¿Las empresas sí se están digitalizando?

La adopción de tecnología por parte de las empresas se ha vuelto común al rededor del mundo. Muchas herramientas aceleran el crecimiento de los negocios y permiten adaptarse a un nuevo escenario de mercado, por eso se están digitalizando. 

Sin embargo, según un estudio de Wunderman junto a Penn Schoen Berland, donde consultaron a más de 250 responsables senior en la toma de decisiones empresariales de marcas globales sobre la digitalización, todavía hay discrepancia entre las ideas y la acción, ya que mientras el 72% de las marcas dice enfocarse en el futuro, el 70% no resignará utilidades a corto plazo pensando en un horizonte que hoy ven lejano.

Publicidad

Los directivos encuestados reconocen la brecha entre detectar los desafíos actuales y crear nuevas oportunidades. Por eso, no sorprende que el 56% se sienta insatisfecho con la inversión realizada en materia de data. Además, el 62% se ve incapaz de convertir esos datos en insights o en una acción. Aún más, a nivel comunicación, el 68% no usa esa información para crear mensajes relevantes que lo ayuden a crear marca.

“Muchas empresas consideran a la tecnología como una solución mágica y total. Aún conservan un modelo de silos, con poca interacción y mucha verticalidad, y piensan en términos de productos y canales. Hoy en día la tecnología nos permite organizarnos de otra manera: centrándonos alrededor de las necesidades. Tenemos la capacidad de entregarle al consumidor aquello que quiere en el momento en el que más lo desea. Pero esta posibilidad requiere una nueva forma de pensar: con nuevas estructuras y estrategias, todas ellas ya preparadas para el futuro y con el foco puesto en las personas”, aseguran desde Wunderman.

Detrás de la fachada ¿cuáles se están digitalizando?

Según el mismo estudio, las fintech son las empresas que más avanzan en esta cuarta revolución. Mientras tanto, la industria del retail, el consumo masivo y los cuidados de salud están a la retaguardia. En mejor posición están las de telecomunicaciones y las de tecnología, aunque, sólo el 32% cree que está al día en los avances tecnológicos.

digitalizandoLa transformación de los hábitos de compra y pago es una realidad. El 65% de las compañías consideró no estar lista para responder ante las necesidades de los consumidores que están en constante evolución. En este escenario, las Pymes y las que realizan transacciones en línea están retrasadas en cuanto a la digitalización. Muchas cuentan con aplicaciones, pero pocas pueden ofrecer soluciones online 100%.

Observación y cambio cultural

La transformación digital exige unificar los mensajes para que las áreas de la organización trabajen por un objetivo común. A esto se suma poder darle al cliente (ya sea B2C o B2B) una experiencia virtual a lo largo de toda la cadena de las operaciones. Para esto se vuelve imperioso recurrir a la automatización, que se consigue con herramientas como inteligencia artificial o machine learning.

De acuerdo con Julián Mercado, gerente general de Wunderman Colombia, los procesos de transformación digital van más allá de incorporar plataformas y sistemas de información sofisticados. En realidad se trata de una transformación cultural que aparece fruto de las necesidades y hábitos de la vida moderna. Es imperativo que las empresas respondan a este cambio en la cultura. “Debemos enfocarnos en diseñar servicios e incorporar tecnología que modernice la interacción entre la marca y las personas. El resultado es la coherencia entre los objetivos de negocio y la forma en que vivimos hoy”, concluye Mercado.

También le puede interesar: Cómo implementar big data en una estrategia de mercadeo

Comentarios