“Aprender a la velocidad de la tecnología”: Tomás Escobar

Recientemente, se llevó a cabo Converge: Cognitive, Digital & Beyond!, un evento organizado por Globant, en el que speakers nacionales e internacionales exploraron las nuevas tecnologías y cómo abordar la transformación digital y cognitiva en las organizaciones.

acámica
Tomás Escobar, CEO Acámica.

Uno de los invitados, y con quien tuvimos la oportunidad de conversar, fue Tomás Escobar, CEO de Acámica, la escuela online para “trabajadores del futuro”. Escobar es un apasionado por la tecnología e internet. En 2009, fundó Cuevana, sitio web dedicado a la distribución de producciones de cine y televisión a través de la web. Más tarde nació Acámica, que desde 2013 ha estado formando profesionales digitales junto a empresas líderes de la industria.

Esto fue lo que dijo a P&M sobre Acámica, la educación y la tecnología.

A qué se refiere el “Aprender a la velocidad de la tecnología”, nombre de la charla dictada en Converge.

Vivimos en una era marcada por los constantes avances tecnológicos, que provocan disrupciones en industrias enteras, demandando cada día más talento y habilidades digitales modernas. Lamentablemente, el sistema educativo tradicional no puede adaptarse lo suficientemente rápido para aprovechar todas las oportunidades creadas por la innovación y la tecnología. El desafío para nosotros como profesionales, y para las organizaciones que integramos, es mantenernos relevantes en un entorno que cada vez cambia más rápido y exige un aprendizaje continuo.

¿Qué es Acámica y cuál es su aporte a la innovación y a la educación?

Acámica es una academia tecnológica que busca empoderar a las personas para ser protagonistas de la transformación del mundo. Buscamos acortar la brecha de talento digital en América Latina (hoy de más de 450.000 puestos), formando el talento que la industria necesita con programas modernos y ágiles, junto a empresas líderes.

Diseñamos una metodología de aprendizaje y enseñanza innovadora, donde nuestros estudiantes aprenden en base a proyectos, con el acompañamiento de mentores expertos de la industria, contenido digitalizado online y encuentros presenciales en empresas de tecnología. Todos nuestros programas están validados por empresas referentes como Mercado Libre, Globant e IBM. Nuestros egresados ya están ingresando a trabajar a estas compañías y más. Con nuestra llegada a Colombia, queremos profundizar nuestra relación con las empresas del ecosistema local y ayudar a desarrollar el talento que necesitan para crecer.

¿Cree que la educación online es suficiente para la formación de profesionales o necesita apoyarse con la educación presencial?

No vemos que el componente presencial sea algo esencial a una buena formación o experiencia. Si vemos que aquellos que buscan emular una experiencia presencial, llevándola al plano virtual en general fallan. Nosotros entendemos que necesitamos aprovechar las dinámicas y fortalezas del ámbito online para triunfar en esa modalidad.

De hecho, consideramos a nuestra experiencia online equivalente a nuestra experiencia semipresencial. La misma no se compone sólo de un puñado de videos, sino que es mucho más. Hay encuentros semanales en vivo con mentores por videollamada, aprendizaje continuo sobre proyectos prácticos, contenido digitalizado de expertos, conexión con la comunidad de estudiantes y la comunidad de tecnología.

Tenemos egresados que aprendieron exclusivamente online y hoy trabajan para grandes compañías como Globant, en grandes proyectos como Netflix.

Partiendo del sistema actual y los esfuerzos por “revolucionar” y mejorar la educación, ¿cuál cree que es el futuro de la educación? ¿Qué se necesita para que la dirección que se tome sea positiva?

Considero importante que el sistema educativo pueda modernizarse y actualizarse para motivar e inspirar a que una nueva generación aprenda las nuevas formas del mundo y se mantengan en constante aprendizaje.

Publicidad

Si vemos la educación actual a grandes rasgos, se trata principalmente de estudiar una carrera y luego ejercerla por décadas. En el futuro, esta línea será menos marcada y necesitaremos estudiar toda nuestras vidas por la velocidad a la que evoluciona el mundo. Muchas carreras se vuelven menos relevantes en muy poco tiempo. Necesitamos poder aprender y desaprender con mucha agilidad y humildad. Cada vez se valoran más las habilidades como la autonomía, la adaptabilidad y la colaboración, que el contenido técnico, que pasa a quedar obsoleto en cuestión de tiempo.

Pese a los temas legales, como fundador de Cuevana y con el éxito que tuvo entre usuarios, ¿no se siente, de alguna forma, precursor de lo que hoy son los grandes servicios de streaming y del futuro Disney +?

Puede ser. Creo que en su momento, Cuevana demostró la demanda de los consumidores de la región por una forma más cómoda y accesible de consumir entretenimiento. Definitivamente ayudó a acelerar la transición a una distribución digital, que tarde o temprano iba a pasar, porque la tecnología ya estaba disponible para generar la disrupción en la industria.

También le puede interesar: ¿Cómo impacta la tecnología en la sociedad?

Comentarios