Editorial: This is your digital life?

digital life

Por estos días, se habla del escándalo que involucra a Cambridge Analytica, una compañía que realiza comunicación estratégica en procesos electorales a partir de la minería y análisis de datos, y a Facebook, una de las redes sociales más grandes del mundo, por el uso aparentemente ilegal de los datos de más de 50 millones de usuarios de la red social, que denunciaron The New York Times, The Guardian y The Observer. Cambridge Analytica habría usado la aplicación This is your digital life para captar la información y, posteriormente, influir en 2016 en la campaña presidencial de Estados Unidos y en los resultados del Brexit. Imaginar que sus datos no están seguros en Facebook hizo a muchos usuarios en el mundo cerrar su cuenta.

Además, el mismo día que se dieron a conocer las acusaciones contra Cambridge Analytica, las acciones de Facebook cayeron un 6,77% (hasta 172,56 dólares por acción) en el índice compuesto del mercado Nasdaq.

Este contexto sugiere varios escenarios. Por un lado, en un entorno en el que todos los días se habla de la importancia de la big data, y del fortalecimiento de la era digital en Colombia, ¿qué tanto saben realmente los colombianos sobre protección de datos? ¿Cómo protegen su información en internet? Ahora bien, ¿hasta qué punto es ilegal usar la data de las personas en tiempos de big data, minería de datos, tecnología, redes sociales, etcétera? ¿Hasta dónde es realmente un misterio que los datos de los usuarios en internet se usan para elaborar estrategias de mercadeo?

De otro lado, si bien la denuncia la hacen pública varios de los medios de comunicación más importantes de Estados Unidos e Inglaterra, la caída de las acciones de Facebook sugirió un posible escenario en el que se cierre definitivamente la red social por falta de seguridad para los usuarios (acusación que Mark Zuckerberg, creador de Facebook, asumió al afirmar que tomará las medidas necesarias para mejorar), ¿usted se ha preguntado cuál sería el escenario si se cierra una de las redes sociales que, independientemente de las discusiones sobre su funcionalidad, revolucionó la manera en que las personas se comunican en el mundo?

Publicidad

Adicional a esto, Facebook abrió espacios para que las compañías tuvieran una nueva opción al hacer publicidad. Su crecimiento en el mundo permitió que las compañías hoy tengan mayor conocimiento de sus audiencias y que puedan planear estrategias de mercadeo mejor segmentadas, alineadas y ajustadas a las necesidades de sus clientes. Si bien es cierto que hay redes sociales muy fuertes, como Instagram y Twitter, y otras opciones de adquirir información de las audiencias, tal vez ninguna otra plataforma digital tiene –todavía– los escenarios de publicidad y mercadeo que permitió y sigue permitiendo Facebook, una plataforma mediante la que incluso los medios tradicionales como los que realizaron la denuncia difunden su información.

Lo anterior no critica de ninguna manera el trabajo periodístico que realizaron estos medios de comunicación; sin embargo, sí valdría la pena pensar que lo ocurrido con Cambridge Analytica es un tema que no solo le incumbe a Zuckerberg, sino a todas las compañías y medios de comunicación que utilizan las redes sociales como un medio efectivo de difusión. El nombre de la aplicación causante de la discusión es, paradójicamente, una gran pregunta en un contexto en el que se aplaude con tanta frecuencia la era digital y la big data: this is your digital life?

También le puede interesar: ¿Medios de comunicación sostenibles sin publicidad?

Comentarios