El profesional de mercadeo en tiempos de Inteligencia Artificial

Por: Ana Lucia Vargas, gerente de marketing y comunicaciones IBM Colombia. Los profesionales de mercadeo no viven días fáciles. Sobre sus hombros está la responsabilidad de hacer más visibles a las marcas, organizaciones y ‘enamorar’ a los clientes. De ellos depende, en parte, el encanto que tienen los productos y servicios en un mundo tan globalizado. Día a día afrontan decisiones vitales para el futuro de los negocios. Pero ¿qué tan preparados están para sumarse a la Era Cognitiva e implementar Inteligencia Artificial?

También le puede interesar: Los cajeros ATH cambiaron su imagen después de 24 años

De acuerdo con un nuevo estudio global del IBM Institute for Business Value, 64% de los CMOs -directores de marketing- y líderes de ventas cree que sus industrias estarán listas para adoptar ese tipo de tecnologías en los próximos tres años y consideran que la satisfacción del cliente es uno de los motivos más valiosos para hacerlo. Estamos frente a un cambio que ya empezó. La computación cognitiva es una realidad. Incluso, IBM creó una sub-unidad especializada en soluciones de Inteligencia Artificial para empoderar a los profesionales de mercadeo, así que su día a día no será el mismo.

Grandes cambios, nuevos días. Marketing B2P

En la mañana, un profesional de mercadeo que cuente con soluciones cognitivas, podrá ingresar desde cualquier lugar a la plataforma de marketing digital basada en cloud para monitorear los resultados de una campaña. A través del chat que tiene la plataforma, pedirá a la solución de Inteligencia Artificial que haga sugerencias para aumentar la fidelización del cliente.

Haciendo uso de la misma plataforma, elaborará un informe sobre el comportamiento de los consumidores. Allí incluirá las tasas de apertura de emails y los resultados de las experiencias multicanal -correo electrónico, dispositivos móviles, web y redes sociales-. Luego llegará a donde el CEO de la compañía con nuevas propuestas.

El profesional de mercadeo futurista

Un par de horas después, el profesional de mercadeo ajustará con su equipo los últimos detalles de una nueva campaña y, con ayuda de otra solución cognitiva que permite anticiparse a los comportamientos de los clientes y fragmentar las audiencias de acuerdo con los perfiles, exportará con unos pocos clics la lista del público objetivo resultante del análisis.

Una vez ponga en marcha la campaña, el ‘marketero’ sabe que con la Inteligencia Artificial podrá monitorear en tiempo real las interacciones individuales de los clientes, optimizando el engagement con ellos, para ofrecerles contenido altamente personalizado, incluyendo ofertas y recomendaciones de productos en el momento perfecto.
Al final del día, participará en la elaboración de un catálogo. La computación cognitiva, a través de una solución en la nube, le permitirá analizar y clasificar imágenes para encontrar el contenido adecuado y atractivo, en tiempo récord. También, la herramienta le sugerirá tags efectivos para que los clientes encuentren los productos con facilidad.

Publicidad

CMO´s disruptivos: las marcas los necesitan

El anterior es solo un ejemplo de cómo puede ser el día de un profesional de mercadeo en tiempos de Inteligencia Artificial, pero las aplicaciones de la computación cognitiva son muchas y están marcando la diferencia. Según IBM, para finales de este año 2017, 100 millones de personas habrán sido alcanzadas por Watson, la Inteligencia Artificial de la multinacional. La cifra tiende a crecer exponencialmente.

Ser disruptivo es un reto, un objetivo o incluso una meta y muchas empresas están encontrando en la Computación Cognitiva o Inteligencia Artificial la clave para lograrlo. Para los directores de marketing, la ventaja real de estas tecnologías se encuentra en dos áreas clave: mejora de la experiencia del cliente y resultados financieros -incluyendo el aumento de los rendimientos financieros y la capacidad mejorada de identificar el ROI de marketing-. Así que las oportunidades están dadas. La Inteligencia Artificial aplicada al mercadeo llegó para quedarse.

Comentarios