Editorial: ¿Medios de comunicación sostenibles sin publicidad?

medios de comunicacion sostenibles

La visita a nuestras oficinas de Eduardo Garcés, gerente general del diario El Espectador (Comunican S.A.), para explicarnos por qué han sido noticia por estos días, nos dejó bastantes e interesantes reflexiones sobre los medios de comunicación impresos en Colombia a la hora de monetizar sus audiencias y empezar a cambiar el concepto cultural de la gratuidad. Esta marca con más de 130 años decidió que era hora de dar un nuevo paso adelante e incursionar sin dudarlo en nuevos modelos de generación de ingresos (paywall o muros de pago) que invitan al lector a pagar por acceder a más contenido digital después de haber consumido un determinado número de artículos.

De los medios de comunicación impresos se ha venido especulando mucho, sobre todo que desaparecerán muy pronto y que se volcarán con su contenido al mundo digital. En días pasados, Mark Thompson, CEO de The New York Times[1], uno de los diarios más influyentes del planeta, expresó que la versión impresa de este periódico seguiría existiendo por al menos 10 años más; esto se traduce en una revelación para una marca con más de 160 años de vida. La estrategia moderna de los diarios como el NYT ahora le apunta a vivir del lector, no del modelo tradicional de la publicidad, como bien ha venido sucediendo desde que Johannes Gutenberg inventó la imprenta.

¿Cuál es el reto de los medios? Evidenciar que su contenido tiene un valor y que, en cualquier momento, quien lo aprovecha debe estar dispuesto a pagar por este de forma moderada y justa, y eso se logra gracias a la economía compartida. Sí hay un mercado para eso y se está empezando a ver; llegó el momento de cobrar una cifra razonable para que las industrias de generación de contenido sean sostenibles y el periodismo serio y riguroso, el que verdaderamente informa y educa, perdure.

Publicidad

Lo interesante de este modelo de negocio es que permite a estas industrias seguir contratando personal, comprar equipos y llevar al papel (entre otros gastos) contenido que le genere valor al lector. Sin lugar a dudas, somos mercados muy diferentes cultural, económica y socialmente, si nos comparamos con los referentes internacionales, pero hay que destacar la valentía del diario El Espectador, que decidió dar el paso adelante en nuestro país y empezar a cobrar a sus lectores cuando hayan consumido 21 contenidos digitales.

Lo positivo de este modelo de negocio: los departamentos editoriales se hacen cada vez más exigentes, se les sale al paso a las noticias falsas, se crea un nuevo ingreso, se empieza a educar de forma distinta al lector, se le da más valor al contenido analizado a profundidad por profesionales de la comunicación, se empieza a preparar el terreno si definitivamente el impreso llega al final, nos invita a los medios a reinventarnos para dejar de hacer las cosas de la forma como venimos haciéndolo hace años y recuperar la confianza del lector.

Por fin, un medio impreso en Colombia dijo que ya es hora de empezar a cambiar ese hábito cultural de la gratuidad. No sabemos qué resultado arrojará, pero buenas cifras de crecimiento digital se ven en el futuro de los medios impresos y digitales.

También le puede interesar: ¿Las audiencias aportan más que los anunciantes? Análisis con el gerente de El Espectador

[1]  Simon Dumenco (February 13, 2018). New York Times print edition will still exist for ‘at least 10 years,’ says NYT Co. CEO. AdAge. Disponible en: http://adage.com/article/media/nyt-print-edition-exist-10-years-ceo/312356/

Comentarios