10 mitos sobre el uso del internet de las cosas

Todos los temas relacionados con tecnología, sus causas y sus efectos, son muy mencionados. Mucho se dice, por ejemplo, del e-commerce, del m-commerce, del internet de las cosas, de la inteligencia artificial, pero sucede que en ese voz a voz se tergiversan ideas, y se crean mitos que, muchas veces, parten del desconocimiento.

A propósito, Identidad Technologies, una compañía que ofrece servicios de IOT en América Latina, se dio a la tarea de hacer un decálogo de los mitos más frecuentes del Internet de las cosas y de la manera como se podrían abordar.

También le puede interesar: ¿Cómo va el comercio electrónico en Colombia?

Mitos

1. El IoT es inseguro

Cualquier dispositivo conectado a internet tiene las puertas abiertas a la inseguridad y es susceptible a sufrir un ataque en cualquier momento. Pero IoT no es inherentemente inseguro. Los desarrolladores o proveedores de la tecnología deben velar por la seguridad de las aplicaciones y de los dispositivos. También las compañías deben preocuparse por realizar auditorías constantes que permitan poner candado a los hackers y por impulsar una cultura de la prevención que ayuden a mitigar posibles ataques.

 2. El IoT es muy costoso

La inversión en IoT puede llegar a ser costosa si la empresa en cuestión quiere hacer desde cero la investigación y desarrollo de las aplicaciones de IoT que necesita. Sin embargo, bajo la modalidad ‘as-a-service’ (pago por servicios) las compañías pueden acceder a IoT sin necesidad de hacer grandes inversiones, lo que a su vez les permite reducir los costos y la complejidad de sus infraestructuras al pagar solo por lo que necesitan.

3. IoT requiere de soluciones complejas

La complejidad de las soluciones en IoT se basa en la experiencia que se tiene en cada una de las industrias, de la operación del negocio y de los objetivos que persiga. Una solución puede ser tan compleja como la compañía en cuestión lo requiera.

Publicidad

4. Una sola empresa puede ofrecer soluciones completas de IoT

Actualmente existen empresas que trabajan de manera conjunta con partners para ofrecer a una compañía una solución completa en IoT. Estas empresas integradoras no desarrollan los sensores, ni software o la aplicación en sí, lo hacen con ayuda de sus aliados comerciales, en donde cada uno se especializa en un área específica.

5. El IoT es solo una casa “conectada”

En el mercado empresarial existe la creencia de que el IoT solo es una casa conectada. El IoT aplicado a los hogares es el ejemplo más básico de lo que realmente puede hacer, pero las empresas o gobiernos que incluyen este tipo de tecnología en sus operaciones pueden ver grandes beneficios en materia de productividad, mejora de operaciones y de prestación de servicios, por ejemplo.

6. El IoT no es apto para lugares rurales o con poca conectividad

Generalmente se cree que IoT requiere de una gran cantidad de ancho de banda, cuando en realidad solo necesita una pequeña cantidad de datos para funcionar. Una solución de IoT incluso se puede correr con internet satelital y funcionar como si estuviera en una región en donde el ancho de banda es amplio.

7. El IoT reemplazará al ser humano

IoT no reemplazará, ni tiene por qué reemplazar, las funciones del ser humano; todo lo contrario, impulsará el desarrollo y creación de nuevas profesiones tales como: ingenieros de campo, analistas de negocios, técnicos especializados, desarrolladores, entre otros.

8. El Big Data será el motor que le de vida al IoT

La inteligencia artificial y el machine learning serán los motores que le ayuden al IoT a mejorar sus funciones y a resolver problemas, pues estas ya aprendieron de los errores del pasado del big data, quien ahora será la gasolina de estos dos motores.

9. El IoT es el nuevo nombre de la vieja tecnología M2M

En realidad, la comunicación máquina a máquina (M2M) puede entenderse como precursora de IoT pero esta última va mucho más allá. La gran diferencia es la data que se genera en las interacciones entre objetos y máquinas, data que gracias a la Inteligencia artificial y el análisis que conlleva su uso permite tomar decisiones de negocios.

 10. IoT es solo internet

Puede ser una paradoja, pero IoT puede integrar tecnologías que no se basan en internet y que a primera vista pueden parecer obsoletas como el SMS. Por ejemplo, una solución para un cultivo, que mide humedad de la tierra, puede comunicarse y avisar al responsable que una zona necesita riego a través de un mensaje SMS en sus celulares. Es decir, incluso si la persona está fuera de un área de cobertura, su sistema IoT sigue siendo útil.

Comentarios