Viajeros Millennials: las verdaderas experiencias están fuera de casa

A propósito de la Vitrina Turística que desarrolla la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo, Anato, que se lleva a cabo en Bogotá el 1,2 y 3 de marzo, Nielsen publicó el Estudio global de viajeros Millennial  el cual reveló que esta población se enfoca en las experiencias personales. Y para muchos, esas experiencias ocurren lejos de casa. En particular, los Millennials están muy interesados en viajar. De hecho, viajan más que cualquier otra generación, incluidos los baby boomers.

Fotografía de viajeros cansados en aeropuerto. Startups prometen solucionar esta sicuación.
Los millennials están viajando mucho más que los baby boomers puesto que su convicción es que las mejores experiencias se viven fuera. 

En el estudio global de viajeros Millennial, más del 50% afirmó que toman dos viajes de “larga distancia” (con vuelos de 6 horas o más) cada año y un tercio dijo que toma cuatro viajes de larga distancia por año. Con tanta frecuencia de viaje, los Millennials ahora representan tanto como el 50% de los compradores totales del mercado de viajes al por menor.

Como una generación que quiere tener el control de las experiencias que vive, los Millennials están fuertemente impulsados por búsqueda – búsqueda de la experiencia correcta que se ajuste a su estado de ánimo, a sus intereses y personalidad.

Lo que invierten los viajeros Millennials

Cuando se trata de viajar, los Millennials se encargan de toda la planeación ellos mismos y planean un programa que muestra el costo total del viaje. Con toda esta atención en el planeamiento y en las experiencias, los Millennials generalmente buscan vuelos a bajo costo y opciones de alojamiento peer-to-peer, es decir a través de intercambio o alquiler, en vez de reservar en un hotel.

“El turismo se ha democratizado. Ahora todos viajamos y todos tenemos acceso a través de dispositivos digitales. Lo positivo de esto es que están creando una cultura de viaje. Estas cosas nacen de una nueva cultura. Sin embargo, hace falta regulación en este aspecto que proteja más al viajero”, afirmó Verónica Sevilla, gerente general de Quito Turismo.

Publicidad

Teniendo un presupuesto estimado para su viaje y alojamiento, los viajeros Millennial normalmente dejan libre dólares que pueden usar en indulgencias a lo largo de sus viajes, incluyendo compras por impulso y antojos personales.

 

Esta disposición a la indulgencia presenta una oportunidad para las tiendas de viaje que venden artículos de lujo. De hecho, el estudio reciente de Nielsen sobre Viajeros Millennial Globales encontró que más del 63% compró un producto Premium o de lujo en las categorías de relojes, joyería, ropa, bolsos, accesorios o licor durante el año pasado. Adicionalmente, otro 4% dijo que planeaba hacer una compra Premium o de lujo pronto. Y cuando se les preguntó sobre la razón por la que visitan laszonas de compras después de pasar a través de los puntos de seguridad de los aeropuertos, comprarse un antojo es citado casi un tercio de las veces.

Pero los Millennials no sólo están comprando mientras se dirigen a sus casas después de un viaje. En muchas ocasiones, están igualmente ansiosos por comprar en su camino fuera de la ciudad además de comprar cuando se dirigen a casa.

Los Millennials no son la simple representación de otra generación. Sus preferencias únicas los hacen diferentes a generaciones anteriores. Al mismo tiempo, esta unicidad significa que la industria de viajes tendrá que ajustarse para satisfacer sus necesidades y deseos específicos, especialmente cuando se trata de venta por menor.

 

Comentarios