Del 30 AL 50% de los seguidores en redes sociales de personalidades colombianas son falsos

Del 30 al 50% de los seguidores de las personalidades colombianas son perfiles falsos que, presuntamente, son comprados. Así lo evidenció un estudio desarrollado por Loor, agencia especializada en gestionar la reputación de las marcas, y Adalid, empresa de seguridad informática forense, en el cual identificaron que las redes sociales nacionales están plenamente permeadas con la práctica de la “compra de popularidad virtual”.

Del 30 al 50% de los seguidores

Por su lado, para los artistas, la visualización por estos medios se ha convertido en un tema de primera necesidad, no sólo por “ganar importancia” frente a la opinión pública y a su medio, sino para monetizar sus perfiles como importante fuente de ingresos, gracias al interés de las marcas por usarlos como embajadores o imagen de sus productos.

Para Andrés Guzmán, CEO de Adalid, “un caso increíble es la importancia que las redes sociales han ganado para el mundo político pues, incluso los grandes líderes mundiales no sólo han hecho de estos canales la manera más efectiva y rápida de comunicarse con sus electores, sino de “presumir” ante sus competidores y “manejar” su imagen frente a la opinión pública”.

¿Qué determina que un seguidor sea falso?

Colombia es un país que utiliza un promedio alto de aplicaciones móviles. Según Loor, los habitantes del país que tienen smartphones manejan alrededor de 19 aplicaciones en sus teléfonos móviles. Entre ellas, Facebook es de las que más consultan.

En ese contexto, los líderes de opinión están en permanente búsqueda de seguidores para llegar a más audiencias y tomar relevancias dentro de las redes sociales. Ese fue el contexto que llevó a querer saber un poco más de las estrategias que utilizan para este cometido.

“Nosotros desarrollamos un software propio que permite analizar la información y la data de las redes sociales. El laboratorio de Adalid que hace analítica forense evalúa las IP, si están en otros países y la actividad. Ese cruce de variables nos permitió sacar esta muestra” aseguró Paola Méndez.

También le puede interesar: Dar gracias: el nuevo concepto de Coca Cola para navidad

Méndez agregó que el comportamiento de los usuarios, los lugares en donde están oginidadas las IP’s es lo que determina que un seguidor sea falso o real. “Estos factores no son determinantes en cuanto a que sea propiamente un político o un artista quien compra seguidores, pero al mirar los comportamientos de los supuestos usuarios si se puede afirmar que es una cuenta sospecha, probablemente comprada”, dijo.

Otros factores que determinan que una cuenta es falsa, según los investigadores, es que tiene actividad en horas inusuales en Colombia. Sus respuestas son siempre si o no y no discrepan de las opiniones, ni interactúan. Tan solo dan like o reaccionan a los comentarios de quien publica.

Algunas cuentas analizadas por Loor

Estas son algunas de las cifras más relevantes que arrojó este análisis de los perfiles de Twitter de algunos de los candidatos presidenciales colombianos y encontró verdaderas “sorpresas”:

Publicidad

Marta Lucía Ramírez:
Total seguidores: 289.000
Seguidores falsos: 72.583
Seguidores reales: 170.171 – 70%

Humberto de la Calle Lombana:
Total seguidores: 41.000
Seguidores falsos: 513
Seguidores reales: 38.948 – 98%

Germán Vargas Lleras_
Total seguidores: 712.000
Seguidores falsos: 1.896
Seguidores reales: 3.104 – 62%

Sergio Fajardo:
Total seguidores: 948.00
Seguidores falsos: 1.751
Seguidores reales: 3.249 – 65%

Iván Duque:
Total seguidores: 92.200
Seguidores falsos: 12.996
Seguidores reales: 71.393 – 84%

Con el propósito de comparar el mundo político con el artístico en el país, Loor también analizó los perfiles de Instagram de algunos famosos, su red preferida, y encontró los siguientes hallazgos:

Marbelle:
Seguidores falsos: 26%
Seguidores reales: 55%
Seguidores sin actividad: 19%

Lina Tejeiro:
Seguidores falsos: 23%
Seguidores reales: 57%
Seguidores sin actividad: 20%

Jessica Cediel:
Seguidores falsos: 25%
Seguidores reales: 54%
Seguidores sin actividad: 21%

Como gran conclusión, Paola Méndez asegura que este tema de los seguidores falsos deja una mala sensación. Si bien es cierto que este “engaño” no tiene ninguna penalidad ni castigo, las propias redes sociales no se pronuncian al respecto pues son las primeras beneficiadas porque su éxito radica en el tráfico, sin importar de dónde venga.

Comentarios