Tecnología y moda en aplicaciones móviles

moda-y-tecnologia

La manera en que la tecnología cambia la forma en que hacemos compras, o las hacen por nosotros, es cada vez más sorprendente. A través de aplicaciones ya se puede determinar el estado de ánimo, combinaciones de atuendos, y patrones de compras. La experiencia de compra en línea y en punto de venta cada vez es más tecnológica, y cada vez estaremos más invadidos por estas grandes ayudas o invaciones en el mercado.

Publicidad

Estado de ánimo de los compradores con reconicimiento facial

Existe software ya en el mercado (como Eyeris’s Emovu, NEC’s Neoface o Eyesee) que está siendo utilizado por grandes marcas y centros comerciales para determinar el sexo, la edad o la raza de los potenciales clientes que visitan sus tiendas. Incluso qué prendas miran y si sonríen o ponen cara de desagrado ante ellas. En casos más avanzados, se puede determinar la persona exacta de la que se trata y cruzar los datos con los que se hayan proporcionado con anterioridad (por ejemplo, a través de tarjetas de fidelización): así se podría saber con qué frecuencia alguien visita una determinada tienda, cuándo fue la última vez que ocurrió, qué compró en aquella ocasión e incluso si alguna vez fue descubierto robando. 

Calcular qué prendas amortizamos y cuáles han sido una pérdida de dinero

¿Cuántas prendas se tienen en el armario que jamás son usadas, aunque hayan costado un dineral? Aunque también ocurre todo lo contrario: aquella ganga que compramos pensando que nunca nos pondríamos y hemos amortizado temporada tras temporada. Closet+ (disponible para iOS) permitirá conocer cuánto partido se ha sacado a la ropa. Incluyendo el precio de cada prenda y marcando cuántas veces lo usamos para que la app marque automáticamente cuánto la hemos amortizado. Además, incluye un calendario para planear futuros outfits o incluso para hacer las maletas.

Un estilista 24 horas a disposición

PS Dept, disponible para iOS, es la app para quienes no pueden pagar un personal shopper. Da acceso a consultores de moda veinticuatro horas, los siete días de la semana. Tanto para diseñar un outfit completo como para para buscar una pieza en concreto, la app pone en contacto con estilistas de grandes marcas, de forma gratuita, cuyas prendas recomendadas podremos comprar directamente a través de la propia aplicación.

Una oportunidad para ganar dinero con los outfits

21Buttons, la app disponible para iOS y Android, que permite a los usuarios ganar dinero con sus outfits diarios. Tan simple como hacer lo mismo que miles de personas hacen a diario en redes sociales como Instagram, con la diferencia de que a los estilismos se añaden los links de compra de las diferentes prendas, lo que permite a los influencers ganar dinero con los clics del resto de usuarios.

Un Tinder para los zapatos

Cuando una aplicación es conocida como ‘el Tinder de los zapatos’, no hay que perderla de vista: Stylect (disponible para iOS y Android) permite a los usuarios elegir entre aproximadamente 50.000 modelos de zapatos, desde piezas de diseñadores como Manolo Blahnik a zapatillas deportivas, y filtrarlas por colores, estilos o precios. También se puede comprar directamente desde la app o hacer listas de futuras compras públicas o disponibles solo para el usuario que las ha creado.

Probarse ropa a los vuelos

Fitle (disponible para iOS y Android) es la app que puede revolucionar la manera en que nos probamos ropa. Permite que, a partir de fotografías tomadas con la cámara de nuestro teléfono, creemos un avatar para probarnos la ropa virtualmente. De esa manera, nos ahorraremos las engorrosas esperas en los probadores y la limitación de prendas. Podremos vernos con cada una de las prendas elegidas desde todos los ángulos y decidirnos a comprar… o no.

Buscar combinaciones de color de… cualquier cosa

Para aquellos que no saben combinar colores, Snap Colourpop (disponible para iOS y Android) es la app definitiva. Haciendo una foto a una determinada prenda o complemento, Snap Colourpop buscará combinaciones del color exacto. Aunque siempre es posible encontrar opciones más divertidas, como fotografiar la comida y comprar ropa a juego con ella (y, aunque parezca increíble, esta opción parece estar triunfando).

Comentarios