Compras en internet, un acelerador de la economía colombiana

La historia del comercio electrónico inició en Estados Unidos durante los años noventa, como resultado del intercambio electrónico de datos, negocios al detalle y fábricas de automóviles. Colombia aún no es un país maduro en compras por internet pero demuestra un interesante crecimiento desde sus inicios.

También le puede interesar: ¿Cómo va el comercio electrónico en Colombia?

Comercio electrónico en Colombia

Mientras en 1995 se estimaba que existían 50 mil usuarios, solo 5 años después se tenía un millón de suscriptores frecuentes en el canal de compras por internet.

En la quinta edición de Hotsale realizada por las entidades mencionadas el 25 y 26 de abril de este año, se presentó un crecimiento del sector del 29% respecto de la versión anterior, donde el número de transacciones creció en un 28% y ventas en un 18%. Las ventas por medio de tiendas virtuales son un canal complementario, hoy, el comercio electrónico se entiende como una alternativa que no puede faltar en una empresa que busque ingresar en nuevos canales comerciales.

La creciente dinámica de compras online en el país permite estimar que para el año 2021, la cantidad de dinero generado por este tipo de comercio igualará las transacciones con efectivo.

Aumenta la confianza de los colombianos en el uso de internet

A propósito de este ejemplo, recientemente se dieron a conocer resultados de la encuesta “Percepciones y opiniones acerca de internet en Colombia” contratada por .CO Internet con el Centro Nacional de Consultoría.

De acuerdo con la encuesta, la confianza de los colombianos con respecto a la seguridad que ofrece internet, aumentó. 90% de los encuestados en la segunda versión de este estudio, señalaron sentirse seguros en el ciberespacio al no haber tenido problemas de robos o estafas en internet, cifra que se mantiene respecto a la del 2016, permitiendo entrever que quienes usan la red para hacer compras, se sienten cada vez más seguros.

Percepciones y opiniones

El estudio, que fue realizado este año, de manera online, a usuarios entre 18 y 60 años en Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Cartagena y varias ciudades intermedias, con una muestra de 1.040 encuestados, midió tres aspectos del uso de internet en Colombia: percepciones y opiniones acerca de internet; negocios y creación de páginas en internet; privacidad, seguridad y vida familiar.

Los resultados de la encuesta demuestran que ante la pregunta ¿Usted ha sido víctima de algún robo o estafa por Internet?, el 91% de los habitantes de Santander y Norte de Santander y el 89% de los de la Costa Caribe respondieron nunca haber sido víctimas. Resultado que aumentó en el caso de la zona santandereana en 6 puntos respecto al año anterior. En la misma línea, el 87% de los entrevistados en Bogotá, Medellín y Cali también respondieron nunca haber sido estafados ni robados al hacer sus transacciones o compras online.

“La encuesta refleja que los colombianos de todas las regiones confían cada vez más en la seguridad de las compras online y en realizar sus transacciones a través de la red. Esto es muy importante, especialmente porque, a pesar del crecimiento del comercio electrónico en el país, una de las grandes barreras que los colombianos tienen para comprar por internet, es justamente el tema de seguridad, y estos resultados nos muestran que la gran mayoría de quienes hacen transacciones por internet se sienten tranquilos y seguros”, indica Eduardo Santoyo, gerente de .Co Internet.

Precaución

La encuesta también refleja que un 76% de los colombianos se siente seguro al realizar compras online. Los encuestados de Medellín y Santander son quienes sienten más confianza al realizar compras por Internet con un 84% y 82% respectivamente, cifra que aumentó 27 puntos respecto al 2016 en la región santandereana. Por su parte un 72% de los bogotanos, caleños y habitantes de la Costa Caribe respondieron sentir confianza al realizar compras por Internet.

Publicidad

Los resultados destacan que los colombianos han continuado mejorando las medidas de seguridad del manejo de la realidad digital: este año, por ejemplo, fueron más prudentes respecto a no tener escritas las claves de acceso a archivos o aplicaciones, pues solo un 28% continúa guardándolas, cifra que cayó 12 puntos frente al 2016, mientras que el año anterior lo hacía un 40%. Los bogotanos son más precavidos a la hora de guardar sus claves frente a otras regiones, pues solo un 23% de los consultados afirmó hacerlo, mientras que un 33% de los santandereanos respondió seguir haciéndolo.

Guardar las claves es mucho más común entre los hombres. A pesar de que los mayores de 46 años son quienes más las guardan, se registra un cambio relevante, pues hoy en día lo hace un 17% menos que hace un año. (49% en 2016 a 32% en 201/). Las personas entre los 32 y 45 años, rango de edad de la generación Z, son los que menos tienden a guardar sus claves de forma escrita.

Por otra parte, un 33% de los entrevistados en el país apoyó la idea de poder tener acceso a sus correos electrónicos en defensa de la seguridad nacional, resultado que aumentó 3 puntos respecto al año anterior.

PlacetoPay, un jugador colombiano

Hace 18 años, Enrique García, un ingeniero de sistemas que trabajaba brindando soluciones tecnológicas de pagos para el sistema bancario, tuvo una idea, que tenía como objetivo transformar la forma como los colombianos pagan las cuentas o facturas pendientes.

Trabajando en ideas para solventar el problema que enfrentaban algunas compañías para el pago de servicios públicos, donde los usuarios se retiraban sin pagar, Enrique empezó a diseñar y poner en marcha, la que hoy es una de las plataformas de pago online más segura del mercado, y con un amplio potencial de crecimiento.

Hoy, PlacetoPay permite a todo tipo de establecimientos comerciales recaudar facturas, recibir pagos por internet e informar en línea el estado de transacciones realizadas con tarjetas de crédito, con PSE (Pagos Seguros En línea), tarjetas privadas o en puntos de pago en efectivo. También les permite a sus clientes recibir pagos telefónicamente o por medio de aplicaciones.

Transacciones inteligentes en territorio seguro

La compañía es reconocida como una plataforma de pago que procesa En 2016 PlacetoPay fue reconocida por Colciencias como una empresa altamente innovadora y que le ha hecho la vida más fácil a millones de personas en Colombia y en el mundo. PlacetoPay ofrece servicios para el manejo integral de transacciones por medio de canales no presenciales.

La experiencia le ha enseñado a PlacetoPay que debe propiciar un ambiente virtual que genere la transacción, que garantice la tranquilidad del comprador y asegure que el dinero llegue a la cuenta bancaria del establecimiento comercial. Esa es la razón de ser de una plataforma de pago, convertirse en una herramienta que permita a las empresas vender de forma segura, con protección y validación de datos sensibles, así mismo ofrecer facilidad en la conexión entre usuarios y comercio de manera efectiva, de tal forma que las transacciones inteligentes sean eficientes.

Realizar pagos por medio de PlacetoPay no tiene costo para los usuarios que realizan sus compras electrónicas y les garantiza que sus datos están siendo custodiados. PlacetoPay está certificado en PCI (Payment Credicard Industry) en su versión 3.2 y actualmente se encuentra en proceso de recertificación. Esta acreditación es el más alto estándar internacional en seguridad.

Comentarios