Un ”Paraíso Oculto” que está atrayendo la atención de marcas extranjeras

Un Paraíso Oculto lleno de diferentes especies de flora y fauna es lo que se esconde en las selvas de la amazonía colombiana. Un lugar plagado de enigmas, pintorescos paisajes y exóticos animales que para muchas personas que la visitan la zona les resultan sorprendentes.

paraíso ocultoEse es el panorama que esta parte de Colombia ha venido descubriendo después de terminar un conflicto armado que duró más de cinco décadas y que ha dejado  un gran número de victimas.

Publicidad

Es por eso que la marca estadounidense Fruits of Amazonia, comercializadora creada en los Estados Unidos de América con el fin de comercializar productos cultivados en en la amazonía colombiana, ha venido desarrollando diferentes actividades con las comunidades del sur del país. Entre ellas desarrolló una estrategia de mercadeo y publicidad denominada ”El Paraíso Oculto” un documental producido por la productora colombiana, Esparta Films.

”Paraíso Oculto’

El objetivo de la campaña es comunicar y concientizar al público en general y así crear
acción con sentido social, económico y social. Se trata de un grupo de extranjeros, cineastas y viajeros quienes descubren en esta pieza audiovisual de una hora de duración, los paisajes inexplorados de esta región, en la que  sus pobladores son quienes cuentan su historia.

”La invitación con este documental es a que los colombianos protejamos esta reserva natural dotada de una riqueza única. Es un paraíso desbordante de recursos, frutos exóticos, incontables especies de fauna y flora silvestre, y una población llena de esperanza y dispuesta a cuidar este ecosistema”, aseguró Natalia Pava, directora de arte de  Esparta Films.

El estreno del documental será el 1 de diciembre de 2017 y será proyectado en las pantallas de Cine Colombia. Además hará parte de la estrategia digital de Fruits of Amazonia y Esparta Films.

También le puede interesar: Qué son las campañas de expectativa.

El resultado de este proyecto, que hoy es una realidad, es  que una comunidad desplazada
de la etnia indígena Embera-chamí cuenta con 2 hectáreas de tierra para su subsistencia
siendo un ejemplo de cooperación comunitaria. Como apoyo para el sustento de esta
iniciativa también se ha comercializado el trabajo artesano de estas comunidades a
Estados Unidos y Europa, contribuyendo a su desarrollo y progreso.

Comentarios