Una campaña donde tres caficultures reemplazan a George Clooney

Como un homenaje a quienes están detrás de los cultivos de café por los cuales es reconocida, Nespresso lanzó su nueva campaña en la que comparte historias de tres caficultores, Humberto, Luis Alfonso y Esteban. Humberto es el protagonista de la campaña que llegará a más de 60 países alrededor del mundo. Una campaña donde George Clooney no es el protagonista sino el narrador de la historia.

Nespresso AAA

“Queríamos llevar estas historias a los consumidores de café para que entiendan lo que hay detrás de cada taza de café que disfrutan. Al final, creemos que somos el resultado de las decisiones que tomamos”, expresó Alfonso González, director de marketing de Nespresso.

El programa Nespresso AAA Sustainable Quality, lanzado en 2003,  en colaboración con la ONG Rainforest Alliance, apoya a los caficultores invirtiendo en infraestructuras comunitarias, pagando una prima económica para el café de calidad y las buenas prácticas agrícolas y acompañándolos con capacitaciones, nacimiento y asistencia técnica para mejorar de forma continua la calidad, la sostenibilidad y la productividad – estos tres pilares están representados por las “triple A” que conforman el nombre del programa.

También le puede interesar: Una jornada para analizar las tendencias de comercio electrónico

Central de beneficio

Trabajando directamente con los caficultores de Colombia, Nespresso notó que el café se procesaba de manera diferente en cada finca, lo que dificultaba la garantía de una calidad constante del café. Para abordar el tema, el programa Nespresso AAA Sustainable Quality trabajó con una cooperativa local en Jardín, Antioquia, para construir una central de beneficio, donde los caficultores podrían llevar sus cerezas de café y transformarlas en granos de café de la manera más consistente y cualitativa.

Publicidad

Nespresso dice que la central de beneficio no solo ayudó a preservar la alta calidad del café, sino que, además, permite que los caficultores ahora sean capaces de generar más ingresos gracias a su café de mayor calidad y de contar con más tiempo libre ya que el procesamiento se centralizó y no sucede en sus fincas. Hoy durante la cosecha, los caficultores pueden ahorrar hasta 5 horas al día, tiempo y energía que pueden reinvertir en sus familias, comunidades y pasiones personales.

Los protagonistas

La campaña cuenta la historia de Humberto, es un caficultor que utiliza la central de beneficio comunitario. Ha sido capaz de apoyar la pasión de su hija por las mariposas, hasta llegar a la universidad donde estudia biología, gracias al tiempo y los recursos que ahorró procesando su café de manera centralizada. “Personalmente, quería que Andrea estudiara para ser enfermera, pero ella puede hacer lo que quiera. Le encanta la naturaleza y quería estudiar biología. Sólo quiero que ella haga lo que la hace feliz y estoy muy orgulloso de ella”.

Esteban, otro de los protagonistas, solía procesar su café en la finca de su padre, pero hoy se favorece de la central de beneficio. El joven padre de dos hijos, ahora tiene más tiempo para pasar con ellos y ser voluntario como bombero en su comunidad. “Soy bombero para ayudar a la gente”, explica Esteban antes de hablar de su familia. “Esto es todo para mis hijos, todo mi trabajo es para ellos y un día todo será de ellos. No podría estar más feliz con la central de beneficio”.

La historia de Luis cuenta que ahora puede transmitir su pasión por la pesca a su hijo Mathias, con quien comparte más tiempo al aire libre. Otra ventaja de la central de beneficio es que ha mejorado las prácticas de manejo del agua y ayudó a limpiar los ríos de la zona: “Antes, si querías ir a nadar en el río, debías dejarte puestos los zapatos, así de contaminado estaba. La central de beneficio ha tenido un gran impacto en la comunidad, estamos ayudando a mantener los ríos limpios y preservar el medio ambiente”.

Comentarios