Inteligencia Artificial, ¿por qué las empresas temen implementarla?

Inteligencia artificial
Lucas Cardona, CEO MDS Digital.

En los últimos 10 años la innovación y la apertura a nuevos mercados ha estado vinculada con la Inteligencia Artificial (IA), que a través de análisis de miles de variables y datos, permite tomar decisiones estratégicas más efectivas para cualquier tipo de negocios.

Estimaciones del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTic) tan solo el 1,8% de las empresas colombianas utiliza herramientas de IA, lo que demuestra la gran brecha y el reto que aún deben enfrentar las compañías para vencer el escepticismo para poner enrumbar sus modelos de negocio hacia el éxito.

¿Pero qué es lo que mantiene el freno puesto? Una de las barreras con la que nos encontramos comúnmente son los datos. Algunas empresas piensan que compartir los datos significa entregar ‘el secreto de la receta’ a la competencia y en la teoría y en la práctica, no es así.

Hoy, existen mecanismos para hacer anónimos los datos sensibles y transferirlos de forma segura, lo que nos abre la puerta a modelos colaborativos en los que compartir esta información genera beneficios, que, de otra manera, serían difíciles de obtener.

Precisamente, este es uno de los problemas que aún persiste en los equipos de trabajo que no cuentan con información precisa a la hora de realizar sus procesos diarios, impactando la eficiencia en el mercado.

El camino de la Inteligencia Artificial

Nuestra recomendación es abrir los datos a terceros, lo cual trae grandes ventajas para ambas partes, porque así cada uno puede resolver un determinado problema a partir de datos correctos.

En líneas generales, el camino por recorrer en materia de IA es largo. Sin embargo, un elemento importante de este tema y en el que deben hacer más énfasis las compañías para obtener mejores resultados en el mercado, es la data, porque las dinámicas al interior de las organizaciones tal y como ya sucede en varios países, que han dinamizado sus procesos a través de esta tecnología.

Publicidad

El beneficio es tangible, porque se puede ser mucho más específico a la hora de ofrecer contenidos a los usuarios, pues a partir de patrones que se establecen, se logran identificar los gustos y preferencias de cada persona, lo que permite mejorar o encontrar nuevas oportunidades y modelos de negocio basado en los datos.

Por Lucas Cardona, CEO de MDS Digital y experto en Inteligencia Artificial. 

También le puede interesar: B2B, el futuro del mercadeo

Comentarios