La confianza del consumidor no avanza en Colombia según Nielsen

El Índice de Confianza del Consumidor de Nielsen en Colombia terminó el año en 90 puntos, de acuerdo a la medición del cuarto trimestre de 2016, y se mantuvo sin cambios frente al periodo anterior. El resultado continúa por debajo de la línea de optimismo de 100, pero es la segunda mejor confianza en Latinoamérica, después de Perú.

Según la más reciente Encuesta Global sobre Confianza del Consumidor, Preocupaciones e Intención de Compra, realizada vía online en 63 países, ningún país de la región tuvo una mejoría relevante. Se presentaron incrementos de 1 y 2 puntos en Brasil (85) y Argentina (75) respectivamente. Venezuela se mantuvo en 57, mientras que Perú (96), Chile (78) y México (86), tuvieron disminuciones. Perú sigue posicionado como el país con mayor estabilidad de la región, a pesar de su disminución de 8 puntos.

Finanzas personales positivas, futuro laboral incierto

En los últimos tres meses del 2016 la percepción de los colombianos encuestados frente a sus finanzas personales para los próximos 12 meses, se mantuvo estable. El 48% piensa Síguenos en: que serán buenas (-8 vs. trimestre anterior), aunque el 15% considera que serán excelentes(+6 vs. periodo anterior). Esta percepción se enfrenta al 34% que considera que no serán tan buenas o que serán malas.

Respecto a la perspectiva de los colombianos sobre su situación laboral, aunque se presentaron ligeras variaciones positivas, sigue persistiendo la incertidumbre. 4% (+3) piensa que sus perspectivas de trabajo en el próximo año serán excelentes, el 20% (-4) cree que serán buenas, en cambio el 56% (-2) demuestra dudas y el 19% (+2) piensa que definitivamente serán malas.

Teniendo lo anterior como contexto, las mayores preocupaciones de los consumidores consultados en línea, al finalizar el año presentaron algunos cambios. La estabilidad laboral (41%), la economía (30%) y las deudas (20%), siguen liderando la lista sin mayoresvariaciones. Sin embargo, como cuarta mayor preocupación vuelve a entrar al top 5 el incremento en el precio de los alimentos (19%), dejando al crimen en el quinto lugar con 14%.

Cautela frente al gasto: una constante

Según Juan Felipe Saavedra, Gerente General de Nielsen Colombia “Los resultados de la consulta a los consumidores en nuestro país sobre la confianza y la intención de gasto son fiel reflejo del ambiente económico y político del país al finalizar 2016. A pesar de que fue durante el cuarto trimestre cuándo los colombianossintieron el mayor impacto en su bolsillo de los aumentos de precios del año, originados por los fenómenos climáticos, el paro camionero, la tasa de cambio, entre otros factores; también en este período comenzaron a recibirseñales positivas como la baja en la inflación y en las tasas de interés.”  Agrega el líder de Nielsen Colombia “Esta mezcla de señales, en ocasiones contradictoria, llevó a cerrar el año con niveles de confianza moderados, pero es evidente la pérdida del impulso que originó la ganancia de 8 puntos desde el primer trimestre.”

Publicidad

A pesar de que el trimestre anterior la percepción negativa había disminuido un poco, la mayoría de los colombianos consultados considera que es una mala o no tan buena época para comprar lo que quiere o necesita (67%), frente al 33% que siente que es un buen o excelente momento para gastar, comparado con 36% del segundo cuarto de 2016. El último trimestre de 2015, el 40% de los colombianos encuestados veían el momento, adecuado para comprar.

Debido a que la estabilidad financiera representa el mayor motivo de desvelo para los colombianos, saber distribuir el dinero sobrante es muy importante para los encuenstados. Después de pagar los gastos básicos, lo participantes expresaron que su prioridad es ahorrar (52%). Pagar deudas resultó ser la segunda en importancia (36%), cinco puntos más que el trimestre anterior. Mientras que entretenimiento fuera de casa se ubica en el tercer lugar con 29%.

El 77% de los colombianos encuestados vía online respondió que ha cambiado sus hábitos de consumo para ahorrar -igual que el trimestre anterior-, pero 4% más alto que en el mismo periodo de 2015. Así, subiendo del tercer lugar, cambiarse a marcas más económicas de comestibles vuelve a ser la primera opción de los participantes en cuanto a reducción de gasto (51%). Otras de las estrategias contempladasson menos comidasfuera de casa (49%) y comprar menos ropa nueva (46%). Un 44% también decide reducir el entretenimiento fuera de casa, que era la segunda opción el periodo pasado, mientras que un 41% intenta ahorrar en gasolina y electricidad.

Según los resultados del estudio de Nielsen, si las condiciones económicas mejoran, los colombianos seguirían comprando marcas más económicas (37%), ahorrando en gasolina y electricidad (32%), y comiendo menos fuera del hogar (32%).

Comentarios