuenta los aspectos legales de la marca desde el momento de su concepción. A la vez, explicaremos cómo podemos asesorar y trabajar de la mano de las marca en Jorge Carreño Abogados.

¿Por qué no descuidar los aspectos legales de la marca?

No podemos seguir considerando a las marcas como un elemento que cumple únicamente con el papel de comunicar y persuadir. Esto es esencial y es el rol más activo que cumplen las marcas. Sin embargo, para mantenerse en el tiempo, deben tener objetivos que van más allá de fidelizar a sus clientes. Por esta razón, recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

Salvaguardar la construcción de marca:

Uno de esos objetivos es construir las marcas de la mejor manera posible para competir en el mercado. Cabe anotar que las marcas constituyen el soporte de las empresas. Por ello, los esfuerzos deben estar dirigidos a gestionarlas de la mejor manera posible. Y esto incluye ir más allá de buscar conectarlas con el consumidor.

Proteger la identidad de marca:

La marca es el nexo entre una empresa y los consumidores. De ahí nace la necesidad de perfeccionar la forma en que los consumidores perciben a la marca. Además, las marcas son el principal elemento de participación en el mercado. Esto obliga a que quienes las gestionan deben garantizar la obtención de un posicionamiento de manera sana y segura en relación con la competencia y el consumidor.

Ser competitivos:

Cuando se introduce una marca o estrategia al mercado, se genera un impacto en los consumidores. También en las empresas y empresarios que se consideran como competencia. Por ende, la gestión integral de la marca debe incluir elementos que permitan una sana relación de la empresa y su marca con el mercado y la competencia. Así se logra potencializar su participación. En otras palabras, cuando se generan conflictos entre empresas y empresarios por la forma de persuadir al consumidor, se debe a que no hubo una gestión integral de la marca.

Evitar riesgos legales de marcas:

La copia de marcas o de estrategias, la cancelación de marcas por vulgarización y la competencia desleal son prácticas que están aumentando progresivamente. Esta situación obliga a muchas marcas a salir del mercado o a modificar sus estrategias. Por supuesto, esto causa grandes pérdidas a las empresas, tanto de tiempo como de dinero. Además, muchas veces corren el riesgo de perder o ver desplazada su cuota de mercado.

De hecho, los conflictos entre las empresas, por errores en la gestión integral de las marcas, han aumentado en los últimos años. Esto evidencia un problema de enfoque en el branding actual.

Entonces, ¿cómo asegurar la gestión integral de la marca?

Más allá de entender esta gestión como los aspectos legales de la marca, se trata de asegurar una gestión integral. Por todo esto, en Jorge Carreño Abogados creemos que se debe entender el branding como un proceso interdisciplinario que incluye elementos como los siguientes:

  • La protección de los derechos de autor.
  • El registro de marca y la creación de estrategias de comunicación dentro de los lineamientos del derecho de la competencia y de la publicidad. De esta manera, se consigue construir marcas y estrategias de penetración fuertes que cumplen la función de permitir una competencia segura.
  • Prevenir posibles problemas legales o debilidades marcarias.
  • Asegurar más y mejores estrategias de mercado.

También le puede interesar: Licencias de marca, la promesa para productos apetecibles

De este modo, trabajar interdisciplinariamente sobre una gestión integral de marca genera eficiencias que permiten optimizar los esfuerzos.

En conclusión, la gestión integral de la marca debe ir más allá de ganarse un espacio en la mente del consumidor. Sin embargo, los esfuerzos de los diseñadores de marcas, profesionales del branding y de los empresarios que son dueños de las marcas pueden perderse cuando se dejan de lado los aspectos legales de la marca.

Por Beatriz Carreño

División de Propiedad Intelectual Jorge Carreño Abogados

jorgecarrenoabogados.com

aspectos legales de la marca

Comentarios